Compartir
Publicidad
¿Tiene sentido dejar de ver una serie porque han matado a tu personaje favorito?
Ficción internacional

¿Tiene sentido dejar de ver una serie porque han matado a tu personaje favorito?

Publicidad
Publicidad

Hace ya un tiempo que dejé de lado ‘The Walking Dead’ entre otras cosas porque era una serie que me desquiciaba, ya que tan pronto era muy entretenida como se convertía en una absoluta pérdida de tiempo. Sin embargo, he asistido con especial interés a todo lo relacionado con ese potente cliffhanger que se resolvió, entre otras cosas, con la muerte de un personaje tan querido que no pocos espectadores han llegado a decir que van a dejar de ver la serie.

Eso me ha llevado a plantearme hasta qué punto tiene sentido reaccionar de esa forma ante un hecho con el que no contábamos. Me ha recordado también a algunas voces críticas que hubo en su momento con ‘Juego de Tronos’ y cierta boda roja. ¿De verdad creemos que vamos a conseguir algo quejándonos de la evolución natural de la historia que no están contando? Vale que vivimos en tiempos tan políticamente correctos que algunos pueden pensar que es el caso, pero ya os digo yo que no.

Riesgo frente a comodidad

Seguro que no soy el único que se ha quejado en alguna ocasión sobre que la serie que está viendo se ha estancado y que eso ha hecho que vaya a peor. ¿A qué se debe que eso suceda? Pues, entre otros motivos, a que la serie ha alcanzado velocidad de crucero y se limita a confiar en lo que sabe que funciona, sin molestarse en arriesgar por si cualquier cambio acaba desestabilizando. Malo o bueno –no siempre va a ser lo primero-, pero abrazan la solución cómoda.

Sospecho que todos vosotros estaréis pensando en varias series que responden a eso que describo en el párrafo anterior -a mí la primera que se me ocurre es la de la imagen de un poco más arriba- y puede que con alguna de ellas no tengáis muy claro si os merece la pena seguir viéndola. En ese inmovilismo creativo sí que veo un grave problema, pero correr riesgos desembarazándote de un personaje es una decisión que siempre defenderé a priori.

No obstante, matar a un personaje importante por el mero impacto que provoca o sin un plan de futuro bien marcado puede acabar volviéndose en tu contra. Un buen ejemplo sería el de ‘24’, cuya magnífica quinta temporada estuvo marcada por la desaparición de varios personajes veteranos. No me cabe duda de que esa historia estaba bien pensada, pero no más allá de eso, lo cual provocó que la serie se resintiera de forma notable en la sexta. ¿Compensó hacerlo? Hasta se llevó el Emmy por la quinta, pero no lo tengo del todo claro.

Volviendo a ‘The Walking Dead’ tenemos una base similar a la de ‘Juego de Tronos’, pues la historia ya estaba contada de antes y parece ser que la impactante muerte está heredada del cómic creado por Robert Kirkman. Me consta -era lector del cómic mucho antes de que empezara la serie- que toda adaptación necesita cambios y la serie de AMC no ha dudado en tomarse multitud de libertades, pero… ¿de verdad era imprescindible cambiarlo más allá de nuestro posible egoísmo por seguir viendo al personaje?

Limítate a contar la historia que tienes pensada

Anatomia De Grey

Ahí no me queda ninguna duda de que la respuesta es un no tajante. Toda serie -y cualquier saga de películas- tiene que saber cuándo ha llegado la fecha de caducidad de un personaje y asumirla con normalidad. Esa es la historia que quieres o deberías querer contar y lo último que me gustaría es que aceptases chantajes externos que en algunos casos no dejan de ser simples pataletas. ¿Tiene que morir? Perfecto, pero que sea porque sabes lo que estás haciendo.

Más allá de eso, yo mismo me he alegrado por algunos regresos bastante cuestionables -pienso, de nuevo, en ‘24’- y ha habido muertes que no he terminado de entender muy bien a santo de qué venían -aquí, aunque cueste creerlo, la primera que me viene a la mente es ‘Anatomía de Grey’-, pero es lo que hay y la única forma que entendería dejar de ver una serie por algo así es porque realmente no te gustaba, sino que te habías encariñado tanto con el personaje en cuestión que eras incapaz de dejarla.

En algunos casos es inevitable que suceda algo así, normalmente con ficciones de corte procedimental en las que el protagonista es tan interesante o entretenido que estamos dispuestos a pasar por algo todas sus debilidades, pero entonces que algo así nos afecte de esa manera es enteramente culpa nuestra y la verdad es que casi nos hacen un favor, que hay demasiadas cosas por ver y muy poco tiempo para hacerlo.

Dicho esto, si alguien deja de ver ‘The Walking Dead’ por lo sucedido en el primer episodio de la séptima temporada, no seré yo el que lo critique, pero sí que me costará entenderlo salvo que suceda lo que expongo en el último caso. Y es que si la serie te parece realmente buena, la pérdida de un gran personaje puede ser un revulsivo para que vaya a mejor. Llora al fallecido todo lo que necesites, pero sigue disfrutando de la serie.

En ¡Vaya Tele! | Las series americanas han matado a 236 personajes esta temporada. Estas son las 9 más impactantes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos