Sigue a Vayatele

Análisis con spoilers de Community

Community’ lleva varios años siendo una serie que despierta pasiones entre unos fans rendidos ante sus peculiares características. No siempre daba en el clavo, pero cuando lo lograba no se me ocurre ni otra serie que pudiera alcanzar su nivel. Esa es la cara buena del riesgo y era tan habitual que estábamos dispuestos pasar por alto esos episodios más fallidos, ya que incluso entonces solía haber alguna pequeña genialidad oculta a lo largo del capítulo. Poco importaba que la tercera temporada hubiera sido bastante más irregular que la segunda, ya que todos estábamos deseando su agónica renovación.

Los problemas llegaron cuando se anunció que Dan Harmon no iba a seguir al frente de la serie en esa cuarta temporada. El jolgorio se convirtió entonces en un brutal escepticismo hacia lo que pudiera salir de ahí. Los nuevos showrunners prometieron que no iban a cambiar cosas y, una vez vistos tres episodios, hay que darles la razón. El problema es que ‘Community’ sigue jugando con los mismos factores, pero el resultado dista mucho de estar al nivel que asombrase a muchos – no tantos si nos ceñimos en exclusiva a sus pírricas audiencias- .

¿Qué ha pasado con ‘Community’?

Imagen del episodio 4x02 de 'Community'

Las malas críticas están lloviendo a la cuarta temporada de ‘Community’, pero existe cierto consenso sobre que Moses Port y David Guarascio se han mantenido fieles a la serie, pero simplemente hay algo que no termina de funcionar. En ‘History 101’, el episodio inicial de esta cuarta temporada, la sensación que quedaba es que habían optado por una saturación de conceptos, creyendo que iban a funcionar por mera acumulación y no por un correcto desarrollo de cada trama. Preferí pensar que era un fallido intento de conseguir el favor de los fans recurriendo a todo lo que estaba su alcance.

Los excesos se moderaron en ‘Paranormal Parentage’, pero su naturaleza como capítulo de Halloween no invitaba precisamente a separar a los personajes de forma tan diferenciada que lo que estuvieran haciendo casi no tuviera relación entre sí. Los ingredientes para un buen episodio estaban ahí – Pierce inventándose algo para fastidiar al resto, un fenómeno extraño por determinar, etc.- , pero uno veía pasar los minutos y no conectaba con los personajes. Cierto que el elenco se esforzaba en dar lo mejor de sí mismos para sus tramas funcionaran, pero la indiferencia era la nota dominante.

’Community’, el fanfic oficial

Imagen de la serie 'Community'

Mi última gran esperanza con ‘Community’ era ‘Convertions of Space and Time’, capítulo emitido ayer – debería haber sido el segundo que hubiéramos visto, pero si la NBC aplazó varios meses el estreno de esta temporada, como para confiar en ellos para otros temas- en el que los protagonistas asisten a un convención dedica a Inspector Spacetime, la parodia de ‘Doctor Who’ que tan grandes momentos nos ha regalado a lo largo de ‘Community’. Es innegable que Port y Guarascio aciertan en la forma de encarar el episodio, poniendo en duda la amistad entre Troy y Abed, siendo coherentes en la de Jeff – aunque eso deje en una situación extraña a Annie- con los personajes y con muchas posibilidades a Shirley y Pierce. Sin embargo, el episodio no funciona.

Llegados a este punto no será ninguna sorpresa – ya lo he avanzado en letras bien grandes un poco más arriba- para nadie que considere que el error en el que han caído Port y Guarascio es que han querido ser tan fieles al material original – y así evitar cabreos de los fans- que han caído en los fallos característicos de muchos fanfics: El amor hacia el universo y los personajes está asegurado, pero hace falta mucho talento para emular el material original para no acabar pareciendo una copia de mala calidad al haber hecho aún más difícil el evitar las comparaciones.

Inspector Spacetime versión USA

Está claro que cambiar ‘Community’ a estas alturas era un suicidio, porque Port y Guarascio lo tenían imposible para conseguir nuevos espectadores y pendían de un hilo muy fino si querían evitar perder a los fans de toda la vida. El resultado no es tanto que sean demasiado conscientes de lo que tienen que hacer como que han aceptado ser esclavos de lo que representaba la serie y esa ha sido su perdición. Les falta más profundidad en las tramas – todo lo relacionado con Shirley, Pierce y la adaptación americana de ‘Inspector Spacetime’ no podría ser más previsible- y no ser tan evidentes en la relación entre los personajes y su desarrollo – tal como está contada, casi me hubiera creído igual a Sheldon Cooper en lugar de Abed con su “amigo” inglés- por sólo mencionar los dos aspectos que más negativamente me han llamado la atención.. Además, la sutileza siempre había jugado muy a favor de Community, pero ahora se ha ido de vacaciones y no tiene fecha de vuelta.

¿Quiere eso decir que ahora ‘Community’ es una comedia insufrible y que voy a dejar de verla? Para nada, pero ahora ‘Community’ es una más que me sacará alguna risa esporádica y varias sonrisas a lo largo de los episodios de esta cuarta temporada, pero su extraña mutación sin realmente cambiar la ha convertido en algo que no era lo que llegamos a amar con pasión. ‘Community’ no ha muerto – aún-, pero su evolución ha sido tan insatisfactoria como la sufrida por varios archienemigos de ‘Dragon Ball’. Antes era especial y ahora es una más. Una pena.

En ¡Vaya tele! | Hay que ‘estudiar duro’ en la nueva temporada de ‘Community’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios