Compartir
Publicidad

FOX y CBS quieren acabar con el modelo de pilotos en Estados Unidos

FOX y CBS quieren acabar con el modelo de pilotos en Estados Unidos
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cualquiera que esté un poco al tanto de la actualidad de la televisión estdaounidense sabe cómo funciona el proceso de desarrollo de nuevas series. Los guionistas proponen sus ideas a las cadenas a finales del verano, de ellas se producen unos cuantos episodios piloto entre enero y abril y, después, los canales deciden a partir de ellos cuáles se convertirán en serie y pasarán a formar parte de su programación durante la siguiente temporada. El año pasado, cada una de las cuatro networks produjo entre 20 y 25 pilotos, elevando la cantidad total de ellos hasta algo más de 80, aproximadamente, de los que la mitad forman el grupo de series nuevas estrenadas esta temporada (o que llegarán en midseason). Es el modelo habitual de funcionamiento de la industria, pero cada vez surgen más voces que piden que cambie, y es posible que esté a punto de hacerlo para siempre.

Hace algunos años, de hecho, NBC intentó saltarse la temporada de pilotos y pedir directamente temporadas completas (que es el modelo que se sigue en Europa, por ejemplo), pero la estrategia no le salió bien. Sin embargo, con la pujanza de Netflix y la enorme competencia por atraer talento que se ha desatado con todas las cadenas de cable que quieren tener sus propias series, parece que esta campaña sí que se va a producir un giro en el modelo de negocio de las networks. En verano ya se vio uno de los primeros síntomas con 'Under the dome', que CBS desarrolló directamente como serie, y no a partir de un piloto, y cuya inversión amortizó antes de su estreno gracias a un acuerdo pionero con Amazon para la reemisión de capítulos, y a las ventas en el mercado internacional.

La influencia de Netflix

orangeblack

Como decimos, la irrupción de Netflix con sus series de producción propia ha hecho saltar la banca finalmente en Hollywood. La plataforma online desarrolló, por ejemplo, 'Orange is the new black', que ha sido una de las revelaciones del año, concediéndole directamente trece episodios, y hasta la renovó por una segunda temporada antes de su estreno. Ted Sarandos, jefe de programación de la plataforma online, explicaba a Vulture que "creo que hay mucho menos riesgo en pedir a los productores que pongan un poco más de su propio desarrollo en un proyecto, y nosotros les concederemos directamente una temporada, en lugar de echarlo a suertes haciendo veinte pilotos, hacer luego dos y que uno aguante. ¿Es eso un buen negocio? No creo que lo sea".

La web de la revista New York recoge también unas declaraciones de Kevin Reilly, jefe de FOX, que abundan en lo mismo expresado por Sarandos al señalar que "no quiero el negocio de un modelo para todo, punto. Está pasado de moda y ya no funciona en televisión. Las peticiones de series completas son una manera de crear un ritmo diferente en nuestro negocio". Su cadena está siendo de las más activas en desarrollar series nuevas para el año que viene comprando de entrada una temporada completa, y Reilly añade que "los pilotos han dado siempre una falsa sensación de seguridad. Creemos que es cubrir nuestra apuesta, porque es la menor cantidad de dinero que puedes comprometer en un proyecto. Y, sin embargo, ha sido enormemente ineficaz, con una media de éxitos realmente mala".

Los guionistas, además, prefieren vender sus proyectos allí donde les aseguran que van a tener un mínimo de episodios, en lugar de producir un piloto que no saben si se va a convertir en serie o no hasta meses después de su rodaje. Con tantas plataformas, tradicionales y nuevas, buscando contenido, la competencia por conseguir grandes nombres y proyectos atractivos se ha vuelto mucho más acusada, así que no es extraño que las networks no quieran quedarse atrás en ese cambiante panorama.

Los proyectos en marcha

broadchurch_itv

FOX, NBC y CBS ya tienen varias series en desarrollo, de las que han pedido directamente una temporada completa. La lógica detrás del movimiento no sólo es financiera, sino que además, creativamente, da más espacio y tiempo a los guionistas para trabajar la serie y ver lo que funciona y lo que no bastante antes de que empiece a emitirse. El remake de 'Broadchurch' que FOX tiene en marcha, bajo el título de 'Gracepoint', es una de ellas, del mismo modo que 'Bordertown', serie de animación de Seth McFarlane. También NBC ha comprado una temporada entera de dos comedias producidas, respectivamente, por Tina Fey y Amy Poehler, y CBS está desarrollando así 'Extant', la serie que protagonizará Halle Berry.

Las networks pretenden mezclar la producción de pilotos con la petición de temporadas completas, y también observan la estrategia de Amazon Premium Video de rodar varios pilotos y luego dejar que sean sus usuarios los que decidan cuáles de ellos se convierten en series. De momento, es un experimento a mayor escala que hace un par de años, cuando FOX desarrolló así 'Terra Nova', que fracasó, y dependerá de cómo funcionen esas series que el modelo de producción televisiva de Hollywood cambie o no. 'The Michael J. Fox Show' fue comprada por NBC con una petición directa de 22 capítulos, y no puede decirse que haya sido un éxito. Pero el ejemplo de Netflix y de CBS con 'Under the dome' bien pueden animar a que otras cadenas se muevan también por ahí.

Vía | Vulture En ¡Vaya Tele! | Cómo funciona la televisión americana: pilotos y el nacimiento de las series

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos