Síguenos

la mañana de la 1

Cuesta abajo y sin frenos, así va La 1 de Televisión Española desde que entró en su periodo de estancamiento y reducción de gastos. De ser líder a caer a una tercera posición y estar por debajo del 10% de share medio, un cambio brusco, triste y lo peor de todo, ganado a pulso por ineptitud. La situación comenzó hace unos meses, cuando se decidió no estrenar nuevos episodios de series nacionales en prime time, pero ahora se está viendo agravada por el tijeretazo que sufre el day time de la cadena.

Aunque el horario estelar ya no brillase tanto como cuando hacen su aparición ‘Cuéntame’ o ‘Águila Roja’, aún había algunas propuestas que mantenían su media en lo aceptable, como los eternos docus ‘Españoles en el mundo’ y ‘Comando Actualidad’ o el cine con el inesperado éxito de los ‘Clásicos de La 1’. No se brillaba pero se podía resistir, pero ahora las franjas diarias importantes desmanteladas, la situación no se sostiene.

Mañanas: al rico y sano refrito de Mariló

La programación matinal del canal se halla hundida, bastante por debajo del 10% de share, tras la desaparición temporal de ‘Los Desayunos’, ‘La Mañana de La 1’ y ‘Corazón’, éste último que mantiene sus emisiones en fin de semana. Ocupando el hueco de los espacios de producción propia tenemos ahora contenido de puro relleno.

Sin Mariló Montero ni Anne Igartiburu, en La 1 por las mañanas encontraremos: conexión con el canal 24h, refritos de las secciones de salud y cocina de ‘La Mañana de La 1’ que han denominado ‘La mañana saber vivir’ y ‘La mañana saber cocinar’, así como reposiciones de los docus ‘España entre el cielo y la tierra’ y ‘Destino España’. También se probó con reponer el serial ‘La verdad de Laura’ pero fue retirado ante los tristes índices de audiencia que marcaba.

Tardes: ¿qué es lo que baila Ana?

Y si la cosa va mal en las mañanas, por las tardes no tiene mejor color. El Tour de Francia, que en años anteriores había quedado relegado al canal TDP (acción por otro lado lógica dada la temática de la cadena), en esta ocasión se ha aprovechado para llenar minutos de La 1, sustituyendo al serial ‘Amar en tiempos revueltos‘, que por primera vez descansa en verano. La telenovela de Diagonal TV volverá en septiembre con el tramo final de su séptima temporada y, mientras tanto, el ciclismo marca casi 10 puntos menos de share con una de sus emisiones más pobres en cuanto a despliegue y comentaristas.

Sin ‘Amar en tiempos revueltos’ en emisión, la telenovela latina de turno pierde su lead-in idóneo y cómo es normal, baja. Así ‘Corazón apasionado’ no llega a las cuotas de otros culebrones, y menos cuando la estiran a lo largo de la tarde los días que no hay Tour en un alarde de economía televisiva y descaro para con el espectador.

Pero lo peor viene después, cuando lo que cubre la franja de media tarde es ‘Ana y los 7’. No seré yo su principal detractor porque reconozco que, aunque no vería la serie ni aunque una banda de albanokosovares me amenazase, supo en su momento atraer a una audiencia familiar con una historia sencilla y universal. Y quizás por eso han pensado que en las tardes de La 1 encajaba Anita, la niñera stripper, ganándose de nuevo el corazón de niños y abuelos. Pero no, el producto ha envejecido mal y da vergüencita que la tele pública se dedique a redifundir eso. Aunque, eso sí, la cabecera es un temazo.

¿Por qué, ya puestos a reponer ficciones propias (y por tanto casi gratuitas) no emiten ‘Cuéntame cómo pasó’ o ‘Águila Roja’? La primera es el icono de la nueva televisión española de calidad y tiene ese toque “didáctico” que justifica su reposición, y la segunda se atiene completamente al género de aventuras y es un gran éxito reciente que sí podría conquistar a las familias en la tarde.

Completa la tarde ‘Repor’, ese programa de reporterismo de La 1 que nunca ha tenido mucha aceptación y que viaja de reposición en reposición entre el primer canal y el 24h sin que sepamos cómo de caducados están dichos reportajes. Como siempre, discretos resultados.

Y además…

No son éstos los únicos refritos que hemos visto aparecer. Los docu-realities y reportajes campan a sus anchas en diversas franjas rellenando huecos y también han hecho su aparición, cual muertos vivientes, series antiguas de la cadena como ‘Celia’ o ‘Al filo de la ley’, esa serie de abogados que en su época sólo vimos mi padre y yo, y que ahora está viendo menos gente todavía los viernes en el late night. Otras repisiciones que podemos ver son las de ‘Abuela de Verano’ en las mañanas del fin de semana o ‘Guante blanco’ en el late night.

Y en el prime time cine, cine y más cine, pocas veces de primer orden. Y digo yo, que ya puestos a reponer cosas podrían desempolvar de la librería buenos contenidos. Que vuelvan a emitir series recientes de calidad en prime time como ‘Herederos’, ‘Desaparecida’ o ‘La Señora‘ o incluso que programen otra vez las primeras temporadas de ‘Gran Reserva’ para que el público las refresque para cuando toque ver la tercera (y casi seguro última) temporada de la serie. Total, ya que les está dando totalmente igual la audiencia, que al menos no nos dé pavor mirar a la cara a la pública.

En ¡Vaya Tele! | TVE suspende la emisión de ‘Águila roja’ y ‘Cuéntame cómo pasó’ hasta 2013

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios