Sigue a

Dynamo, el mago

En ocasiones nos quejamos de la cantidad de cadenas contenedores que existen en nuestra TDT, muchas de ellas abandonadas a su suerte y destinadas a rellenar su programación con espacios repetidos que ya han sido ofrecidos a la audiencia en el pasado. Lo cierto es que estas quejas no hacen justicia a toda la TDT o, al menos, a aquellos canales que sí están haciendo bien los deberes para traernos programas diferentes que sean capaces de sorprender al espectador.

En esta línea se mueve Discovery MAX en los últimos meses y, específicamente, uno de sus programas de éxito: ‘Dynamo: el mago’. El programa está cosechando un notable éxito los viernes por la noche, obteniendo cifras que superan los 700.000 espectadores y que se mueven en torno al 4% de share. Estos datos consiguen triplicar la media de Discovery MAX, que cerró noviembre con un 1,3%, el share que ha mantenido desde el inicio del nuevo curso televisivo. No es de extrañar que un programa como ‘Dynamo: el mago‘ consiga atraer de tal manera a los espectadores, sobre todo si estos quieren comenzar el fin de semana con buenas dosis de magia y sorpresas que no les dejarán indiferente.

La propuesta televisiva de ‘Dynamo: el mago’ es la de acercar a los espectadores los trucos de magia que es capaz de realizar su protagonista, convertido en uno de los magos de referencia de la actualidad. El programa consigue atrapar una vez más a escépticos y soñadores alrededor del mundo de la magia y, aunque es cierto que los trucos siempre pierden algo de esencia a través de la pequeña pantalla, la espectacularidad que ofrece Dynamo despierta la curiosidad de la audiencia, siempre dispuesta a volver a sorprenderse con lo que tenga que mostrar Dynamo.

‘Dynamo: el mago’ sigue de cerca los trucos de magia de su protagonista, convertido en un ilusionista urbano especializado en sorprender a la gente por la calle o a encontrarse con celebrities a las que asombrar con sus trucos. En la mayoría de los casos no solo lo cumple, sino que consigue superarse a sí mismo con lo ya ofrecido en anteriores programas. Es cierto que Dynamo no logra romper la barrera de incredulidad que posee la televisión, pero tiene mucho que ofrecernos para que, por unos segundos, seamos capaces de creer que cualquier cosa es posible.

Porque en la mayoría de ocasiones el espectador tiene que desistir ante lo que parece inexplicable y aceptar por un momento que se encuentra ante alguien capaz de lograr lo que parecía humanamente imposible. En definitiva, ‘Dynamo: el mago’ se convierte en uno de esos programas de los que todo el mundo habla en el trabajo o en una reunión de amigos, porque cuenta con esa habilidad para instalarse en el recuerdo de la audiencia y no desaparecer de su memoria con cada nueva emisión. Una buena propuesta la ofrecida por Discovery MAX y muy buena alternativa para los viernes por la noche.

En ¡Vaya tele! | ¿Tiene futuro ‘Discovery MAX’?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios