Síguenos

30rockfinal


Saber que una temporada va a ser la última de una serie suele ayudar a sus guionistas a que le den un cierre más pensado que si tuvieran que escribirlo sólo dos semanas antes de que se emitiera ese último capítulo. ‘30 Rock‘ se ha visto en esa posición, la de saber cuando los renovaron el pasado mes de mayo que lo hacían por unos trece últimos episodios, y la ha aprovechado al máximo, dando cierre a muchas de las historias de sus personajes que se arrastraban casi desde el principio, burlándose con todavía más saña de los problemas en audiencia de la NBC, y de sus intentos por recuperarla, haciendo guiños a algunos de sus mayores highlights en cuanto a chistes y estrellas invitadas y, por encima de todo, embarcando a Liz y Jack en su último viaje juntos hacia sus respectivas felicidades personales.

De hecho, el final doble está centrado en la relación de ellos dos, que ha sido siempre el ancla de la serie, y en cómo la cancelación de ‘TGS’ y que Jack logre ser el nuevo presidente de Kabletown parece alejarlos mucho más que cualquier problema que tuvieran que afrontar en los siete años anteriores. El camino de separación y reconciliación que siguen en esos finales 42 minutos es un poco como una concentración de una trama de comedia romántica con el giro habitual de ’30 Rock’, con Jack totalmente deprimido porque, por primera vez, no sabe qué hacer con su vida y Liz poniendo un pie un último programa de ‘TGS’ y guardándole rencor por no haber podido aconsejarla antes.

El último ‘TGS

Pero antes de que puedan reconciliarse, y marcarse una de las declaraciones de no-amor más sentidas de los últimos tiempos (“¡Don acaba trabajando para Peggy!”), y uno de los momentos más emocionales del episodio, Kenneth, nuevo presidente de NBC, avisa a Liz que o emiten un último programa de ‘TGS’, o tendrán que indemnizar a Tracy Jordan con 30 millones de dólares, lo que ofrece la excusa para que todos los personajes que han pululado por los alrededores del programa a lo largo de siete temporadas vayan despidiéndose de modos muy apropiados para cada uno de ellos; los guionistas tienen una última discusión con Lutz, Grizz y Dotcom tienen la oportunidad de crear su propia serie, Jenna resucita uno de los grandes éxitos de ’30 Rock’, ‘The rural juror’ en versión musical (incomprensible, por supuesto) y Liz tiene que ir a buscar a Tracy al mismo club de striptease donde tuvo que ir a buscarlo en el piloto, dejando el único momento de auténtica humanidad de Tracy en toda la serie.

30rock4

Todo el capítulo es, además, como un gran metacomentario, el último, sobre el hecho de que ’30 Rock’ se acaba y de que, a lo largo de sus siete temporadas, sus audiencias eran realmente pequeñas, cuando no directamente terribles. La lista de palabras que Kenneth prohíbe en sus siguientes series describen perfectamente la serie, lo que es al mismo tiempo una crítica hacia el tipo de comedias que NBC quiere hacer ahora, con la idea de que lleguen a un público más amplio y sean menos urbanas y neoyorquinas, justo el tipo de serie que es ‘Grizz & Herz‘. Y para una serie a la que muchas veces se describió como una comedia sin corazón que sólo buscaba los chistes, el capítulo final ha tenido bastante más emoción de la que podríamos esperar, sobre todo cuando el penúltimo episodio presenta el cierre de casi todas las tramas, desde Kenneth siendo presidente de NBC a Liz y Criss adoptando dos niños que son las versiones en miniatura de Tracy y Jenna. Y, para el final, se reservan el mayor homenaje de todos, el que hacen al final de ‘St. Elsewhere‘ con Kenneth y la bola de nieve.

Una temporada redonda

30rock3

Lo cierto es que toda la séptima temporada de ’30 Rock’ ha rayado a gran nivel. Conscientes de que se acababa, los guionistas se sacaron de la chistera algunos de los chistes más inspirados que han hecho (como la entrega de premios de Liz que Jenna quiere sabotear porque le roba el protagonismo a su boda secreta con Paul), hasta dándole una vuelta de tuerca muy en su estilo a tramas tan clásicas de temporada final de sitcom como la boda de uno de sus protagonistas. Han vuelto grandes invitados como Devin Banks, Dennis, Colleen Donaghy y hasta Kaylie Hooper, y hasta han afrontado directamente aspectos muy comentados por los fans, como por qué Liz y Jack nunca han acabado juntos, o si las referencias de Jenna a Mickey Rourke son reales o no (con una genial ruptura de la cuarta pared).

Además, nunca han traicionado la esencia de sus personajes. Por ejemplo, aunque Liz se case y tenga hijos sigue siendo Liz, que sólo es feliz de verdad en el trabajo y a la que le encanta la comida basura, y Jack se enfrenta a esa crisis de identidad con un gráfico motivacional, sólo para darse cuenta que donde él era feliz era en General Electric, diseñando nuevos electrodomésticos como el lavavajillas transparente. Han cumplido predicciones como la que el propio Jack hizo en la primera temporada, afirmando que, en cinco años, o acababan trabajando todos para Kenneh o asesinados todos por él, y en general, han puesto todo lo que tenían en conseguir trece capítulos que fueran divertidos, memorables para los fans y que les ofrecieran sensación de cierre.

30rock_review‘30 Rock’ se despide como una comedia que nunca fue un éxito de audiencia, pero que sí alcanzó bastante más repercusión entre los críticos, los premios de la industria y los medios, una comedia que estaba movida por el cariño hacia la televisión que tienen todos los que trabajaban allí, y que quedó muy claro en el segundo programa en directo y en las diferentes parodias de los realities de Bravo. Desde luego, se la recordará por la burla incesante que hacían de la situación de NBC en los últimos años, radiografiando de paso el estado general de toda la televisión estadounidense, y por crear dos personajes tan complementarios como Liz Lemon y Jack Donaghy. Para despedirnos, nada mejor que la última pregunta que la propia Fey respondió en los especiales “Ask Tina” que se hacían a través de NBC.com: “Did you go to there? – I think we did, Kate, I think we did”.

En ¡Vaya Tele! | Despedimos a ’30 Rock’. Adiós a Liz Lemon y a su tropa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios