Síguenos

Clint

Un año más volvemos con el evento deportivo del año para los estadounidenses y una buena parte del mundo: la Super Bowl XLVI celebrada ayer, que reunió anoche a algo más de 102 millones de espectadores frente a las pantallas de la NBC con el partido entre los New England Patriots y los New York Giants.

En el mundo publicitario, este evento es una tradición mítica. Marcas, agencias, profesionales del sector y todo tipo de espectadores esperan el momento de verse todos los bloques publicitarios, esperando ser sorprendidos por constantes dosis de creatividad por parte de cada una de las marcas que deciden pagar las millonarias planificaciones. Es como nuestro clásico spot anual de Freixenet elevado a potencias americanas y vamos a ver qué tal fue este año.

1. Bud Light: Rescue Dog con Weego


Comenzamos con Weego, un pobre perro destartalado que ademas de ser el mejor amigo del hombre, consigue cervezas de la marca cuando se le llama. El verdadero alma de las fiestas, explotado y gracioso como ninguno, llega a su momento cumbre cuando le toca traer un barril de cerveza. Es gracioso y la campaña tiene un fin de “salvar a los perros”, pero no puedo dejar de percibir la hipocresía insoportable que también nos vende: salvémoslos, pero seguirá siendo un chucho callejero muy gracioso trayendo cerveza que no puede disfrutar. Porque es un perro.

2. Chrysler: It’s halftime in America con Clint Eastwood


Chrysler ha sabido acariciar el talón de Aquiles americano. Una petición de unión, republicanos y demócratas, una leve lectura de cartas del estado del país, salvajemente de pasada pero suficiente como para actuar a modo de dosis de recuerdo de la crisis económica y el occupy social, en el que sólo unidos pueden arreglar los problemas. Patriotismo, Clint Eastwood mediante.

3. Volkswagen: Un perro a dieta y un jurado que no podía ser otro


Tenía mucha curiosidad por saber que haría Volkswagen este año. El nivel del año pasado dejó el listón inesperadamente alto. Para 2012 la marca ha optado por darle continuidad a la generalizada línea canina, poniendo a dieta a un perro que acaba siendo tan rápido y eficaz como uno de sus coches. Aunque lo mejor es el final. Un jurado cuya valoración sobre la originalidad es estupenda.

4. Coca Cola: Vuelven los clásicos Osos Polares


La marca de la bebida de la felicidad ha querido recuperar un clásico, y cómo clásico que es me ha parecido bonito volver a verlo en las pantallas. Con final feliz y con el triunfo del valor de la competición sana.

5. Pepsi: No. Pepsi for all


Pepsi sigue apostando por la música y para ello ha recurrido a otro recurso también visto en las creatividades de esta Super Bowl 2012: los talent shows. Un spot que cuestiona la supremacía del jurado, popular,

Lo peor lo marcó…

Este año la cosa no ha variado especialmente frente al anterior, y lo cierto es que seguimos hablando de falta de creatividad. De sorpresa. De humor. No es en absoluto hacerlo fácil y ser original es un valor que no suele repetirse año tras año.

Como suele ocurrir, no han faltado los de GoDaddy apelando al absurdismo viril más profundo con el “registra un nombre bajo nuestros pechos mira cómo tu negocio comienza a crecer” o la descafeinada campaña mundial de H&M con un Beckham bien entrado en años y su nueva línea de underwear bodywear entre tatuajes y arrugas. Por muy estupendos que sean sus calzoncillos, es sosa.

Además del grande Clint, el momento del show no-deportivo estuvo protagonizado por el halftime de una Madonna por la que no pasa ni el tiempo ni el viento, pese a ir acumulando más años que un gnomo. Genial su capacidad de reutilizarse, revivirse y saber alinearse con la fama emergente del momento, como los LMFAO. Y hacernos disfrutar cada año que pasa con su propia historia.

¿Qué os ha gustado más a vosotros?

En ¡Vaya Tele! | Los mejores anuncios de la Super Bowl 2011

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios