Sigue a

ntvpp

Algunas series tienen la habilidad de traspasar el mero entretenimiento para convertirse en referentes de la cultura audiovisual de una época. En ocasiones, resulta mucho más interesante y edificante lo que una ficción que, supuestamente, no va de nada nos puede mostrar sobre la vida diaria y la realidad en la que todos tratamos de manejarnos, que otras muchas historias con premisas grandilocuentes y filosofías de todo a cien.

Para mí, ‘Pepa y Pepe’ es de las mejores series que se han visto en este país. Es curioso cómo una comedia, una sitcom de 25 minutos, (sí, también se han hecho sitcoms en España de 25 minutos) protagonizada por una familia (¿otra sitcom protagonizada por otra familia?) podía resultar tan fresca y divertida, tan original, incluso inquietante en algunos momentos, con un núcleo fuerte construido con personajes auténticos y con matices.

Las familiares aventuras de una familia

‘Pepa y Pepe’ era una comedia que nos mostraba las aventuras y (más bien) desventuras de una familia de cinco miembros: el matrimonio formado por Pepa y Pepe y sus tres hijos, con personalidades y gustos diferentes. Los mayores conflictos que presentaba la trama estaban relacionados con la economía doméstica. No era difícil ser testigos de una cena familiar en la que Pepa anunciaba, con dolor pero también resignación, que la cuenta corriente estaba vacía.

En aquellos tiempos, no estábamos acostumbrados a ver series (y mucho menos comedias) que nos mostraran al españolito de turno tan de verdad. Lo ordinario era ser espectadores de familias que vivían en buenas casas y que no tenían ni un problema económico. Manuel Iborra, el responsable de la serie, nos traía conflictos muy reales, que podían ser incluso incómodos y duros para una sitcom pero que la familia resolvía, principalmente, porque se querían, se apoyaban los unos a los otros y se ayudaban.

Este gusto por el realismo se reflejaba también en los decorados, la luz o el vestuario. Recuerdo que el salón de la familia estaba siempre atiborrado de chaquetas, revistas, cojines, todo en un caótico orden que transmitía ambiente casero. En este sentido, tal vez os parezca una tontería, pero en fin, que ya sabéis que en las comedias familiares hay muchas escenas en las que los miembros de la casa comparten la cena o la comida. Pues bien, nunca he visto unas secuencias que me parecieran tan de verdad alrededor de una mesa como las de ‘Pepa y Pepe’. Me acuerdo perfectamente de Verónica Forqué masticando una croqueta mientras le echaba una bronca a su marido o a María rebañando el yogurt mientras pedía una moto.


Los personajes

  • Pepa: El personaje interpretado por Verónica Forqué era el de una ama de casa que lleva los pantalones en el hogar. Conseguía ser temperamental y dulce a la vez, apasionada y tierna, en una combinación muy realista pero yo creo difícil de lograr. Trabajaba en un restaurante y llevaba la casa, estaba obsesionada con su familia aunque trataba a sus hijos con muchísima más libertad que su marido. Podía ser chabacana y mística, pero siempre, siempre, muy divertida
  • Pepe: Tito Valverde es el segundo de los actorazos que nos brindaba esta comedieta. Pepe era un hombre bueno, un tanto manso, que vivía ultrapreocupado por la seguridad de sus hijas y los novios que pudieran tener. Sentía pasión por el futbol y no era raro ver secuencias en las que estuviera viendo un partido. Además, tenía como una especie de zoológico en casa. Amaba a los animales, un prueba más de su bonachonería y solía llevar una cacatúa blanca (¿era cacatúa) sobre el hombro.
  • María: La hija mayor de la familia y, si no me equivoco, el primer personaje para María Adánez. María era presumida, egocéntrica y muy insegura. Tan pronto quería ser actriz, como modelo, como artista, pero lo que tenía muy claro es que quería una moto. Sus asuntos amorosos llevaban de cabeza a la familia, sobre todo, a su padre.
  • pepaypepe

  • Clarita: Me gusta llamarla como lo hacía su madre en la serie porque además es un nombre que no le pegaba nada. Silvia Abascal había tenido algún pequeño papel en ficción, por ejemplo en el ‘Un, dos, tres’, pero con ‘Pepa y Pepe’ tuvo su gran oportunidad. Era inteligente, fría e irónica. Contrastaba completamente con su hermana mayor, con la que se llevaba como el perro y el gato. Con una estética grunge, sus perspectiva vital era pesimista, algo novedoso para una niña en televisión.
  • Jorge: el pelirrojo de la casa, el pequeño. No recuerdo que Carlos Vilches haya tenido mucho recorrido actoral después de esta serie y tampoco se puede decir que su personaje fuera la bomba. De hecho, yo lo consideraría uno de los “puntos flojos” de ‘Pepa y Pepe’, no hablaba mucho, ni tenía protagonismo. Era un personaje pasivo que recibía las acciones de los demás: las bromas de sus hermanas, los besos de su madre, los juegos de su padre.
  • Julia: la tía Julia ni era tía ni nada; era la íntima amiga de Pepa, pero todos la querían como a una más de la familia. El personaje de Isabel Ordaz me recuerda en muchos aspectos al interpretado después como “La hierbas”. Una mujer muy mística, centrada en la meditación, que había viajado mucho y conocía las costumbres más extrañas de los monjes de Cualquierlugarlandia. Muy curioso de este personaje era la relación de “envidia” que se establecía con Pepa. A menudo, Pepa sentía admiración por las aventuras que vivía Julia, una mujer libre y sin ataduras pero, no menos a menudo, a Julia le habría gustado tener una familia como la de Pepa. Insatisfacción humana, así somos.
  • Influencias de la serie

    pepaypepe

    ‘Pepa y Pepe’ está considerada, y no sin razón, como un remake español de ‘Roseanne‘, la serie protagonizada por Roseanne Bar y John Goodman. Al igual que en ella, las relaciones familiares y los conflictos económicos estaban a la orden del día.

    Pero ‘Pepa y Pepe’ tuvo mucha repercusión en España. Todavía hoy muchas familias recuerdan esta sitcom sin pretensiones que se dejaba ver fácilmente y que sabía como tocar los temas más sensibles. Después de la serie, en la vida de los actores hemos visto muchos guiños de su paso por la comedia. ‘El tiempo de la felicidad’, por ejemplo, es una película dirigida también por Manuel Iborra y protagonizada por Verónica Forqué, en el papel de sus hijas tenemos, ni más ni menos, que Abascal y a Adánez. Estaba claro que el triángulo funcionaba.

    Y un poquito más cerca, si recordamos al personaje de María Adánez en ‘Aquí no hay quien viva’, podremos fijarnos en qué actriz hacía de su hermana. No era otra que Silvia Abascal. Para terminar, una pequeña mención a ‘La vida de Rita‘. Dirigida por Iborra en 2003, nos hablaba de la vida de la dueña de un bar (Verónica Forqué) que tenía dos hijas. Para mí, recogía completamente el espíritu de ‘Pepa y Pepe’ pero no tuvo su éxito a pesar de ser una serie de bastante calidad.

    Ficha Técnica: Pepa y Pepe

    ppdvd
  • Título Original: Pepa y Pepe
  • Género: Sitcom
  • Cadena: TVE, FDF, CMT
  • Disponibilidad DVD: No

  • En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

    Los comentarios se han cerrado

    Ordenar por:

    13 comentarios