'Made in Jersey', un fallido drama legal repleto de tópicos

Sigue a

Made In Jersey

Hace unos días os hablé de ‘The Mob Doctor’, un drama médico y de acción que no recomendaría ni a mi peor enemigo. Hoy, demostrando que tengo poco ojo a la hora de elegir estrenos cuando nos los repartimos entre todos los editores de ¡Vaya Tele!, me toca repasar ‘Made in Jersey’, un nuevo drama que la CBS ha decidido estrenar en la noche de los viernes. Lo más probable es que no dure mucho en parrilla, ya que ha entrado directamente a competir para ser la primera cancelación de la temporada.

Made in Jersey‘ es un drama legal. Viniendo de la CBS, podríamos esperarnos una serie sólida, interesante y con fundamento (a fin de cuentas, de ellos procede ‘The Good Wife’), pero nada más lejos de la realidad: es una combinación de típicos tópicos, con unos personajes mal dibujados y unos casos tan aburridos como predecibles. No suena muy apetecible, ¿verdad? Realmente no lo es.

Para intentar darle una personalidad distinta a lo que estamos acostumbrados a ver en otros dramas de abogados, en ‘Made in Jersey’ han optado porque la gran novedad de la serie sea su protagonista: una chica de una familia humilde de Jersey (pensad en alguien tipo Snooki, de ‘Jersey Shore’) que pasa a formar parte de una prestigiosa firma de abogados de Nueva York. Su habilidad para descubrir cosas que otros no ven pronto la hacen destacar de entre todos sus compañeros de primer año.

¿Snooki de abogada? Ya les gustaría

Made In Jersey

Con un enfoque cómico, quizás una serie con un argumento así podría funcionar (de verdad, imaginaos a Snooki de abogada), pero ‘Made in Jersey’ se toma demasiado en serio a sí misma. Además de su experiencia resolviendo casos, la protagonista tiene un gran corazón (algo de lo que carecen sus despiadados compañeros abogados, claro, para darle más sentido). Así que no sólo es una buena abogada e investigadora, sino que también demuestra una gran simpatía por sus clientes.

La serie tira de tópicos desde el primer momento, con la protagonista vistiendo de manera muy colorida y distinta respecto al resto. Tampoco falta el abogado con gran experiencia que se porta bien con ella, y la abogada rubia que tiene muchísima envidia de ella. Su familia, de ascendencia italiana, tampoco se queda atrás. ¿No os suena de algo?

JerseyNo sólo eso, sino que quieren exagerar tanto el contraste que existe entre los dos mundos (la clase alta de Nueva York y la clase media-baja de Jersey) que al final queda muy poco creíble. Si queréis saber lo que significa “sobreactuar”, tan sólo tenéis que comprobar el papel de la protagonista. Mira que es sencillo resaltar las diferencias y aprovecharse argumentalmente de ellas sin caer en los extremos ni recurrir a los mismos aspectos de siempre. Al final, ni Kyle MacLachlan, que interpreta a uno de los jefes de la firma de abogados, consigue salvar la serie. Otro suspenso sin posibilidades de recuperación.

En ¡Vaya Tele! | Estrenos americanos de otoño 2012

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios