Sigue a

callthemidwife


Parece que en la ficción británica se están llevando más que nunca las historias de época y, en concreto, las historias de época con mensajes optimistas y, como han dicho en algún periódico, que son un poco el equivalente al té y las zapatillas de estar por casa. Mientras la segunda temporada de la nueva ‘Arriba y abajo‘ llega a la BBC este domingo, se despide al mismo tiempo una serie cuyo éxito puede decirse que ha pillado un poco a todo el mundo por sorpresa (y que está escrita también por Heidi Thomas). Se trata de ‘Call the Midwife‘, una adaptación de un libro que cuenta la vida de las matronas que trabajaban entre las clases más pobres de Londres en la década de 1960.

Ya sea por su cualidad escapista, por su sentimentalismo, por tener de secundaria a la popular cómica Miranda Hart (creadora de ‘Miranda‘) o por esa monja anciana y robatartas, la serie ha llegado a reunir a 10 millones de espectadores delante del televisor, motivando una maniobra de contraprogramación muy rara en Inglaterra con ITV moviendo ‘Coronation Street‘ para intentar arañar espectadores en la emisión del último episodio de ‘Call the Midwife’ (un movimiento que excusaron diciendo que tenían que emitir un partido de fútbol, excusa que no se ha creído nadie).

La serie sigue a Jenny, una joven enfermera, prácticamente recién graduada, que llega al East End londinense para trabajar de matrona. Lo hará al lado de unas monjas anglicanas que tienen un convento en el barrio, y que llevan años dedicándose a asistir partos. Las condiciones de pobreza en las que viven los habitantes del lugar son un impacto para Jenny, que es de buena familia, y allí inicia también su propio proceso de descubrimiento personal y de maduración, como no podía ser de otra manera, influenciada tanto por las mujeres cuyos bebés ayuda a que nazcan como por las otras enfermeras que trabajan con las monjas.

‘Call the Midwife’ no es rompedora, ni innovadora y no va a tener a sus fans obsesionados con cualquier detalle que pueda tener un significado oculto. Su principal foco de atención está en su reparto, una acertada mezcla de actrices veteranas y otras, casi debutantes. Tampoco busquéis grandes críticas sociales. Lo suyo es más eso que los anglos denominan heartwarming, historias humanas con su punto entrañable y sentimental y que sí, casi siempre bordea lo cursi. No sabemos si el nuevo fervor por la ficción británica llevará a que ‘Call the Midwife’ aterrice en España. Lo cierto es que es una serie muy de La 1, si todavía se dedicaran a comprar series extranjeras. Ah, que se me olvidaba; la serie tendrá segunda temporada.

En ¡Vaya Tele! | La segunda temporada de ‘Sherlock’ llega pronto a TNT España, el 12 de enero

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios