The Amazing Race

Cuando el sindicato de guionistas convocó a sus miembros a la huelga, allá por el mes de noviembre, confiaba en ofrecer una gran demostración de fuerza y unidad o, como ellos mismos decían, golpear a los estudios con intensidad y lo antes posible para que se retomaran las negociaciones y el conflicto pudiera resolverse antes de que acabara 2007. Quizás el WGA subestimó a los grandes estudios, que parece que no se tomaron demasiado en serio las breves negociaciones de diciembre, que abandonaron ya con la idea de plantar a los guionistas hasta, al menos, el próximo mes de febrero.

La cancelación de la gala de los Globos de Oro, el regreso de los late night sin sus guionistas y los despidos y coacciones de los estudios a sus trabajadores (sobre todo electricistas, carpinteros, administrativos…) han ido cayendo como jarros de agua fría sobre el WGA desde que empezó 2008, pero lo peor todavía estaba por llegar. Y es que los realities que las cadenas han estrenado esta semana para sustituir a las series, como la nueva entrega de The Amazing Race, están funcionando muy bien, tanto, que los nuevos Gladiadores Americanos de la NBC ya están renovados con sólo un capítulo emitido.

El panorama, de pronto, pinta mucho más negro para el WGA. Ben Silverman, ejecutivo de la NBC, ha llegado a decir que “en cualquier otro país del mundo, la mayoría de la programación de prime-time es no guionizada… Esos horarios pueden haberse perdido para los programas guionizados. Si eres un guionista, no quieres matar la gallina de los huevos de oro, pero la CBS puede llenar tres horas a la semana con Gran Hermano por cinco dólares”.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad