Síguenos

hispania21.jpg

Anoche se estrenó en Antena 3, ‘Hispania’, una superproducción como pocas se han hecho en España que está llamada a ser el buque insignia de la cadena. Y no es para menos porque han tirado la casa por la ventana. ‘Hispania’ es un producto bien hecho y ejecutado, que tiene una factura técnica impecable con una bonita fotografía, como también la tiene ‘Tierra de lobos’, pero a diferencia de la serie de Telecinco, aquí hay algo mas, hay una buena historia que le da consistencia.

Porque por mucho dinero que gastes en producción, si el guión no es bueno, no vale. Y en ‘Hispania’ la historia que cuentan no falla. No mentían sus responsables cuando decían que está más cerca de “Braveheart” que de la ‘Roma’ de la HBO, y es que en ‘Hispania’ tenemos una historia típica de pueblo subyugado y de opresores, de rebelión y de venganza. Típica en cierto modo pero no por ello deja de ser efectiva y entretenida, y ahí es donde ‘Hispania’ gana la partida.

Lo de anoche fue sólo el punto de partida, y cierto es que la historia no es de lo más original (¿cuál lo es?), pero tampoco hubo momento para el aburrimiento, y además, esperemos que en el desarrollo la cosa mejore y se haga más original. Pero al fin y al cabo, es un relato de insurrección que nos mantuvo pegados al sofá y que además se disfrutaba como una experiencia audiovisual lograda como no habíamos visto antes en España, siendo remarcable especialmente la escena de la batalla.

De la producción sólo tendrían que limar alguna cosita, como el detalle del vestuario que, estaba correcto pero pecaba de limpieza. Las ropas de romanos e hispanos estaban impolutas, recién salidas de la tintorería, y un poquito de barro sobre ellas les habría dado mayor verosimilitud. Pero por lo demás, la ambientación está cuidada y la puesta en escena recrea con atino el contexto necesario para desarrollar la narración.

Y luego está el tema de los actores. No es que alguno estuviese sobreactuado ni nada de eso, pero es que yo hay actores que vestidos de época me da la impresión de que están disfrazados de carnaval. Supongo que esto se debe un poco a que en España no estamos acostumbrados a ver a los miembros de nuestro pequeño star system en papeles de época, y cuando los vemos, choca. Me pasa cuando veo a Francis Lorenzo en ‘Águila Roja’ (para mí siempre será el profe enrollado de ‘Compañeros’), y me pasa ahora con Jesús Olmedo, que de médico (‘Hospital Central’) o de fotógrafo que gusta de lolitas (’90-60-90’) si lo veo, pero aquí de romano no, y menos de malo.

jesusolmedohispania.jpg

También me rechina un poco Natalie Poza, y Juan José Ballesta ni sí ni no. Pero en cambio tienen a Lluís Homar fantástico (¿acaso alguna vez no lo está?), que esta vez no estaba haciendo de Rey Juan Carlos en la miniserie de la competencia, o a Hovik, a quien conocemos más por su faceta de cómico monologuista pero que está correcto también en un papel dramático.

‘Hispania’ aporta novedad al panorama de la ficción televisiva nacional, y demuestra que si se invierte lo suficiente, nuestra industria puede ofrecer productos muy dignos y logrados que se salgan de las líneas de las sobreexplotadas dramedias familiares costumbristas, y mojarle la oreja a las ficciones de otros países. La serie no sigue el esquema tan clásico en nuestro país de contener tramas para niños, padres y abuelos, sino que se atreve a centrarse en un público adulto y no le tiembla el pulso a la hora de afrontar grandes escenas de sangre y guerra.

Y por su parte, Antena 3 se anota un buen tanto, teniendo en cartel una de las mejores ficciones del momento, y también lo hace Bambú Producciones, que tras ‘Gran Reserva’ ahora llega con esto y se desmarca como una productora de calidad, superando definitivamente el tropiezo que supuso ‘Guante blanco’.

Mención aparte merece la forma de emitir la serie, cosa que no se llevará tantos elogios de mi parte. Porque la serie llegó anoche por sorpresa, con 15 minutos de adelanto. Las webs que yo consulté, y también mi EPG indicaban las 22:15 como la hora de estreno, y que habría emisión de ‘El club del chiste’ a las 22:00. No sé si llegó a haber o no programa de chistes, pero yo encendí el televisor a las diez en punto y ya estaba ahí un tráiler de ‘Hispania’ seguido del capítulo. Esta posiblemente sea una maniobra de despiste a Telecinco, y una forma de atraer espectadores empezando antes, pero también una jugarreta para los espectadores que se sintonizasen el canal a la hora acordada y se encontrasen la serie ya empezada.

Eso sí, como punto a favor de los espectadores, pero también como estrategia para no perder audiencia y conseguir un dato de share más alto, no emitieron anuncios, y entre eso y que la serie dura algo menos de lo usual en España, el capítulo se hizo hasta corto. En definitiva, ‘Hispania’ es todo un acierto por parte de la cadena.

En ¡Vaya Tele! | ‘Felipe y Letizia’ e ‘Hispania’, o cómo la contraprogramación se puede ir de las manos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios