Sigue a Vayatele

Logo de NBC

Podrías adornarlo con palabras, pero lo cierto es que NBC lleva años hundida en la miseria que ellos mismos se han buscado. Sin embargo, eso no ha sido siempre así, ya que hace una década partían la pana gracias al éxito de series como ‘Friends‘ o ‘Urgencias‘, pero la primero no tardó en llegar a su fin y la segunda fue perdiendo espectadores – de la décima a la undécima perdió casi cuatro millones de espectadores y otros tres desde esta última hasta la duodécima- , aunque la cadena tuvo que mantenerla porque sus otras grandes apuestan iban fracasando una detrás de otra.

La lectura positiva para el espectador del hundimiento de NBC es que eso permitió que propuestas como ‘Chuck‘ durasen hasta cinco temporadas cuando en condiciones normales suerte hubiera tenido de llegar a la segunda. ‘Parks & Recreation‘ o ‘Community‘ son otros ejemplos de series que en una network normal hubieran muerto a las primeras de cambio. ¿Nos conviene entonces que la NBC sea el hazmerreir, recibiendo críticas constantes por parte de ‘30 Rock‘, otra serie que tampoco es que brille demasiado en términos de audiencia? Yo creo que sí, pero parece que NBC ya están viendo la luz al final de camino.

Tenemos que remontarnos a hace 3 años para ver los comienzos de nuevos aires en la NBC, ya que el dúo formado por Jeff Zucker y Ben Silverman estuvo a nada de hundir sin remedio a la cadena. El primero en abandonar el barco fue Silverman pocos meses antes de que Comcast se hiciera con el control de la empresa, algo que aprovecharon meses después para ofrecer una suculenta indemnización económica al primero para que se largase. Estos cambios, anodinos para el simple espectador de series, han sido claves para que NBC haya dado los primeros pasos hacia el éxito bajo el liderazgo de Bob Greenblatt, pero mejor entremos a hablar más en profundidad de los últimos logros de la cadena,

Una victoria engañosa

Hace unos días saltaba la noticia de que NBC había sido la network número 1 de Estados Unidos en los últimos sweeps en los ratings – la primera vez que lo logran desde el 2003-, que es lo que realmente interesa a una cadena para conseguir vender su publicidad a unos precios más elevados. No pasa lo mismo en número total de espectadores, pero a los anunciantes no les importan lo más mínimo los gustos de las personas que no forman parte de ese grupo de edad, algo ilustrado perfectamente en un momento del episodio ‘Lisa contra Stacey Malibu’ de ‘Los Simpson‘ que podéis ver más arriba.

El problema es que esa victoria de NBC es un tanto engañosa y muy poco representativa de la realidad, ya que desde la propia compañía no dudaron en decir que esperaban conseguir la network número 3 de Estados Unidos a finales de temporada. ¿A qué se debe esa aparente contradicción? Si dejamos de lado a ‘Sunday Night Football’, la joya de la cadena – el año pasado incluso consiguió superar en ratings a ese monstruo llamado ‘American Idol‘- desde que se lo birlaron a ABC en 2006, hay un par de producciones que merecen especial atención.

El caso ‘Revolution’

Imagen de 'Revolution'

Mi compañera Marina ya comentaba ayer en su artículo sobre ‘Revolution’ que la NBC ha decidido que se vaya de hiato. Esto es una práctica habitual en Estados Unidos, pero lo que no lo es tanto es que éste sea de prácticamente 4 meses – del 26 de noviembre de este año al 25 de marzo de 2013- , una decisión terriblemente cuestionable. ¿Por qué? Pues porque las series de estreno son las más frágiles a parones tan prolongados a mitad de temporada, ya sea porque el espectador se olvida de la existencia de la serie, porque ya estaba sufriendo para seguir viéndola o, bueno, hay multitud de posibilidades, pero es algo relativamente usual.

Para que os hagáis una idea, ‘Revolutionrozó los 12 millones de espectadores con su episodios piloto, bajando hasta los 7 en el penúltimo episodio emitido – la mid-season finale remontó casi 2 millones de espectadores- , una senda similar a la que tuvo la infame ‘FlashForward‘, que también tuvo un parón de cerca de 4 meses y fue perdiendo más espectadores tras el mismo hasta ser finalmente cancelada. Algo similar pasó también en el caso de ‘The Event‘, la cual también remontó en su mid-season finale, pero acabó despeñándose tras volver del parón. ¿Es ése el futuro que le espera a ‘Revolution’, el mayor éxito en ficción dramática de NBC desde ni se sabe cuándo?

La importancia de ‘The Voice’

The Voice

Lo cierto es que la victoria en los últimos sweeps de NBC no hubiera sido posible sin el gran éxito de ‘The Voice’, con la que no tienen problema en abusar todo lo que se pueda, algo que ya padecemos con Telecinco en el caso de su versión española. El problema es que NBC va camino de desgastar antes de tiempo un formato que seguramente caduque en cuanto otra cadena se arriesgue con otro reality musical diferente. Por ahora, supera holgadamente los 10 millones de espectadores y el 4 en ratings, siendo el gran punto de apoyo para sostener a ‘Revolution’ los lunes y a ‘Go On‘ y ‘The New Normal‘ los martes.

De hecho, el extenso hiato de ‘Revolution’ llegará a su fin coincidiendo exactamente con el comienzo de la cuarta edición de ‘The Voice’, siendo esto lo que puede salvar a la primera, pero también seguir quemando a la segunda hasta que la NBC vuelva a hacer aguas. ¿Conseguirán nuevas propuestas como ‘Hannibal‘, la poco estimulante serie sobre Hannibal Lecter, mantener esta tímida línea ascendente basada en el éxito de un único programa o todo ha sido un espejismo? Sólo el tiempo lo dirá, pero yo tengo bastante claro que NBC va a tener que hacerlo mucho mejor si realmente quiere recuperar su gloria de antaño.

En ¡Vaya Tele! | Comcast se hace con NBC, ¿cambios a la vista?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios