Compartir
Publicidad
'Black Mirror': 'Nosedive', la tiranía de las cinco estrellas
Ficción internacional

'Black Mirror': 'Nosedive', la tiranía de las cinco estrellas

Publicidad
Publicidad

La tercera temporada de 'Black Mirror' ya está disponible en Netflix, y en ¡Vaya Tele! vamos a comentar sus seis primeros episodios (los otros siete se verán más adelante) uno a uno, como hicimos en su momento con la segunda. Según el orden de visionado de Netflix España, el primero de ellos es 'Nosedive', un capítulo que mantiene la línea de las dos temporadas anteriores de la serie y, específicamente, de capítulos como 'The entire history of you' o 'Be right back'.

Para empezar, además, éste es uno de los que tiene un mayor pedigrí tanto delante como detrás de las cámaras. Sus guionistas son Mike Schur y Rashida Jones, conocidos hasta ahora más por sus trabajos cómicos, y su director es Joe Wright, que además de sus películas de época, tiene en su haber un thriller futurista como 'Hanna'. Quien lleva la batuta del episodio ante la cámara es una estupenda Bryce Dallas Howard, que da vida a una mujer obsesionada por mejorar su ranking social. Porque cuanto más alto sea, se te abren muchas más puertas.

Un mundo de cinco estrellas

Utilizando de base una historia del propio Charlie Brooker, Schur y Jones construyen una sátira no sólo del funcionamiento de las redes sociales y de plataformas de puntuación de servicios como Yelp o TripAdvisor, sino que la amplían hasta incluir esas interacciones sociales que buscan no ofender a nadie y ser muy políticamente correctas. Todo el mundo mantiene la fachada de que la vida es perfecta y genial de los barrios residenciales que hemos visto en 'Weeds' o 'Mujeres desesperadas'.

Nosedive2

Lacie, la protagonista, tiene un único objetivo en la vida: conseguir que su ranking se acerce al 4,5, el número mágico que le permite acceder al apartamento de sus sueños y a la vida perfecta con la que fantasea. Vive en un mundo en el que las personas se puntúan unas a otras según sus interacciones personales, sus fotos, hasta la manera en la que saludan o el aspecto que tienen. Se llevan al extremo esos retazos de vida prefabricados que colgamos en Facebook, y Lacie está desesperada por estar a la altura y ser, directamente, la chica más popular.

'Nosedive' satiriza el comportamiento perfecto y prefabricado de las redes sociales

Porque ese mundo, en apariencia tan perfecto y tan de pose de Instagram, no deja de ser una exageración del sistema social de un instituto cualquiera. Están los populares, los que ocupan el escalón intermedio, y desean más que nada que los populares les den su aprobación, y los apestados sociales, la gente a la que todo el mundo decide hacer el vacío. Sólo que, en este caso, si ese vacío social hace caer tu ranking, va más allá de que tus compañeros de trabajo te ignoren.

'Nosedive' lleva al extremo el mundo de los influencers, los asesores de rendimiento en redes sociales y la obsesión por ser los que tengamos más seguidores en Twitter. El viaje de Lacie para conseguir esas cinco estrellas que le permitan ascender en el ranking se basa en aspectos tan superficiales y falsos que, por supuesto, no puede acabar bien.

Un buen arranque de temporada

Este primer capítulo es un buen principio para la tercera temporada de 'Black Mirror', la primera producida enteramente por Netflix y con bastantes más colaboradores estadounidenses involucrados. Todo en 'Nosedive' está perfectamente calculado para que su aspecto visual sea tan placentero y amable como las interacciones que Lacie busca para ascender en el ranking. La música es una melodía de piano ligeramente melancólica, todo el mundo va vestido con suaves colores pastel, el universo de Lacie es geométrico y no tiene ningún elemento estridente, y ella se esfuerza muchísimo por encajar en ese universo y triunfar en él.

Bryce Dallas Howard hace un gran trabajo mostrando cómo a Lacie cada vez le cuesta más mantener el control y la fachada de buenos modales y amabilidad, aunque sea forzada, y aunque el mensaje del capítulo puede ser demasiado obvio (especialmente cuando entra en escena el personaje interpretado por Cherry Jones), consigue que empatices, aunque sea un poco, con Lacie.

'Nosedive' no entra en los episodios inquietantes de 'Black Mirror', sino que se mueve más entre la sátira y la tristeza. El mundo que pinta puede presentarse como inofensivo y agradable, pero en realidad es un lugar solitario y bastante inhóspito. Y si habéis leído 'El Círculo', de Dave Eggers, probablemente os recuerde un poco también a la empresa en la que se sitúa esa novela.

En ¡Vaya Tele! | El trailer de la tercera temporada de 'Black Mirror' ya está aquí

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos