Más recortes en RTVE, la Caperucita Roja de Antena 3, los tres cerditos a lo 'Black Mirror' y más, In My Opinion (28)

Síguenos

Los tres cerditos

Atención señores, que se avecina culebrón. Los últimos días de este mes van a estar divertidos, y ya no sólo por las Elecciones al Parlamento Andaluz o por la Huelga General, que también, sino porque Antena 3 y Telecinco van a iniciar una nueva guerra de contraprogramación. Cuatro ha decidido retrasar una semana el último programa de ‘¿Quién quiere casarse con mi hijo?’ para hacer frente a ‘El Número 1’ de Antena 3, y la respuesta de la cadena de Planeta ha sido eliminar de sus promos y de su web el día de estreno de su talent musical, inicialmente previsto para el 26 de marzo.

Se ve que esto de anunciar con mucha antelación el estreno de tus programas no sirve de mucho si en el lado contrario tienes a Telecinco dispuesta a hundirte con lo que sea. En cualquier caso, el In My Opinion de esta semana es mucho más suavecito, y tenemos a Caperucita Roja y a Los Tres Cerditos como testigos. Volvemos a hablar de RTVE, que vuelve a prescindir de otro de sus deportes emblemáticos, y en la reseña a la tele del otro lado del Atlántico hablaremos sobre Oprah y su desesperación por la audiencia. Pasen y vean.

RTVE recorta hasta el transporte

Desesperación total y absoluta por ahorrar dinero en la televisión pública. Todo lo que han tirado a la basura durante todos estos años lo quieren recuperar ahora a la ligera, y no dejan de aparecer noticias un tanto absurdas. Para empezar, ‘La Mañana de La 1’ ha prescindido de público en plató para ahorrarse ocho euros por persona, sustituyéndolos por una orquesta que, al parecer, generará ingresos. No sólo eso, también pretenden ahorrar medio millón de euros suprimiendo el transporte gratuito para los empleados. Lo que digo, desesperación total.

Todo ello acompañado de una nueva competición que también podría abandonar RTVE: Roland Garros. Esta semana debía tomarse la decisión sobre la renovación o no de los derechos de emisión para las próximas tres ediciones, que ascienden a la friolera de 4,6 millones de euros por año, pero al no llegar a un acuerdo se aplazó la decisión hasta dentro de unos días. Los argumentos a favor y en contra de la renovación son abundantes y dispares, pero mi posición como espectador sigue siendo la misma: si puedo verlo igualmente en cualquier televisión privada, es absurdo gastar ese pastizal para que se quede en la pública. Por el momento, Mediaset se ha mostrado interesada; veremos en qué acaba todo.

En resumen: Medio millón de euros para ayudar a sus trabajadores en el transporte al trabajo NO. Catorce millones de euros para un torneo de pocas semanas SÍ.

La Caperucita Roja de Antena 3 no es gótica

Caperucita Roja

Primera imagen de los ‘Cuentos del Siglo XXI’ de Antena 3 y primera decepción: Caperucita Roja no viste de gótica. Sé que a todos nos ha encantado el estilismo de Caperucita en ‘Once Upon a Time’ (que precisamente hace unos días emitió el capítulo centrado en su personaje), pero Antena 3 ha sido más conservadora y ha dejado a la chica como una mojigata. Es un rollo esto de hacerse mayor. Eso sí, queda claro que a Laia Costa le sienta muy bien el rojo, y que Nicolás Coronado va a querer hacer algo más con ella que salvarla de las garras del lobo.

Poco a poco avanza el nuevo proyecto de ficción de Antena 3, que a la vista del overbooking de series que tiene probablemente no verá la luz hasta el próximo otoño, pero es posible que aquí tenga otra de sus grandes bazas a la hora de hacerse con la audiencia. ‘Once Upon a Time’ ha conseguido conquistar a los estadounidenses con sus historias pastelosas y su mediana originalidad a la hora de adaptar los cuentos. A poco que Antena 3 no haga un ‘No soy como tú’, puede dar con algo muy bonito. Ganas no me faltan de ver a Arturo Valls como uno de los tres cerditos, eso desde luego.

Oprah juega al juego de los audímetros

Cada vez que ocurre un percance con los audímetros se me pone una sonrisilla pícara en la cara; lo absurdo del sistema de medición de audiencias (que sea el mejor no quiere decir que sea bueno) y la cantidad de dinero que se mueve en base a estos datos sesgados son temas de los que hemos hablado largo y tendido, y el nuevo capítulo polémico lo ha protagonizado la “Diosa” Oprah Winfrey. En un ataque desesperado por remontar la audiencia de su canal de cable OWN, Oprah colocó en su Twitter el siguiente mensaje:

Que todo el mundo, por favor, encienda la cadena OWN, especialmente si tenéis una Nielsen Box

Pero poco después lo borró y dijo lo siguiente:

He quitado el tweet a petición de Nielsen. No tenía mala intención y pido disculpas por la referencia

Nielsen, además, ha declarado que investigará la situación y que “Tomamos en serio cualquier violación de nuestra política y trabajaremos con los clientes para resolver la situación“. Vamos, que no les ha sentado nada bien que un personaje tan mediático como Oprah saque a relucir los enormes defectos del sistema de medición de audiencias. Y es que para obtener el éxito y forrarte con un programa de televisión (o como en este caso, con un canal) no necesitas que millones de personas te sintonicen, sólo unos pocos cientos de hogares con el dichoso aparatito. Un juego muy muy caro.

Vía | Telediaria

The Guardian se promociona a lo ‘Black Mirror’

Terminamos la columna de esta semana con un anuncio divertido que bien podría ser un crossover entre ‘Black Mirror’ y ‘Once Upon a Time’. El periódico The Guardian ha decidido cerrar su edición en papel y apostar por la edición digital para afrontar las pérdidas económicas, y para darse notoriedad han creado una serie de promociones. De ellas, la más destacada es esta que tenéis aquí arriba, una adaptación a nuestros días del cuento de Los Tres Cerditos para mostrarnos cómo sería el impacto social y cómo afrontarían los periodistas una historia de sobra conocida por todos.

Para los que ya han visto la serie británica emitida el pasado mes de diciembre, los escasos tres minutos que dura la promo les recordará, sobre todo, al primer episodio de ‘Black Mirror’, en el que la presión social, los medios de comunicación y las redes sociales fueron definitorios a la hora de tomar una decisión. Allí también había cerdos, concretamente una cerda, aunque el uso que le daban era radicalmente distinto. La campaña, desde luego, es muy efectiva.

En ¡Vaya Tele! | In My Opinion

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios