Sigue a

ntv-webster

En nuestro Nostalgia TV de hoy os traemos una serie de los ochenta que, siendo una sitcom, estaba enfocada al público familiar y pretendía, con unos planteamientos muy blancos, reunir bajo el mismo televisión a abuelos, padres y niños. Se llamaba ‘Webster’, había sido creada por Stu Silver (quien también trabajó en la famosa ‘Enredo’) y se emitió en Estados Unidos a lo largo de seis temporadas y 150 capítulos entre 1983 y 1989.

Algo que inmediatamente nos viene a la memoria cuando pensamos en ‘Webster’ es su comparación con otra serie norteamericana de temática muy similar. ‘Arnold‘, como se conoció en España a ‘Diff’rent Strokes’, fue la serie que encumbró al ya fallecido Gary Coleman. ‘Arnold’ fue una producción anterior, por lo que los más bienintecionados hablan de ‘Webster’ como de la hermana pequeña de ‘Arnold’, mientras que otros comentan directamente que era una descarada copia.

Melodrama y comedia

‘Webster’ nos contaba la historia de Webster Long, un niño de siete años cuyos padres biológicos morían en un accidente de tráfico. En ese momento, el matrimonio formado por Katherine y George Papadapolis lo adoptaban, pasando a integrar una unidad familiar de tres. El hecho más llamativo respecto a esta premisa, algo que ya se jugaba en ‘Arnold’, era que Webster era un niño negro mientras que sus padres adoptivos eran blancos. Algo que, hoy por hoy, ni nos llama la atención ni nos parece destacable pero que en la sociedad de la época fue toda una revolución a nivel televisivo.

A pesar de ser una comedia, ‘Webster’ contaba con muchos elementos melodrámaticos. En primer lugar, el hecho de que un niño quede huérfano no parece una perspectiva muy cómica per se. La serie nos explicaba que el padre biológico de Webster, Travis, había sido compañero de equipo de George (ambos eran jugadores de fútbol americano)y, por ello, el matrimonio Papadapolis decidía acoger al niño.

Las situaciones de humor se producían por el cambio de planteamiento vital que suponía que un matrimonio joven y con aspiraciones “modernas” que vivía de una manera independiente, sin hijos, sin responsabilidades más clásicas y volcado en su ocio sufriera inesperadamente la llegada de un nuevo miembro familiar al que cuidar, proteger y educar: un hijo. Un niño, además, que resultaba muy adelantado y maduro para su edad.

Otros elementos dramáticos se jugaban en la serie. Por ejemplo, sobre todo en las primeras temporadas, era muy destacable la presencia del personaje de Phillip Long, interpretado por el actor Ben Vereen. Phillip era tío de Webster, no estaba conforme con la nueva situación familiar del niño y, en numerosas ocasiones, trató de adoptar al chico y llevárselo a vivir con él. Finalmente, el personaje se mudaba a Hollywood a comenzar una carrera actoral y, de alguna manera, olvidaba su primer objetivo.

webster

Además, en la segunda temporada, Webster era el autor de un incendio, accidental, por supuesto, que acababa con la vivienda familiar. Algo que tampoco es que dé mucha risa. Por supuesto, esto no era más que una necesidad de producción que decidió cambiar el apartamento en el que vivían los tres personajes por una casa victoriana en Gold Coast, Chicago.

Los personajes

El protagonista, sobre el que giraba la mayor parte de la acción, era, como no, Webster, interpretado por el actor Emmanuel Lewis. Gran parte del éxito del personaje venía por su interpretación. La movilidad, la gestualidad del personaje eran las de un adulto, sobrepasando las expectativas que se podían tener en un niño. Tenía perspicacia, inteligencia y mucha sagacidad para su edad. Como muchos sabéis, esto se debía en parte a que, en la vida real, Lewis tenía trece años, y no los cinco que figuraba su personaje. Una enfermedad renal era la causante de su aniñada apariencia. Un hecho todavía hoy enormemente polémico porque muchos no veían con buenos ojos que la cadena aprovechara una trágica circunstancia para conseguir un personaje más resultón. Una curiosidad es que Lewis fue descubierto en un anuncio de Burger King.

Junto a la estrella que hacía brillar todo el show, el contraste pero, al mismo tiempo, la complementariedad, venía de la mano de los padres adoptivos. Una pareja a la que le “caía del cielo” un hijo con el que no contaban y que trastocaba sus vidas. Algunos han comparado a este matrimonio con una revisitación de los personajes de Katherine Hepburn y Spencer Tracy en ‘La mujer del año’.

George, el padre, interpretado por el ya fallecido Alex Karras, era un jugador de fútbol americano retirado que, en la actualidad, se había reconvertido en comentarista deportivo. Era rudo, bárbaro y un tanto bruto. En realidad, respondía a ese estereotipo de hombre de apariencia dura que esconde un gran corazón y muy nobles intenciones. Era muy curiosa su relación con Webster. Puesto que, aunque ejercía como padre y era un hombre protector y cariñoso, también eran famosos las situaciones de “pique” que se producían entre padre e hijo. Casi como si de dos macho alfa se tratara, muchas veces asistíamos a diálogos en los que competían por ser los más ingeniosos y certeros.

websterykarras

La tercera pata de esta silla era la esposa, Katherine, interpretada por la actriz Susan Clark. Katherine suponía un modelo de mujer poco habitual en la ficción de la época, puesto que era una ama de casa un tanto patosa, sin ninguna habilidad para las tareas domésticas. De hecho, muchas situaciones de comedia se producían cuando quemaba la comida o confundía los productos de limpieza. Se trataba de una mujer culta y sofisticada, que siempre vestía con elegancia y que ejercía (algunas veces)como sicóloga.

La blancura de los 80

‘Webster’ pertenece a ese tipo de serie de humor muy blanco, con conflictos cotidianos y situaciones familiares en la que los personajes nunca sacaban demasiado los pies del tiesto. Es un modelo de ficción que hemos visto repetido cientos de veces con una moraleja al final del capítulo que nos “enseñaba” sobre lo bien que van las cosas cuando todos se comportan del modo adecuado.

En ese sentido, resultaba bastante tradicional e incluso, en ocasiones, tenía una moralina un tanto cursi. Eso sí, la carga no siempre recaía sobre el niño, sino que, precisamente muy a menudo, los que realmente se equivocaban en su forma de comportarse eran los padres, pues vivían en un mundo adulto lleno de convenciones preestablecidas, que no siempre resultaban las más correctas y justas.

Ficha Técnica: Webster


websdvd
  • Título Original: Webster
  • Género: Sitcom
  • Cadena: ABC (1983-1987)
  • Emitida en España: TVE
  • Disponibilidad DVD: Cuatro temporadas


  • En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

    Los comentarios se han cerrado

    Ordenar por:

    4 comentarios