Sigue a

hbbtv_frtv.jpg

Tradicionalmente desde la aparición de la televisión digital, el sector audiovisual siempre ha estado a la expectativa de algo que parecía ser la gran revolución del medio: La interactividad en televisión. Las primeras inversiones, experimentos y servicios de interactividad comenzaron con Canal Satélite Digital y Vía Digital con distintos servicios que iban desde hilo musical hasta juegos en la tele pasando por compras y votaciones en programas en directo. Hablamos de finales de los noventa y principios del 2000. Luego llegó Quiero TV con la promesa de revolucionar absolutamente la caja tonta.

Y poco tiempo más tarde, prácticamente todo desapareció debido a un enorme fracaso de la interactividad en nuestro país. Sin embargo, fuera de nuestras fronteras este tipo de televisión sigue teniendo éxito y aceptación en el público extranjero, pese a la llegada de internet a casa, o mejor dicho, la llegada del ADSL y la revolución del usuario por la búsqueda de contenido. Tras frustrados intentos de empresas nacionales e internacionales, ahora surge un nuevo concepto que podría devolver el espíritu de potencial de la televisión interactiva.

Se llama HbbTV y hoy vamos a ver en qué consiste la nueva propuesta de interactividad.

¿Qué es HbbTV y qué significa?

Hybrid broadband TeleVision. Eso significa HbbTV. Es un estándar que lleva cociéndose desde 2009 en manos un importante consorcio audiovisual europeo, la European Broadcasting Union y varias empresas tecnológicas. La propuesta base de este nuevo estándar es conectar el televisor a internet y ejecutar aplicaciones en él. Conectar, no llevar internet al televisor. Se trata por tanto de una solución exclusivamente tecnológica, en la que se mantiene el canal de envío de información (satélite, TDT) y el canal de retorno (cable de internet) está directamente conectado al televisor, no a un descodificador o intermediario.

workflow_hbbtv.jpg

Intermediario también en el sentido de la plataforma. En HbbTV todas las televisiones que incorporen este estándar no necesitan de aparatos externos, el sistema operativo del televisor incluye esta compatibilidad y es en él donde se descargan y ejecutan las aplicaciones interactivas, sin necesidad de ningún set top box externo. Soluciona por tanto, el gran handicap de la interactividad en televisión: El establecimiento sencillo y útil de un canal de retorno.

¿Cómo será la nueva televisión interactiva?

Personalmente, la propuesta de HbbTV me recuerda mucho al iPhone. Nos encontraremos ante un aparato (televisor) que incluye un sistema operativo (incorporación de HbbTV) que permite a terceros (las cadenas de televisión) desarrollar y poner a disposición del usuario aplicaciones descargables en dicho terminal (aplicaciones interactivas) para añadir valor o interactuar con el contenido ofrecido por éstas. Creo que en este sentido es posible que el modelo que empezaron Apple y Google con sus App Store y Android Market haya influenciado bastante el workflow de esta nueva apuesta de televisión interactiva.

HbbTV realmente no es nada nuevo. Simplemente es otra forma de establecer interactividad con un elemento que marea al mercado constantemente y es puro fruto de la obsolescencia programada: Renovar equipos en un corto plazo de tiempo. Cuando casi más de media España ya ha cambiado su parque de receptores de televisión de 4:3 a 16:9 cambiamos también de analógico a digital. Cuando ya hemos cambiado a digital, volvemos a cambiar al Full HD y los sintonizadores de alta definición incorporados. Ahora quieren ir por el camino de las televisiones 3D, ¿y lo siguiente será el HbbTV?

ardhbbtv.jpg

¿Realmente el espectador español va a volver a cambiar su televisor? O peor aún, ¿realmente un espectador español va a comprar una caja para jugar con la interactividad de la TDT? Yo creo que está la cosa complicada por ese camino. HbbTV tal y como se va a querer implantar establece un mareo que no creo que el mercado español vaya a aceptar en tan corto plazo de tiempo para la renovación de televisores, como ha ocurrido con la TDT y TDT HD, y que sin duda, pone en peligro a todo este estándar que además no parece estar regulado legalmente, por el momento. ¿Puede ser el futuro éxito de la interactividad la descarga de aplicaciones directamente a nuestro televisor conectado?

Puede ser una opción, pero por el momento no, y ahí tenemos el gran ejemplo del neonato estándar MHP, que prometía una experiencia interactiva en toda nuestra televisión en abierto y sólo los modelos de televisores de altísima gama lo incorporaron, entendiendo la interactividad como un “teletexto avanzado“ e intentando competir con internet quizás… otro gran error, pues eso no tiene nada que ver con la verdadera televisión interactiva. En España de momento, Mediaset y Telefónica están investigando ofrecer cosas bajo este servicio. Fuera de España, en France Télévisions están experimentando ya.

¿Por qué la televisión interactiva no ha tenido éxito en España?

Porque fue abandonada en manos de Digital+, quienes tras la fusión no decidieron continuar con la apuesta interactiva. Porque Quiero TV llegó adelantada a su tiempo y quebró antes de dar su primer paso al frente. Porque los operadores de cable no han querido aprovechar todo el potencial de un canal bidireccional como aportan sus propias redes de fibra óptica. Y realmente no fue porque internet llegó al mismo tiempo que la interactividad a televisión, sino que ha sido internet y el ordenador los que van acercándose más a la televisión cada vez.

El fenómeno masivo de comentar programas por Twitter, y compartir cosas vía Facebook no tiene más de dos años de antigüedad. La subida masiva de video, fotos y contenido se sitúa en torno a unos cinco años atrás (YouTube nació en 2004). Son elementos que están alimentando y retroalimentando la televisión cada día más masivamente, y que por tanto, podrían añadir un nuevo epígrafe al gran y claro hecho de que el éxito masivo de la televisión está en que simplemente la enciendes y ya funciona. Sin más complicaciones.

Pero hay un sector de la audiencia, cada vez más amplio, que demuestra por otras vías tecnológicas que “quiere complicar un poco, sólo un poco, su experiencia televisiva”. Todos los grandes experimentos de televisión interactiva en nuestro país sucedieron en el año 2000-01 y se abandonaron completamente poco tiempo más tarde, y sin embargo los usuarios de televisión de pago de aquél entonces demostraban estar interesados en poder utilizar la interactividad.

Es posible que estemos ante un momento clave para abrir una nueva vía de interactividad en España. Al otro lado del charco, las cadenas se ven cada vez más “obligadas” a tener que incluir los hashtags de sus programas sobreimpresos en pantalla, y de ahí, la gente tiene que irse a su ordenador, tablet o móvil para opinar a través de Twitter. ¿Tendría éxito este mismo concepto integrado en nuestro televisor y que nuestro dispositivo móvil conectado a él a través de Wifi fuese únicamente el teclado? Puede ser una de las soluciones realizables con el estándar HbbTV.

En ¡Vaya Tele! | Google TV, servicios interactivos en la televisión
En ¡Vaya Tele! | Guía de Boxee: Qué es y cómo montarte un mediacenter en casa
En ¡Vaya Tele! Respuestas | ¿Con que fin utilizaríais la “interactividad” que nos prometieron con la TDT?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios