Sexo en Nueva York

Al igual que hay series que no nos gustan pese a ser grandes éxitos, también hay personajes que no nos caen bien pese a sus grandes dotes. El problema aparece cuando resulta que esa no era la intención de los guionistas y el sentimiento es, no sólo tuyo, sino de la mayoría de los telespectadores; inconveniente que se agrava sobremanera cuando el que te cae mal es el mismísimo protagonista de la serie.

La realidad es que aunque muchos de los personajes televisivos son muy carismáticos y se nos presentan de forma que comprendamos y en consecuencia aceptemos sus puntos débiles, siempre hay alguno que nos cae mal, porque en resumidas cuentas ¿qué es una serie sino una bonita relación de amistad con sus personajes y sus vidas?

A continuación algunas de mis fobias en particular:

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 5,9

Actividad de la comunidad