Síguenos

revenants_spoiler

‘Les Revenants’ es una serie de ficción francesa que se estrenó el año pasado, que ha sido renovada por una segunda temporada que no llegará hasta 2014 y que está causando sensación entre los aficionados a las series, funcionando mucho por ese boca a oreja que tan buenos productos nos descubre. Eso sí, es una versión de una peli, también francesa, rodada en 2004 bajo el mismo título. Por mi parte, gracias a todos los usuarios que hablasteis de ella, muchos de los comentarios me picaron la curiosidad y la verdad es que qué ocho capítulos más bien aprovechados. ‘Les Revenants’ me ha parecido una serie estupenda, ojalá sea capaz de explicaros porqué.

Una buena premisa, una evolución desde la naturalidad

A estas alturas de la vida, hablar de una nueva historia en la que los muertos vuelven a nosotros, no parece gran cosa, la verdad. ‘Les Revenants’ plantea como premisa algo que resulta sorprendente pero tal vez no innovador. Lo grande, eso sí, es su forma de moldearlo. Decir que unas personas que están muertas vuelven a la vida parece marcar una historia por los derroteros del terror y el misterio. Eso existe pero además, hay intimismo y cotidianidad.

En un pequeño pueblo de montaña, un paisaje que ya parece mágico por su enclave, un grupo de personas fallecidas en distintas fechas regresan a la vida el mismo día. Todos juntos. Pero ellos no saben que están muertos, o no quieren saberlo. Prefieren tratar de volver a su antigua vida, correr a los brazos de sus familiares y seres queridos y brindar por esa maravillosa nueva oportunidad. Pero, ¿y si esos seres queridos no saben cómo actuar con ellos, si la alegría del reencuentro se ve empañada por la incomprensión, la incertidumbre y el miedo?

revenants_victor

En ‘Les Revenants’ somos testigos de las dudas morales y existenciales de una comunidad que ha de enfrentarse a algo que no conoce. Esa niña que despediste al pie de su autobús escolar es tu hija pero también es una muerta, alguien que ha ido más allá y resulta horripilantemente hermoso tenerla de vuelta. Así mismo, asistimos a las dudas de los propios revenants, los que han regresado de la muerte. Ansiosos de recuperar su sitio en el mundo, ese lugar al que pertenecían y que seguramente despreciaron más de una vez. Son inadaptados, son raros, ¿son peligrosos?

Me resulta imposible no destacar el hecho de que toda esta historia sea contada con una naturalidad y una sobriedad que enamora. Sin alardes trágicos ni discursos llenos de tópicos, la fuerza de la realidad se desliza frente a nuestros ojos con el ímpetu del que cuenta algo en lo que cree, del que se implica con sus tramas y sus personajes.

Los personajes, tan fuertes, tan débiles

No es ningún secreto que ninguna buena premisa consigue llegar a buen puerto si no cuenta con unos buenos personajes que le empujen hacia allá. En ‘Les Revenants’, cada uno de los ocho capítulos tiene el nombre de un personaje, una fórmula muy usada pero que viene a decirnos la importancia de las historias individuales y de cada ser humano como ente emisor y receptor.

revenants_camille

Entre el grupo de “muertos vivientes” tenemos un poco de todo. Camille es una de las principales protagonistas, una chica de quince años cuyo bus escolar sufre un accidente en el que mueren todos los ocupantes. Una tragedia para un pueblo que ha perdido a toda una generación, un buen nexo para presentarnos otros personajes e ir conociendo a lo que nos enfrentamos. Simon es un chico que parece tenerlo todo en la vida: su grupo, su chica, un futuro bebé… Todo va tan bien que se pega un tiro en la cabeza.

¿Y Serge? No debe ser fácil matar a tu hermano, quizá ayude un poco que sea un sicópata que apuñala a chicas y se come sus tripas… Pero debe de ser mucho más difícil lidiar con él si vuelve a la vida. Por no hablar del pequeño Victor, el niño silencioso que busca una mamá. Todos ellos se encuentran perdidos, sienten el rechazo, y, lo más importante, apenas saben nada de sí mismos, de en qué clase de criaturas se han convertido, algo con lo que juega muy brillantemente la historia, pues llega un momento en que el espectador no sabe si ciertos comportamientos pueden ser conscientes o no.

Matemática y poesía

Otra de las patas de esta magnífica serie es, por supuesto, su narratividad, la forma cómo se han contado las cosas. La historia resulta un increíble rompecabezas en el que las rebeldes piezas que no quieren encajar se deslizan hacia su posición correcta frente a un espectador deslumbrado por el imparable ritmo. Creo que sí, creo que se nota cuando algo está trabajado, pensado, meditado y, desde luego, tratado desde el respeto. Eso es lo que le pasa a esta producción de Canal+ (porque es una producción de Canal+, que no se me pase comentarlo).

revenants_adeleysimon

Además, a esa racional y milimétricamente estructurada historia hay que sumarle un tempo suave y casi mágico, unos silencios que engordan, unos diálogos concisos y esenciales y unos planos bellos, llenos de poesía, con momentos muy pictóricos en los que la fuerza de las imágenes nos hace recordar porqué nos gusta apasionarnos con las series. Los elementos metafóricos están muy presentes, de esa manera en la que las sensaciones que nos transmiten ciertos objetos son difíciles de explicar. Ah, y la música, la música de Mogwai, un acierto de banda sonora que seguro gana más de un seguidor para la causa.

revenants_teles

Pues sí, que soy una fan absoluta de esta serie. Que, de verdad, la recomiendo muy mucho a todo el que quiera ver una ficción que le cautive desde el minuto uno. Y para los que ya la hayáis visto, ¿qué hay de ese espectacular final de temporada?, ¿cómo van a retomar? Me muero de ganas de saber lo que pasa con el pueblo, con la horda, con el bebé… Y le doy cinco televisores porque me ha resultado magnífica por los cuatro costados y es increíblemente agradable poder decir eso.

En ¡Vaya Tele! | Cuatro estrena esta noche la serie ‘Premoniciones’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios