Sigue a Vayatele

Whitney

Cuando este pasado mayo NBC presentó su parrilla para este otoño había cierta atención en las comedias. La cadena había anunciado que ampliaría a tres las horas de comedia e incluso llegó a pensarse la posibilidad de meter las seis comedias en la noche del jueves, una apuesta insólita a la par que arriesgada. Finalmente no fue así ‘Up all night‘ y la cancelada ‘Free Agents‘ se fueron al miércoles y una tercera comedia, ‘Whitney‘ pasó a ocupar el hueco que deja ‘30 Rock‘, cuya sexta temporada se emitirá en midseason debido al embarazo de Tina Fey.

‘Whitney’ es una nueva comedia creada por Whitney Cummings, creadora también de ‘2 Broke Girls‘ (‘Dos chicas sin blanca’) para CBS. Algo bastante inusual que la misma persona, siendo medio novata en esto de la creación de series consiga vender dos sitcoms el mismo año, protagonizando uno de ellos, el que nos ocupa. Así pues Whitney Cummings se interpreta a sí misma (o una versión ficticia de ella misma), una fotógrafa que vive con su novio Alex (Chris D’Elia) con el que lleva tres años y procurará que la relación no acabe en la rutina.

Así pues en cada episodio de ‘Whitney’ veremos un aspecto de la relación entre Whitney y Alex que, normalmente la chica, desee cambiar o hacer más excitante, lo que suele llevar a situaciones bastante hilarantes como el de “la primera cita” en el segundo episodio o mismamente el momento enfermera sexy del primer episodio. En ese sentido creo que ‘Whitney’ es muchísimo mejor comedia que ’2 Broke Girls’, con un sentido de humor bastante más refinado e inspirado que el de las camareras de Brooklyn.

El problema de ‘Whitney‘ es que volvemos a encontrarnos con una pareja protagonista bastante fuerte. Tanto que los secundarios, a excepción de Roxanne (Rhea Seehorn) que me hace cierta gracia, no logran interesarme. Y creo que es un problema de planteamiento. En una comedia romántica de este tipo los secundarios tienen que desempeñar una función de dinamizadores de la serie. Con la pareja solo podemos caer rápidamente en lo repetitivo, los secundarios deben evitar esto y, sinceramente, con este plantel tan dependiente de la pareja principal dudo mucho que lo logren.

Y es que cuando la serie pasa de escena de Whitney y Alex (con gran presencia ambos dos) a una o bien de Whitney y sus amigas o de Alex y sus amigos (no las hay de sus amigos por separado) el episodio da un bajón bastante importante, dejándote con la sensación de irregularidad a lo largo del episodio. Y es una pena porque creo que si los guionistas tuvieran más en cuenta este factor la serie sería mucho mejor. Lo cual no quiere decir que sea mala. En definitiva ‘Whitney’ es una comedia romántica al uso, si te va este género probablemente encuentres aquí una serie para ver, entretenida y ligera.

PD. La primera impresión que tuve con la serie (con las risas en directo) fue la de NBC intentando ser CBS, y aún así lo hace mejor que su competencia.

En ¡Vaya Tele! | Los estrenos de la temporada de otoño 2011

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios