Compartir
Publicidad
'Narcos', hermosa y terrible
Ficción internacional

'Narcos', hermosa y terrible

Publicidad
Publicidad

Ahora todos sabemos qué es Netflix, que es una plataforma de video on demand, que funciona como un videoclub online, que aumenta su catálogo de contenidos mes a mes... Pero todo eso no era suficiente. En la era de la exclusividad, del ansia por destacar y dejar deslumbrados a los usuarios, era fundamental ofrecer contenido propio, series con un sello personal e incomparable.

Así, desde Netflix nos han llegado títulos tan maravillosos como 'House of Cards', o 'Daredevil' o el hit del verano 'Stranger Things', pero también tan brutales como 'Narcos'. Es el tipo de producción que marca la diferencia, que dice que no sólo te quieres divertir o entretener, que quieres ir más allá y sumergirte en un relato real que marcó la vida de millones de personas. Y hacerlo de una manera bella y hasta conmovedora.

Aviso: A partir de aquí nos adentramos en la trama de la segunda temporada. Ojo a los spoilers.

Colombia era un polvorín

Policias

El protagonista de 'Narcos' durante las dos primeras temporadas ha sido Pablo Escobar, uno de los capos de la droga más importantes de la historia del mundo, así, sin exagerar. Porque es verdad, porque lo que hemos visto en 'Narcos' ha superado la mera ficción para desarrollar unos hechos que sucedieron realmente, que no podemos creer por su descarnada crudeza, pero que tienen nombres y apellidos.

Estamos acostumbrados a ver pelis o series sobre asesinos, sobre mafias, sobre atentados... Pero lo que 'Narcos' nos ha contado es una auténtica guerra civil entre el cártel de Medellín y el gobierno de una nación, una guerra que se cobró demasiadas vidas y que instauró un terror en el que, a nosotros, simplemente, nos parece imposible poder vivir. Por eso, esta historia merecía ser contada, para que la ficción no sea sólo esa pieza de 50 minutos con la que pasamos el rato, sino un relato con el que se puede aprender algo, mucho.

El hombre desolado

Barba

Es difícil empatizar con Escobar y todas esas acciones que manda ejecutar a sangre fría. Pero, de alguna forma, no podemos evitarlo. El Patrón ha sido un hombre triste y melancólico durante gran parte de la temporada, un sentimiento que se agravaba por momentos. Parecía que sólo quería estar tranquilo, refugiarse en su familia y en la naturaleza, en esos niños que pueden jugar durante horas sin sufrir ni causar ningún mal.

Pero Pablo había iniciado una guerra por el poder y ahora no podía bajarse del tanque en el que se había subido. Las monumentales acciones tienen repercusiones y pronto, su mirada perdida parece ya contemplar el desolador futuro que le aguarda. Para Escobar es muy duro sentirse solo, pero lo más difícil es no poder proteger a su familia, y ver el rechazo en el rostro de su padre, en unas últimas secuencias conmovedoras.

Y todos los demás

Narcos Season 2 Image 2

'Narcos' se basa en la historia real de los narcotraficantes colombianos pero, a la vez, reconoce que algunas tramas están ficcionadas. Es el pago por hacer una serie. Puede que en este trance viva ese pobre Limón al que hemos llegado a conocer tan bien durante la temporada. Leal, demasiado, su viaje desde un chico de barrio hasta el chófer del hombre más peligroso del país es más que interesante.

También están los otros hombres de Pablo, primero, orgullosos por haber ayudado al tipo que se ha burlado del gobierno, que construye una cárcel de oro y luego escapa de ella, que logra poner en jaque a un país... Poco a poco, estos hombres ven al Patrón cada vez más hundido, la decadencia del gran imperio que antes dominaron.

Y también tenemos a los "buenos", claro. A esos agentes de Estados Unidos que luchan contra Escobar, a ese grupo de asalto que vive con un pistola apuntando a su nuca. Y resulta muy interesante cómo cruzan la línea, cómo Peña, desesperado ante una situación que se burla de ellos, se alía con los Pepes, sin saber que ese será el principio de su propio final.

El futuro

Pps

Netflix nos ha prometido al menos dos temporadas más de 'Narcos' y ya tenemos los dientes afilados. Aún conmocionados por la foto real de Escobar acribillado en el tejado de su huida, mientras los policías sonríen ante el trofeo de caza más grandioso que pudieran imaginar; no podemos evitar imaginar todo lo que se cierne sobre la serie.

El cartel de Cali está en su momento grande ahora, se han quedado con el tráfico de Miami y Nueva York y han convertido a los antiguos aliados de Escobar en sus servidores más solícitos. Todo eso es pura patraña, claro, la tensa calma, la gloria ya empañada que estallará de un momento a otro haciendo que las vísceras lo señalen todo con su descarnizada realidad. Por no hablar de los Pepes. Se avecina una guerra pero que muy cruda, y nosotros seremos sus testigos directos.

En ¡Vaya Tele! | Arranca la segunda temporada de ‘Narcos’: el principio del fin de Pablo Escobar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos