'Longmire', un sheriff convencional

Sigue a Vayatele

longmire2


Walt Longmire es el sheriff de una pequeña ciudad del condado de Absaroka, en Wyoming, un lugar dominado por largas carreteras polvorientas, las montañas en el horizonte, y que podría ser el escenario de una película del Oeste. Walt, de hecho, es un poco como uno de esos sheriff típicos de los western; es un hombre de pocas palabras que prefiere hacer él las cosas importantes o desagradables, al que le cuesta dejar entrar en su vida a la gente y que arrastra la sombra de la pérdida de su esposa, de la que se cumple un año cuando comienza la serie ‘Longmire‘. Hasta el sombrero y la estrella que lleva en la solapa de su abrigo nos remiten irremediablemente al Salvaje Oeste.

‘Longmire’ lleva las series policiacas al entorno rural de un estado conocido por sus parques naturales (como el de Yellowstone) y su historia en el siglo XIX de luchas contra los indios y de prosperidad traída por la construcción del ferrocarril que unía las dos costas. Justo sus espacios abiertos (que en realidad son del estado de Nuevo México, donde se rueda la serie) son uno de sus activos más interesantes, algo que le otorga cierto toque personal y el conato de cierta atmósfera. Pero se queda, por ahora, en intento, porque ‘Longmire’ aún no pasa de ser una serie de detectives bien hecha y digna, pero demasiado convencional.

Walt y Vic


longmire_grupo
Walt no está solo en la oficina del sheriff. Cuenta con dos ayudantes; Vic, una ex detective de homicidios de Filadelfia, y Branch, que decide presentarse a sheriff contra él en las próximas elecciones. De los dos, es con Vic con la que Longmire tiene los intercambios más entretenidos de ver y con la que se establece enseguida una mejor dinámica (Robert Taylor y Katee Sackhoff desarrollan una química de colegas muy natural). En estas series policiacas, que los personajes tengan cierto gancho se convierte en la razón para seguir viéndolas, y Walt y Vic bien pueden justificar darle más de una oportunidad a una serie que, por ahora, tiene unos casos no demasiado memorables.

La escenografía e iconografía de ‘Longmire’ pueden llevarla a que sea comparada con ‘Justified‘, pero esa es todavía una sombra demasiado alargada para la serie. De hecho, no va buscando lo mismo que el título de FX. De todos modos, en el segundo episodio introducen un secreto de Walt que puede dar juego más adelante, y que profundiza un poco más en su amistad con Henry, el indio propietario del bar Red Pony. Como decimos, ‘Longmire’ no deja de ser una de detectives en el Oeste bien hecha pero, por ahora, poco memorable, y en la que es la relación entre Walt y Vic lo más entretenido.

En ¡Vaya tele! | ‘Longmire’, trailer del nuevo western al estilo ‘Justified’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios