'Salvados' estrena temporada marcando un nuevo récord de audiencia

Sigue a

Salvados

Jordi Évole aún no conoce donde está el límite del éxito al que puede llegar su programa. Si ‘Salvados’ se despedía el año pasado con su temporada más seguida, el programa de actualidad volvió ayer a la programación de laSexta, marcando un nuevo récord de audiencia y erigiéndose como la emisión no deportiva más vista de laSexta en toda su historia. En total, el primer programa de la nueva temporada de ‘Salvados‘ fue seguido por 4.307.000 espectadores, una cifra que le hizo alcanzar un 19,8%. Son datos realmente espectaculares para un programa de actualidad y reportajes, que prueban que ‘Salvados’ se ha convertido en todo un fenómeno televisivo a través de un sano ejercicio de periodismo.

El primer ‘Salvados’ de la temporada no recurrió a los temas de corrupción que han explotado en los últimos días (motivo por el que muchos podríamos encontrar la razón de este éxito), sino que se centró en tratar el estado de la educación en nuestro país, hablando con diferentes miembros de la comunidad educativa y mostrando las consecuencias de los recortes y las distintas leyes educativas que se han dado a lo largo de nuestra democracia. Ese fue el punto de partida para captar la atención del público mayoritario, que no dudó en conectar con ‘Salvados’, que convirtió al programa de Jordi Évole en el espacio más seguido del fin de semana.

Con el estreno de la nueva temporada, el ‘Salvados’ de ayer demostró que Jordi Évole no ha abandonado su estilo, ese que alcanzó el año pasado y que convirtió al programa en un espacio mucho más maduro de lo que fue en sus inicios. ‘Salvados’ ha vivido una trayectoria en la que ha pasado por varias etapas y, si el año pasado consiguió el reconocimiento y el respaldo del público, si las audiencias continúan como ayer ‘Salvados’ va camino de convertirse en un fenómeno televisivo. Este hito tiene más mérito si observamos el pilar en el que se asienta el espacio, el periodismo más puro que a estas alturas no debería ser novedad en televisión.

En el “Cuestión de Educación”, título del programa de ayer, vimos a Jordi Évole viajando hasta Finlandia, para observar cómo es la educación que se recibe allí y compararla con la de España. Como suele ser habitual en ‘Salvados’, indignación y admiración se volvieron a dar de la mano en el estado de ánimo de los espectadores, enfadados por lo que descubrían pero agradecidos porque aún exista un programa de televisión que lo pueda recoger. Esta mezcla de sentimientos también fue mostrada en Twitter, el lugar donde ‘Salvados’ encuentra su apoyo extra cada semana. Una noche más, el programa fue uno de los asuntos más comentados de la noche, aunque nada hacía presagiar que el programa consiguiera las grandes cifras de audiencia con las que hemos amanecido esta mañana.

También es digno de mención el resultado que consiguió el programa repetido de ‘Salvados’, que superó los tres millones de espectadores pese a que se trataba de un programa emitido en 2012. Lo curioso del asunto es que la reposición consiguió una cifra de audiencia más alta que la obtenida en el primer pase, algo que demuestra que en la actualidad todavía hay muchos espectadores que están descubriendo ‘Salvados’. Ayer, Jordi Évole contó con una competencia algo débil, ya que no se midió con nuevos capítulos de ‘Aída’ o con películas de estreno sugerentes. Aunque, observando los datos de audiencia que ‘Salvados’ ha registrado en su vuelta, parece que el programa de laSexta es el nuevo espacio al que la competencia debe temer a partir de ahora.

En ¡Vaya tele! | ‘Salvados’, víctima de su propio éxito

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios