Sigue a

La viña vieja

- Perdona que te lo diga, pero, a veces, tu familia hace que los Borgia parezcan los payasos de la tele.

Agente Ortega, “La Viña Vieja”

Si después de casi dos años con ‘Gran Reserva‘ fuera de la pantalla tienes mono de venganza entre los Reverte y los Cortázar, quizá este libro pueda servir para paliar esa ansiedad. Se llama “La Viña Vieja“, un libro escrito por Eligio R. Montero y basado en la historia que encandiló a millones de espectadores en La 1 de TVE. Cuenta la historia de los Cortázar diez años antes del inicio de la serie, un año 2000 en el que los misterios, las traiciones, las puñaladas traperas y, por supuesto, el vino ya estaban presentes en esa pequeña región llamada Lasiesta.

El punto de partida de “La Viña Vieja” es un clásico: la aparición de un cadáver en una de las viñas pertenecientes a la familia Reverte. Es el pistoletazo de salida a una historia que sirve para indagar en el pasado de todas las familias bodegueras de Lasiesta (en concreto las cuatro principales de aquella época: los Reverte, los Cortázar, los Orellana y los López-Acosta), pero sobre todo es el marco perfecto para contarnos la evolución de los personajes que ya conocemos en ‘Gran Reserva‘, descubriendo su historia previa, por qué son así en este momento o cómo llegaron a establecerse esas complicadas relaciones entre ellos.

“La Viña Vieja” bien podría tratarse de una temporada más de ‘Gran Reserva’. Estamos ante una historia contada a lo largo de un año de recolección de la uva (aprovechando al mismo tiempo para dar algunas nociones sobre el intenso trabajo que hay hasta la creación de un vino); desde el punto de vista de Miguel, el hermano mayor de los Cortázar, vamos avanzando poco a poco en la investigación de ese misterioso asesinato, pero sobre todo en asuntos personales como su complicada relación con Lucía, que se remonta a años atrás, la ambición de su padre Don Vicente o cómo se produjo la llegada a la familia de Paula Gilmado, su mujer, y Gustavo Arístides, el marido de Emma.

Los asiduos de ‘Gran Reserva’ se engancharán rápidamente a la historia, conocerán a todos los personajes y no les será difícil reconocer todos y cada uno de los rasgos en ellos. Para el resto, es una buena forma de ponerse en contacto con estas dos familias dedicadas al vino, así como con la Agente Ortega, de cuya vida personal obtenemos algunas pinceladas; ya es más de lo que sabíamos en ‘Gran Reserva’. Eso sí, quizá una vez terminado el libro encontréis algunas inconcordancias entre lo visto en la serie y lo que nos cuentan aquí. Nada grave que pueda empañar la historia.

En ¡Vaya Tele! | ‘Gran Reserva’, mucho que decir en su tercera temporada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios