Sigue a

The Good Wife

Decía la CBS antes del comienzo de la temporada que ‘The Good Wife’ volvía más fuerte y sexy que nunca, y no nos engañaban. Con tres episodios a sus espaldas, el que es considerado mejor drama de network ha vuelto con el objetivo de revolucionar las hormonas de todos sus personajes en la ficción y las de los espectadores en la vida real. Y eso, tratándose de la cadena conservadora por excelencia y de una emisión en abierto, es algo que no deja de sorprender.

Después de tres años en antena, ‘The Good Wife‘ sigue su curso sutil y pausado, cimentado en un cuidado exquisito de sus personajes principales, en sugerir más que en mostrar y haciéndose con estrellas invitadas que realizan un trabajo soberbio, cada uno en su parte. La decisión de Alicia tras sus dudas al final de la pasada temporada, la quiebra de Lockhart & Gardner y la llegada de Marc Warren interpretando al escalofriante marido de Kalinda están siendo los grandes “highlights“ de estos nuevos capítulos.

Kalinda y su bate aguardaban pacientemente el estreno de la cuarta temporada, y su trama ha sido de lo poco en esta serie que ha conseguido dividir a los críticos. Algunos de ellos han reseñado que la inclusión del marido de Kalinda sólo servía para poner incómodo al espectador, y que las escenas entre el matrimonio tenían como único objetivo comprobar hasta dónde era capaz de llegar la CBS con la serie. Ciertamente, la escena del helado aderezado con efluvios vaginales es una de las más impactantes y subidas de tono de la televisión, a pesar de su discreción.

Seas de una opinión u otra, lo que sí es cierto es que Archie Panjabi vuelve a la primera línea interpretativa dentro de la serie, reclamando un Emmy que sólo consiguió en la primera temporada aun a pesar de estar nominada los años siguientes. Ha sido ella la que nos ha devuelto al ascensor como escenario de los más tremendos sucesos, con esa escena a lo ‘Kill Bill’ que también contribuyó a dividir a los críticos. Y, por supuesto, no falta la inmersión en su sexualidad, que a estas alturas es amplia como el Amazonas.

La trama principal, la de la carrera política de Peter y su relación con Alicia con Will como tercer invitado promete mucho lío en los próximos episodios. Precisamente en esa trama se han concentrado dos de las grandes estrellas invitadas de esta temporada, con Kristin Chenoweth intentando limpiar la campaña de Peter y Maura Tierney intentando ensuciarla con rumores de infidelidad. La sombra de las prostitutas es larga, pero parece que el Sr. Florrick ha abandonado esa vida, y Alicia está dispuesta a volver a juntar a su familia.

El tercero en discordia en esta trama es Will, cuya caída de ojos sigue despertándole mariposillas en el estómago a Alicia, aunque parece que esta pareja está ahora más lejos que nunca. Y mención especial a Nathan Lane, que está forjando un personaje interesantísimo en su gestión de la quiebra del bufete. En definitiva, una temporada más arriesgada y sensual/sexual que nunca, llevando su tono a un nivel de provocación pocas veces visto en televisión. Si esto sigue así, nos queda muchísimo por disfrutar en los próximos meses.

En ¡Vaya Tele! | Un breve aperitivo de la cuarta temporada de ‘The Good Wife’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios