Sigue a

cstv.jpg

En tan sólo tres años, Canal Sur, la autonómica de Andalucía, ha perdido el 38% de su audiencia total. Cuatro de cada diez espectadores que seguían la programación de la cadena, optan hoy por otra cadena u otro tipo de consumo audiovisual. Canal Sur 2, el segundo canal autonómico, anda aún en peores datos, con una pérdida de espectadores superior al 66%. Al parecer, la cadena está atravesando una etapa en la que, pese a estar sufriendo la crisis audiovisual como todas las demás cadenas, sus antaño férreos espectadores abandonan la cadena y no vuelven.

Canal Sur ha pasado a ser la cuarta opción de consumo televisivo en Andalucía, cuando ha liderado durante años y años como cadena más vista en la región. Una de las cosas positivas de la cadena a nivel estratégico eran dos: la focalización en el carácter autonómico completamente centrado en el folklore y la cultura andaluza (‘Se llama copla’, ‘Arrayán’); y la targetización hacia el público de tercera edad (‘La tarde, aquí y ahora’, ‘Menuda noche’) de forma vertical a lo largo de toda su parrilla, convirtiéndose la cadena casi en un case study.

Esta especialización en el público de tercera edad (el mayor componente de la audiencia total de la cadena) les funcionó muy bien a nivel de fidelización, convirtiéndose Canal Sur para mucha gente en la opción directa de televisión en Andalucía y casi en la única interesante para ellos, en gran medida, por la cercanía conseguida con el espectador. Esta importante fidelización se ha mostrado muchas veces en casos como el del programa ‘Se llama copla’, que se convirtió en todo un fenómeno televisivo, sobrepasando los umbrales del 40% de share en más de un programa especial.

Canal Sur lo que realmente hizo fue agarrarse al costumbrismo y los valores tradicionales, un buen pilar televisivo sobre el que sustentarse con éxito. Pero cada vez más su parrilla se ha ido definiendo más hacia una parrilla muy de nicho, por establecer un símil con otros tipos de contenido y estrategias audiovisuales. Sin embargo, no sé hasta qué punto podría ser cuestionable que una cadena autonómica pública vire tanto hacia esa parrilla de nicho; pienso que es una autonómica muy bien definida como tal, pero que quizás ya no representa la demanda televisiva andaluza.

Y si continúa apostando por el mismo modelo programático, es muy probable que la audiencia continúe cayendo. Estar tan focalizados en este target tan especial tiene un enorme problema, y es que se trata de un público con una fecha de caducidad a muy corto plazo, que en mi opinión, junto con otros factores de índole técnica y competitiva, podría ser el hecho principal que ha provocado esta gran pérdida de audiencia.

En caso de que eso fuera cierto, ¿qué debería hacer Canal Sur en su próxima estrategia televisiva?

Vía | Diario de Sevilla

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios