Sigue a Vayatele

soa3


Ya sólo falta un día para que se celebre la 62ª edición de los premios Emmy, que este año emite la NBC y presenta Jimmy Fallon (y que os narraremos en directo también nosotros en live-blogging y en Twitter, a partir de las 2 de la madrugada). Eso quiere decir que ésta es la última parte de nuestro especial sobre los galardones, en el que hemos repasado los nominados a algunas de las categorías principales, intentando adelantar quién tiene más posibilidades de ganar mañana por la noche. Sin embargo, ninguna cobertura de los Emmy estaría completa si no habláramos de dos asuntos que suelen centralizar aún más discusiones que la posibilidades de tal o cual candidato: las inclusiones sorpresa entre los nominados y, muy especialmente, las ausencias más destacadas.

Éste último apartado es el que levanta más quejas, protestas y discusiones de todos. A los Emmy se les ha acusado siempre de conservadores y populistas, y si se empeñan en ignorar una serie o a un actor, lo harán hasta las últimas consecuencias. Entertainment Weekly hizo hace unos días una lista con las 50 omisiones más clamorosas de la historia de estos premios, en las que casi pueden incluirse algunas de las que ha habido este año. Pero eso puede ser muy largo, así que mejor empezamos con las sorpresas, que también ha habido algunas, y muy significativas.

Las grandes sorpresas


La mayor novedad de las nominaciones de este año, y la recibida con mayores exclamaciones de “¡ya era hora!”, son las cuatro candidaturas de ‘Friday Night Lights’ y, especialmente, las de Kyle Chandler y Connie Britton como mejor actor y actriz de drama. La pareja de intérpretes del matrimonio Taylor siempre ha sido de lo más elogiado en una serie querida por los críticos pero ignorada por el gran público, y que parecía que iba a llegar a su final la próxima temporada siguiendo el mismo camino de ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Wire’ en los Emmys. Sus opciones de ganar son muy reducidas, pero verlos nominados ya es un premio en sí mismo.

tamiyeric

Otras de las sorpresas ha sido la inclusión de dos actores de ‘Perdidos’, que no son Terry O’Quinn ni Michael Emerson, entre los candidatos. De hecho, la nominación de Elizabeth Mitchell como mejor actriz invitada (aunque perdió), fue totalmente inesperada, tras años en los que nunca entraba entre las mejores secundarias de drama. También ha sorprendido, relativamente, que Matthew Fox sea candidato a mejor actor de drama, pero en su caso ha jugado a su favor contar con el episodio doble final, en el que Jack lleva todo el peso de la acción.

No obstante, la nominación recibida con más incredulidad es la de ‘True Blood’ como mejor drama. Los votantes se han dejado arrastrar por la enorme promoción que HBO ha hecho de la serie y por su condición de fenómeno indiscutible del verano estadounidense, y ahí está, más como una curiosidad que otra cosa, porque no tiene ninguna otra nominación. Y a algunos críticos les ha sorprendido ver ‘Nurse Jackie’ entre las candidatas a mejor comedia, porque pensaban que las opciones de la serie se limitaban a Edie Falco, y poco más.

Los peores olvidos


Sí, lo que más nos gusta es quejarnos de todas las series y de los actores perfectamente válidos que los Emmy ignoran cuando llega el momento de votar, y en esta edición, las cosas no han cambiado. Entre las ausencias más claras figura ‘Sons of Anarchy’, que por no tener, no tiene ni una nominación a la mejor actriz de drama para Katey Sagal. Claro que la historia de desencuentros de Sagal con los Emmy data ya de los tiempos de ‘Matrimonio con hijos’, cuando ni ella ni su co-protagonista, Ed O’Neill, lograron ninguna candidatura en 11 temporadas. O’Neill, además, es el único actor adulto de ‘Modern family’ que no está nominado.

walter_fringe

Esos largos años de olvido también los ha sufrido Courtney Cox, que repite con ‘Cougar Town’ el patrón de ‘Friends’, en la que ella fue la única actriz que nunca fue nominada. Y en el apartado actoral, pocos olvidos destacan tanto como el de John Noble, simplemente genial como Walter en ‘Fringe’, pero que sufre de la ojeriza que los Emmy parecen tenerle a la ciencia ficción. También se esperaba que ‘Treme’, la nueva serie de David Simon, lograra alguna nominación especialmente para sus actrices (se hablaba de Melissa Leo o Khandi Alexander), pero no ha sido posible. A cambio, tienen una candidatura a mejor dirección de drama y otra a mejor canción original.

En el apartado de comedia, mucha gente ha expresado su enfado porque ‘Community’ haya sido ignorada por completo, incluso con Joel McHale leyendo las candidaturas en julio. Ni él, ni la opción de Chevy Chase como mejor secundario (por nombre, lo tenía en teoría más fácil), ni mejor serie de comedia ni mejor guión… La serie tiene que conformarse con haber conseguido una segunda temporada que parecía difícil por sus audiencias. Y otro de los estrenos con mejores críticas, ‘Justified’, se ha quedado también fuera, aunque seguramente éste era una opción un poco más difícil.

Por supuesto, entre las series nominadas hay también algunos olvidos que claman al cielo, como que Hugh Laurie sea el único actor nominado por ‘House‘, ignorando a Lisa Edelstein y Robert Sean Leonard, o que Sandra Oh y Chandra Wilson hayan sufrido el mismo ostracismo que ha sufrido toda ‘Anatomía de Grey’, o que Josh Holloway no haya visto reconocido su trabajo en ‘Perdidos’ o, ya puestos, que si había que buscar una protagonista de un procedimental para cerrar las candidatas a mejor actriz de drama, Mariska Hargitay y ‘Ley y orden: UVE‘ hubieran dejado el paso libre a Emily Deschanel, que ha tenido un año sensacional en ‘Bones’.

Mañana, a eso de las 2 de la madrugada, conoceremos quiénes son los ganadores de la 62ª edición de los premios Emmy. ¿Habrá aquí también sorpresas? ¿O los galardobnados seguirán el guión?

En ¡Vaya Tele! | Especial Emmy 2010

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios