'Modern family', grandes personajes para una gran serie

Síguenos

modern family

No es ninguna novedad afirmar que ‘Modern Family‘ es una de las comedias más populares de los últimos tiempos. Casi desde que se estrenó, allá por 2009, crítica y premios se dieron la mano para aseverar que la ficción del canal ABC era mucho más que recomendable. Pero también hablaron los importantes, es decir, los espectadores, a los que les encantó esta peripecia de tres familias tan parecidas y tan dispares a la vez y le reservaron un lugar de honor entre sus ficciones favoritas.

A día de hoy, la serie sigue cosechando buenas audiencias y muchos premios (en este 2012 que ya empieza a escapársenos, no sólo se llevó el Emmy a la Mejor Comedia, sino que también consiguió el galardón para varios de sus actores, amén del Globo de Oro con el que ya se aupó en enero)y, por eso, se convierte en noticia destacada de hoy, 14 de noviembre, que la cuarta temporada de ‘Modern Family’ se estrena en FOX España. Todos los momentos divertidos que hemos vivido con esta serie no podrían entenderse sin sus personajes, un logro narrativo que no siempre está al alcance de todos los creadores. Las personalidades, disparatadas pero complejas, y con reflejo social de los protagonistas de esta comedia merecen una especial atención y, en este día de estreno para ellos, un artículo especial que nos hable un poquito de cada uno de ellos.

Una última cosa antes de empezar. Si no habéis visto la serie, tened cuidado con la lectura del post, pues os podéis encontrar con algún spoiler no deseado en su interior.

La familia Pritchett

gloria y jay

Las tres familias (o núcleos hogareños, más bien) que protagonizan la serie, tienen un vínculo en la figura de Jay, interpretado por el veterano Ed O’Neill (‘Matrimonio con hijos’). Un padre de familia que tuvo dos hijos con su primera esposa y que ahora espera un tercero con su estupendísima segunda mujer. Jay representa un prototipo de varón muy reconocible. Un macho alfa que siempre ha sabido proteger a los suyos, seguramente un tanto rudo y cabezota, incluso un poco chapado a la antigua, pero un ser lleno de afecto que, en las puertas de lo que otros vivirían como la tercera edad, está listo para emprender nuevas aventuras.

Junto a él, una de las actrices que ha saltado a la fama con esta comedia creada por Christopher Lloyd y Steven Levitan: Sofia Vergara en el papel de Gloria. ‘Modern Family’ juega a menudo con los clichés y con las expectativas que los espectadores pueden hacerse tras una primera impresión. El matrimonio entre un hombre mayor y una muy atractivísima latina tenía todas las papeletas para ser puesta en cuarentena. Pero Gloria ha demostrado siempre un amor sincero y puro hacia Jay, un hombre que le ha ayudado muchísimo. Gloria tiene otro punto fuerte, que nos encanta y es su temperamento, racial e impulsivo, extremo, sus latentes raíces colombianas y una forma de actuar que indica que sabe sacarse ella solita las castañas del fuego.

Y para completar a esta pareja tan explosiva, para mí uno de los hallazgos de la serie, Manny. El personaje del hijo de Sofía no se había prodigado en televisión y resulta novedoso e, importantísimo, reconocible. Un alma sensible, un caballero en pleno siglo XXI, un poeta y un intelectual pero también un hombre-niño presumido, afectado y miedica. Un personaje de dulce que borda su actor, el joven Rico Rodríguez.

La familia Dunphy

dunphy

Los Dunphy están formados por el matrimonio Claire (hija de Jay) y Phil, y sus tres hijos: Hayley, Alex y Luke. En principio, no tendrían que llamar la atención por nada en especial. El modelo de un matrimonio con sus hijos es bastante reconocible y plaga las series de la pequeña pantalla. Pero las personalidades de los miembros de esta familia marcan la diferencia y ahí radica el éxito de sus tramas. El lugar especial es para uno de los personajes más queridos de la serie: el padre, Phil, interpretado por Ty Burrell (‘Out of Practice’). Este hombre, que se considera un padre guay y un hombre absolutamente genial, atractivo, inteligente y resolutivo podría haberse convertido perfectamente en un cretino. Pero la manera en que los guionistas han sabido canalizar su ternura, su torpeza, su amor a su familia, y hasta su simpleza, lo han convertido en un gran personaje.

El resto de la familia sirve para compensar, armonizar y matizar las peripecias que vemos en cada trama. Por un lado, está Claire, la esposa llena de sentido común y vergüenza ajena, más lista que su marido, más sabia en el manejo de los hijos pero también una experta en caer en trampas emocionales y actuar sin sentido. Las personalidades de los tres niños parecen de lo más habitual en humor y parecería que no tendrían que destacar especialmente, pero la serie consigue un interesante equilibrio entre la guapa, la empollona y el despistado, que, una vez más, nos acercan al mundo de lo reconocible, aderezándolo, eso sí, con pimienta de su propia cosecha.

La familia Tucker-Pritchett

modern family

Si hay un aspecto en el que ‘Modern Family’ se ha convertido en innovadora ha sido con el uso narrativo que se le da a la familia formada por Cam y Mitchell y su pequeña hija, Lily. Mitchell es el hermano menor de Claire y, por tanto, segundo hijo de Jay. Cam y Mitchell son una pareja homosexual y alguien podría pensar que ahí está su punto diferenciador pero mi opinión es que, en la serie, siempre se ha trabajado más allá de este punto para dejar de lado conflictos de integración, aceptación o miedo al rechazo (que también los hay) para traernos los problemas clásicos de cualquier pareja, esté ésta formada por personas del mismo sexo o no. Así, el verdadero punto fuerte de este núcleo reside, una vez más, en la explosiva personalidad de sus componentes.

Por un lado, Mitch es un hombre más tranquilo y sosegado, un tanto elitista, eso sí, que actúa con calma para ese contrapunto huracanado llamado Cameron. Cam es, y ya son varios, un punto muy fuerte en la serie. Sensible y romántico pero muy temperamental, tiene aficiones de lo más variopinto: es batería, le gusta cantar en coros, grabar películas… Resulta apasionado y explosivo y un contrapeso para la personalidad de Mitchell. Los conflictos entre la pareja están protagonizados por el choque de ideas y pareceres y la personita que suele focalizar ese dramatismo es Lily, el bebé de ambos. El éxito de esta pareja entre los fans de la serie es incontestable y, de hecho, su popularidad ha provocado que en más de una ocasión se hable de un spin-off protagonizado por ellos dos.

En ¡Vaya Tele! | Cinco razones para ver ‘Modern Family’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios