Sigue a

Prison Break

¡Peligro Spoiler!: la entrada puede contener spoilers (revelaciones de la trama) de Prison Break. Léela bajo tu propio riesgo.

Parece confirmado que la cadena americana Fox no rodará más capítulos de Prison Break tras la finalización de la huelga de guionistas, por lo que el capítulo emitido el lunes en Estados Unidos puede considerarse el final de la tercera temporada. Pero, ¿se trata también del final de la serie? Insistentes rumores comienzan a apuntar que el futuro de la serie está en el aire y el silencio de la cadena no hace sino fomentarlos.

No sé qué pensar al respecto de su posible cancelación. Prison Break tiene la capacidad de seguir siendo una serie entretenida, pero el caso es que esta mini tercera temporada no ha estado a la altura ni siquiera de su criticada segunda. Creo que no ha sabido aprovechar la oportunidad que le brindaba este regreso a la esencia de la serie, con la vuelta a la cárcel de algunos de sus protagonistas. A pesar de los paralelismos con la estupenda primera temporada, esta nueva tanda de capítulos no han aportado nada de la emoción y el suspense que generaba aquella.

No estoy de acuerdo con muchas de las críticas que se le hicieron a la serie durante su segunda temporada. Creo que tuvo mucho mérito reinventar la serie y convertirla casi en una road movie. Además, alguno de los personajes nuevos, como es el caso de Mahone, contribuyeron también a darle ese aire fresco. La temporada tuvo algunos momentos muy buenos, aunque entre ellos no se encuentre el capítulo final, uno de los más decepcionantes del año pasado. En cualquier caso, tengo que reconocer que el nivel de calidad bajó en relación a la primera temporada: la serie continuó siendo entretenida, pero no espectacular.

En este sentido, la tercera temporada prometía mucho. Como comentó Manuls al principio, volvíamos a tener una cárcel y más dura aún que Fox River. El planteamiento propiciaba una situación similar pero con las diferencias necesarias para no resultar repetitiva. Y el caso es que, a pesar de todo, ha resultado repetitiva. Ninguno de los personajes nuevos aporta mucho; algunos de ellos recuerdan incluso a otros personajes ya desaparecidos (¿McGrady no es la versión latina de Tweener?) No ha habido suficientes elementos nuevos, originales o sorprendentes. Vamos a conceder que, en este caso sí, sus creadores no han podido desarrollar la temporada como les hubiera gustado debido a la huelga de guionistas (el final, desde luego, no parecía un final de temporada en absoluto), pero no sé si esta excusa es suficiente.

Esta tercera temporada supone para mí la triste confirmación de que la serie no va a ser capaz nunca de recuperar la calidad de su primera temporada. ¿Es tiempo de cancelación? La Fox dirá.

En ¡Vaya Tele! | Un primer vistazo a la tercera temporada de Prison Break

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios