Sigue a Vayatele

Picket Fences

De 1992 a 1996, la CBS puso a prueba,tal vez inconscientemente, a su audiencia de prime-time de los viernes con ‘Picket Fences‘, una serie que era muchas cosas, pero ni sencilla ni amable ni mainstream pueden estar entre sus adjetivos. Como si de un Twin Peaks ambientado en un pueblo mucho más amable se tratase, la serie de David E. Kelley tuvo el recibimiento de público frío que tal vez podía esperarse pero también una rotundidad crítica que mereció.

Y todo porque en un pequeño pueblo de Wisconsin, el sheriff Jimmy Brock (un gran Tom Skerrit) tenía que ocuparse de desentrañar los violentos misterios que alteraban la convivencia de unos ciudadanos acostumbrados (más o menos) a que las vacas pariesen humanos y los alcaldes de la localidad sufriesen extraños finales, como combustión espontánea. Si eso no es marcar el tono, ya me diréis que lo es.

Si a Roma tú vas…

Pese a lo que pueda parecer por lo escrito, ‘Picket Fences’ no era precisamente ‘Millenium’, con ese tono apocalíptico y oscuro, sino que todo lo que pasaba en Roma, el pueblo donde transcurría la acción, era más parecido al inicio de ‘Terciopelo Azul’ de David Lynch: luminoso y apacible hasta que la cámara, acercándose al césped, deja ver una roja cortada.

Jimmy Brock sale de Málaga para caer en Malagón: se va de la gran ciudad para que sus hijos no se críen en un ambiente violento y va a caer en Roma, donde lo truculento está a la orden del día y los psicópatas parecen estar de convención continua.

Es muy sencillo acertar con describir el punto fuerte de la serie: es de esas “de personajes”. Parece que casi se abusa, que ya se ha convertido en tópico, pero en ‘Picket Fences’ cada papel estaba escrito con mano de hierro por Kelley, pero, como éste recordó en alguna entrevista, de manera obsesiva, como si de verdad fuesen reales y le atormentasen hasta que escribía cada episodio. Roma es como Cicely, como Twin Peaks, como la lejana Collinsport y como otras ciudades ficticias pero con carisma propio gracias a que todos los que las pueblan parecen tener algo especial.

David E. Kelley quería una serie sobre el bien y el mal, aunque en el planteamiento había tanto espacio para temas tan poco amables que ‘Picket Fences’ chocaba y mucho con lo que uno esperaba de un drama policíaco.

Un policiaco que ni siquiera era tal, puesto que casi tanta importancia tenía el sheriff como lo que ocurría en el juzgado de Roma. Allí, donde solían terminar los capítulos de la serie, es donde se acentuaba la carga moralizante, con el peculiar juez de Roma poniendo la puntilla, no siempre hacia el lado obvio. Por no olvidar a Douglas Wambaugh, uno de los mejores abogados televisivos de la historia.

Kelley ganó en ‘Picket Fences’ experiencia para sus futuras y afamadas series de abogados, también gracias a que la CBS le toleró más de lo esperado.

La acogida de ‘Picket Fences’ y el prestigio de David E Kelley

Una serie sobre muertos en frigoríficos que resucitan, sobre el Holocausto, sobre el odio extremo al diferente y sobre algunos de los rincones más oscuros del ser humano no podía caer bien. Colocada, además, en la siempre peliaguda noche del viernes era complicado que triunfase… y no lo hizo. Durante su emisión, ‘Picket Fences’ estuvo casi siempre en los puestos bajos del ranking de audiencias de prime-time, pero la CBS encontró en ella un inesperado aliado entre los críticos.

Además de ganar dos años seguidos el Emmy como mejor serie dramática y una decena de premios para sus actores, a la CBS le llovieron críticas positivas por tomar riesgos, por dar voz a temas complicados y por la astucia de David E. Kelley, que ya había ganado Emmys por ‘La Ley de Los Ángeles’ pero que acometía su primera serie en solitario. Para la cadena, por ejemplo, fue una sorpresa que actor y actriz principal triunfaran. Kelley tuvo que luchar mucho para mantenerlos y, cuando ganaron el Emmy en el primer año de emisión, la CBS le dio más espacio y libertad.

En España, ‘Picket Fences’ se estrenó tarde y con unas promos que la comparaban con ‘Expediente X’. Fue un error anunciarla así, aunque no estaban tan lejos y, de hecho, Chris Carter y Kelley propusieron a la CBS y a la FOX un cruce entre ambas en un episodio). Fue un error porque desde el piloto quedaba claro que lo sobrenatural, si lo había, estaba tratado en ‘Picket Fences’ sin ese halo megalómano, paranoico y de ciencia ficción tan de Mulder y Scully. Así que el drama íntimo y legalista con toques absurdos que es ‘Picket Fences’ no consiguió triunfar tampoco por aquí.

Ficha Técnica: Picket Fences

  • Título Original: Picket Fences
  • Género: Policiaco
  • Cadena: CBS (1992-1996)
  • Emitida en España: Antena 3
  • Disponibilidad DVD: La primera temporada en inglés; el resto, no disponibles

En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios