Síguenos

Así es, tampoco es que mucha gente apostara por este experimento veraniego “refrescante”, pero los datos de audiencia que ayer consiguió ‘El Megaplayback’ claman al cielo. Un 5,8% de share y 773.000 espectadores, por muy metidos en verano que estemos, son un fracaso en el prime time. Para que os hagáis una idea, la reposición de ‘Aquí no hay quien viva’ que se emitió a continuación consiguió apenas 100.000 espectadores menos, a pesar de estar en late night y de ser la enésima repetición del capítulo.

La idea de ‘El Megaplayback’ no está mal, yo mismo me he entretenido viendo el programa, pero como decía Ruth cuando se hizo la presentación del programa, son muchos lipdubs seguidos para tan poca novedad. El prime time tampoco creo que sea la mejor franja para un programa de este estilo (a los datos me remito) y desde luego que existen muchísimas cosas mejorables en la estructura y creación tanto de las coreografías como del programa en sí.

Para empezar, me parece demasiado cutre que en lugar de las canciones originales se utilicen versiones mal cantadas extraídas directamente de un disco recopilatorio de canciones del verano al estilo “Todo Playas 2010”. Vale que se haga con “El corazón contento” de Marisol, pero el ‘Bad Romance’ de Lady Gaga chirriaba demasiado. Una de dos, o te haces con los derechos de la canción o simplemente no la uses, porque una mala versión desvirtúa por completo todo lo demás.

No habría estado mal una explicación al principio del programa sobre lo que es un lipdub, a ser posible con buenos ejemplos de otros ya realizados, que hay muchos. Mucha gente en casa todavía está asimilando lo que es un flashmob, y meter de repente un “palabro” así sin explicación visual complica más la cosa. Y de paso, que se lo hubieran explicado también a los pueblos participantes, porque de ahí salió todo menos un lipdub.

Mucha gente acumulada, mucho disfraz y mucho producto típico del pueblo, pero poca coreografía, nula originalidad y pésimo conocimiento de la canción por parte de los participantes, incapaces de mover los labios al ritmo de la canción. La calidad de la imagen es más que cuestionable y en las secuencias grabadas del making-of se abusa demasiado del zoom y los movimientos rápidos de cámara que no hacen más que marear al espectador.

Todo esto son cosas fácilmente mejorables, pero ya lo de remontar audiencias va a estar difícil. El futuro de ‘El Megaplayback’ pasa por ser trasladado al late night o bien a una de las cadenas TDT. No creo que vaya a seguir mucho tiempo en el prime time de los domingos, y más teniendo en cuenta que la oferta del resto de cadenas tampoco es que sea demasiado atractiva como para justificar este palo. Total, tampoco pasa nada por un fracaso más; a estas alturas… ¿alguien se sorprende?

En ¡Vaya Tele! | ‘El Megaplay’, lipdubs veraniegos en Antena 3

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios