Sigue a

New Girl Jess

Cuando FOX presentó ‘New Girl‘ en los Upfronts del pasado mes de mayo, las opiniones sobre la serie eran bastante dispares. Muchos coincidían en que tenía gran potencial para hacer reír, motivado sobre todo por la presencia de la “adorkable” Jess/Zooey Deschanel (un mix entre “dork” (geek, nerd) y “adorable” que le viene que ni pintado), pero también coincidían en que Jess es extremadamente divertida y adorable en pequeñas dosis, llegando a cansar a largo plazo. Entonces, ¿cómo mantener a la audiencia a lo largo de ocho meses y más de veinte capítulos?

Pues de momento lo están consiguiendo de una forma tan efectiva que probablemente ni ellos mismos se lo esperaban, pero no han sido pocos los que se han bajado de la serie hartos de unas dosis excesivamente altas del carácter de Jess. No les culpo, aguantar sus tonterías semana tras semana puede llegar a cansar; pero a los que, como a mí, les encanta su ineptitud social y esa capacidad intrínseca de meter la pata en cualquier situación, no podemos estar ya más enamorados de ella en particular y de la serie en general.

No nos engañemos, te gustará ‘New Girl‘ si te gusta Zooey Deschanel (y Jess por extensión), porque en ella recae todo el peso de la serie. Sí, tenemos también a los tres compañeros de piso y algún que otro secundario que se pasea por el apartamento aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, pero ni por asomo llegan a resultar imprescindibles. El único medianamente aceptable es Nick (Jake M. Johnson), el único que sobresale entre los compañeros de piso y que además se trae un toma y daca con Jess que acabará con ambos juntos en la cama. Si no me creéis, al tiempo.

Schmidt (Max Greenfield) parece puesto allí sólo para quitarse la camiseta y llevar pantalones muy muy cortos, que de lo bonito en televisión también se come; y de Winston (Lamorne Morris), mejor ni hablamos. Damon Wayans Jr. lo hizo muchísimo mejor que él en el piloto, lástima que tuviera que volverse a ‘Happy Endings’. Con este panorama, Jess se convierte prácticamente en la única fuente de risas, que llegan al auténtico revolcón por el suelo en algunas situaciones, como el momento “pene” plasmado en la imagen que encabeza esta entrada.

La FOX debe estar bastante contenta con ella; las comedias nunca han sido su fuerte, y encontrarse con una que no sólo no fracasa sino que se convierte en todo un éxito para el canal es mucho más de lo que podría esperar. Es lo mejor de FOX en la noche de los martes, superando incluso a ‘Glee’ que se emite inmediatamente antes, y dejando un buen colchón para ‘Raising Hope’. Tenemos Jess asegurada para mucho tiempo.

En ¡Vaya Tele! | ‘New Girl’ apunta maneras: El buen hacer de Zooey Deschanel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

31 comentarios