Síguenos

antonio_hortelano.jpg

El secreto de la eterna juventud, algo por lo que muchos en la historia han perdido la cabeza, está al alcance de la mano. Al menos en la televisión. Y si no, que se lo digan a Antonio Hortelano que, a sus 30 años para 31, sigue siendo joven y rebelde. Ya en 1998 interpretó, con 22 años, a Quimi en la serie Compañeros, desarrollada en un instituto, haciendo de joven rebelde e inadaptado.

Ocho años después, vuelve a meterse en un personaje similar en SMS – Sin Miedo a Soñar, una serie juvenil ambientada en un colegio privado. Vale, esta vez no es un alumno del colegio. Es un camello que trapichea con los alumnos del colegio, pero porque “no tiene estudios ni ganas de tenerlos, piensa que la vida son dos días y que hay que vivirla a tope, y su lema es “que me quiten lo bailao””. 20 añitos tiene su personaje.

La verdad es que es una costumbre muy arraigada eso de poner actores y actrices “mayores” a interpretar jovenzuelos de instituto. Para recordar, la parodia que hacía Diana, el personaje de Anabel Alonso en 7 vidas, cuando hacía de jovenzuela. Pero eso era una parodia. Verónica Sánchez, Fran Perea o Alejo Sauras lo han seguido haciendo hasta hace bien poco (lo que les ha costado salir del instituto a algunos).

¿Por qué? Supongo que no es fácil encontrar actores y actrices que, con 15 años, sean capaces de “interpretar” (aunque visto alguno de los ejemplos anteriores, creo que con los mayores tampoco aciertan). Pero una cosa es una cosa, y seis media docena. Y con 30 años no tiene mucho sentido seguir haciendo de chaval, ¿no?.

Aunque viendo a algunos dirigentes de sindicatos estudiantiles, igual no es tan descabellado…

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios