Grupo Secuoya inyectará 10 millones de euros al sector audiovisual

Síguenos

grupo secuoya

Corren malos tiempos para todos y el sector audiovisual no es una excepción. Es de hecho un sector que pasa por uno de sus peores momentos, con una caída en picado de la inversión publicitaria que ha afectado a las parrillas de las cadenas, con una monumental crisis que ha transformado la televisión pública y una realidad audiovisual que pasa por una era de cambio radical, de evolución y transformación en la forma de consumo y de multiplicación de la oferta.

Ante ésta situación, el Grupo Secuoya ha decidido destinar 10 millones de euros a la financiación de proyectos de ficción y entretenimiento de otras productoras y dinamizar así el sector audiovisual. La idea es que esta iniciativa, llamada Plan Dinamo Audiovisual, considere formatos presentados por los productores de contenidos y asigne la inversión a aquellas propuestas interesantes y de calidad.

Facilitando el arranque de las producciones

En el proceso de desarrollo de un nuevo formato requiere una inversión inicial que habitualmente asume la productora. Ese proceso suele incluir gran parte de la pre-producción de un nuevo proyecto, que suele incluir cosas como el desarrollo del argumento de una serie y algunos guiones, el proceso de casting, procesos de localización, diseño de producción, búsqueda de acuerdos internacionales, asuntos jurídicos, administrativos y gestiones de servicios técnicos… es decir, todos esos aspectos que perfilan un formato y sobre las que una cadena toma la decisión de seguir o no adelante.

Todos esos procesos requieren de profesionales e infraestructuras para llevarlos a cabo y la intención de la PDA es proporcionar la financiación necesaria para poder desarrollar esos procesos de tal forma que lleguen a cerrar un acuerdo de emisión con la cadena. El Grupo Secuoya se convierte así en un coproductor nacional, que por supuesto se guardará derechos sobre los títulos financiados, cuya intención es dinamizar un sector completamente estancado.

Es una gran iniciativa. Es triste ver cómo grandes productoras han reducido su nivel de producción, contibuyendo asi a empeorar la situación laboral de un sector que siempre ha sido bastante precario en este aspecto, pero no puede ser la única medida que tome la industria audiovisual española.

Un cambio necesario en la industria

Debemos hacer ventajas de los cambios que está sufriendo el mercado internacional. Estamos siendo testigos de la mutación en los patrones globales de la televisión, de cómo los países nórdicos marcan tendencia con sus series oscuras, policíacas y de suspense, de cómo Israel exporta ya como norma formatos que son adaptados en los mercados televisivos más importantes. Esta compra-venta de contenido televisivo era la evolución lógica y necesaria de una industria audiovisual cada vez más globalizada y ya es hora de que nos subamos al carro.

Sí, el primetime español es muy distinto. Cadenas han intentado configuraciones más parecidas a las prácticas de otros mercados sin demasiado éxito, pero hay que seguir buscando la fórmula. Poco a poco las coproducciones televisivas se hacen más habituales pero más por temas de financiación que por una mirada a formar parte de ese mercado internacional. El sector puede valerse de este dinerito fresco para aprovechar y replantearse los modelos de negocio y agitar un poco las convenciones actuales y ese estancamiento fruto de la inseguridad.

Pasamos por un momento de inestabilidad palpable. Los estrenos de las cadenas no acaban de cuajar, la audiencia es poco fiel y ni las segundas temporadas de formatos inicialmente exitosos no captan el interés de los espectadores. La multiplicación de canales de TDT con una oferta variada han segregado a la audiencia y cada vez es más complicado crear ese importantísimo efecto cita que reúna a los espectadores a una hora en un canal.

En fin, son consideraciones a tener en cuenta cuando existe una oportunidad como esta de mejorar la situaión. En cualquier caso, que no quiero desviarme más de la noticia, el Grupo Secuoya afirma que con este presupuesto tienen capacidad para financiar cinco formatos de primetime simultáneamente, con un total anual de 14 producciones. También afirman que serán un partner silencioso, cuya intención es dar seguridad financiaera para que las productoras afronten sus proyectos pero sin participar de una forma intrusiva en ellos, una ventaja frente a otras opciones de financiación más estándar como las coproducciones o la dependencia directa de las cadenas.

Esto llega después de que su proyecto ‘Ciudad de la tele’ haya quedado totalmente estancado y olvidado. Hace casi dos años, el grupo anunció la adquisición de 20.000 metros cuadrados en los que construirían una decena de estudios de televisión y crearían cientos de puestos de trabajo, un proyecto que se pondría en marcha el tercer trimestre de 2012, pero sigue sin arrancar. Esperemos que esta nueva iniciativa de Grupo Secuoya llegue a mejor puerto y de verdad ayude a levantar el sector audiovisual en España.

En ¡Vaya Tele! | La mala audiencia actual de la ficción nacional ¿bache o tendencia?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios