El encantador de perros

Visto y oído, el magazine vespertino de Cuatro, termina esta semana después de no haber conseguido convencer a la audiencia en los algo más de tres meses que lleva en antena, y su hueco lo cubrirá, a partir del lunes, El encantador de perros, uno de los programas que mejor le funciona a la cadena los fines de semana (incluso han emitido una versión británica más tipo Supernanny).

En España estamos empezando a tener una muestra del gran éxito del que disfruta César Millán en Estados Unidos, donde sus libros son best-sellers y ha llegado a aparecer en sendos capítulos de Entre fantasmas y Bones. El estilo californiano y accesible de Millán hace que, de algún modo, te quedes enganchado viendo el programa, un programa en el que, más que reeducar a los perros, lo que Millán acaba haciendo es psicoanalizar a sus dueños y cambiar sus hábitos.

Podremos burlarnos del programa, de los dueños incapaces de controlar a sus perros, de la filosofía new age con la que Millán se acerca a cada caso, pero de verdad que tiene algo, de alguna extraña manera consigue conectar con el espectador, sobre todo en esas horas en las que no estás por la labor de pensar mucho. Es probable que Cuatro acierte por fin y no tenga que recuperar las repeticiones de Friends o Embrujadas (no, por favor, otra vez no).

¡Vótalo!

Editores 7

Comunidad 6,8

Actividad de la comunidad