Sigue a Vayatele

bigbang_tbs


La estructura del panorama televisivo estadounidense, con unas cadenas grandes en abierto (las networks), unas cadenas locales pequeñas afiliadas a esas grandes y unos canales que emiten por cable, lleva a que se den métodos de emisión de programas menos comunes en países más pequeños y con una estructura televisiva menos complicada. Uno de esos métodos es la sindicación, un término que se oye mucho cada vez que cadenas y estudios empiezan a negociar las renovaciones de series que ya están llegando a la cuarta o la quinta temporada, y del que se suele decir en los mentideros televisivos americanos que es donde está realmente el dinero.

En estos meses en los que las cadenas empiezan a confeccionar sus parrillas para el próximo otoño, decidiendo qué series renuevan y cuáles cancelan y qué pilotos de los que han pedido se quedan para convertirlos en series, el término sindicación va a surgir más de una vez cuando se hable de las negociaciones para decidir el futuro de algunos programas (como ‘Community‘), pues algunos estudios pueden ser más receptivos a rebajar el precio por episodio que les piden a las cadenas si saben que van a vender los derechos de repetición a un canal pequeño. Porque, al final, la sindicación no es más que una reemisión de una serie en una cadena diferente de la que la estrenó. O no exactamente.

Segunda emisión

Hace décadas, la sindicación era una forma de que los canales locales pudieran tener programación de ficción o talk shows que no podían producir por sí mismos, así que compraban los derechos de, por ejemplo, series ya exitosas en sus cadenas originales para incluirlas en sus parrillas, teniendo así una programación más amplia. La definición que da la Asociación de Cadenas Sindicadas de Televisión es, precisamente, “un método de llevar programación a cadenas televisivas locales a nivel nacional“. La modalidad más conocida es la reemisión de series que ya han sido emitidas por las networks. Teniendo en cuenta que, en sindicación, dichas series se programan diariamente, suele esperarse a que tengan un determinado de capítulos para que su emisión sindicada no se vea rellenada con demasiadas repeticiones. El número mínimo se sitúa en 88 episodios, pero lo más habitual es que el acuerdo de sindicación no se firme hasta que no se llega a la cifra más redonda de 100 capítulos, que muchas series alcanzan en la quinta temporada. Eso sí, siempre hay excepciones a esta regla. TNT compró los derechos para sindicación de ‘Bones‘ cuando ésta acababa de finalizar la tercera temporada, en 2008.

bones_tnt

Porque la sindicación no se refiere sólo a cadenas locales, tipo la afiliada de NBC en Nueva York o la de CBS en Toledo (Ohio), sino que también incluye a los canales por cable básico. Éstos tienen ficción de producción propia, pero no la suficiente para confeccionar toda la parrilla semanal. En TNT, por ejemplo, emiten también ‘Embrujadas‘, ‘El mentalista‘ o ‘Ángel‘, USA tiene ‘CSI‘ y AMC, ‘CSI: Miami‘, y podríamos seguir y seguir. En series veteranas y caras, como esas dos de CBS, tener un lucrativo contrato de sindicación puede salvarlas de la cancelación.

Generalmente, las sitcom tienen más fácil acceder a esta segunda vida fuera de las networks porque sus repeticiones tienden a funcionar mejor que las de los dramas, y muchas veces siguen siendo allí de las más vistas, como ocurre con ‘The Big Bang Theory‘ en TBS. Hay canales cuya programación casi completa se basa en reemisiones de series, muchas veces ya con unos cuantos años encima, como TV Land, pero en la sindicación no sólo hay programas “de segunda mano”.

Programación original

Muchas veces, se producen programas directamente para la sindicación porque resultan más baratos que si se orientaran a las networks. Buena parte de los talk shows del daytime están producidos así, de ‘Ellen‘ a ‘LIVE with Kelly‘ y hasta concursos como la versión estadounidense de ‘La ruleta de la fortuna‘. Y desde hace ya varias décadas, no es nada raro que se hagan series que se emiten primero en sindicación, series que, de otro modo, tal vez no hubieran visto nunca la luz.

leyendabuscador

La leyenda del buscador‘ es uno de los últimos ejemplos, que además sigue la tradición de las series salidas de la productora de Sam Raimi, caso de ‘Xena, la princesa guerrera‘, de nacer así. Clásicos de la ciencia ficción como ‘Star Trek: La nueva generacion‘ y ‘Babylon 5‘ se produjeron directamente para su emisión sindicada, y otras encontraron en este mercado una casi inesperada resurrección. ‘Los vigilantes de la playa‘, por ejemplo, debutó originalmente en la NBC en 1989, fue cancelada en su primera temporada y, después, fue revivida siendo producida directamente para la sindicación.

El cambio de Internet

Todo este panorama está empezando a cambiar por el entrada de servicios de vídeo streaming como Hulu, que adquirió los derechos de sindicación de ‘Community’ el pasado mes de diciembre. Esa puerta a las reemisiones vía web representa una oportunidad de ganar dinero de series con bajas audiencias en las networks y que viven casi perennemente al filo de la cancelación. la sindicación de ‘30 Rock‘ en Comedy Central, por ejemplo, puede ser un argumento que incline su futuro más hacia la renovación que la cancelación, y la entrada de Hulu y servicios de vídeo bajo demanda en la compra de derechos de sindicación abre más el panorama televisivo y, lógicamente, lo va a cambiar poco a poco.

En ¡Vaya Tele! | Cómo funciona la televisión americana: cadenas, estudios y productoras

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios