Sigue a Vayatele

United Factor X

Difícil equilibrio. ¿Cuánto interés por sí mismo tiene un programa musical? ¿Cuántas dosis de morbo añadido hay que ponerle para que la audiencia lo siga? ¿Cuándo se rebasa el límite?

Factor X nos está ofreciendo un claro ejemplo de lo difícil que es encontrar el equilibrio justo. Los eliminados de esta semana, el grupo Sometimes, decían en una entrevista digital que hicieron al abandonar el programa que “la verdad es que nos hubiera gustado que se centrara algo mas el concurso en la música y no tanto en el reality. creemos que se nos ha ignorado ligeramente por no entrar en el juego, al menos hasta el final”. ¿Cuánto de pataleta o cuánto de razón tienen?. Obviamente, ellos se consideran musicalmente superiores a otros concursantes (“los estilos son muy distintos y creo q la calidad vocal no es lo que mas se esta mirando en este programa. ahí lo dejo.” dicen también), aunque lo cierto es que su versión de La chica de ayer sonó bastante mal (ojo, también es verdad que un grupo de armonía vocal tiene más riesgos en el escenario que un solista).

Pero si analizamos cómo trata el programa a otros concursantes, podemos ver que quizás si tienen algo de razón.

El papelón que le hicieron pasar a David de United en el escenario cuando emitieron en directo su agónica conversación (¿no debería ser privada?) con su novia (ex-novia a estas alturas, imagino) en la que ella le suplicaba que le dijese que también le quería mientras él mantenía una relación con Angy dentro del programa. O el video-pastelón de otro de los miembros de United encontrándose con su novia y paseando agarraditos de la mano por Madrid, metiendo las cámaras incluso en la habitación del hotel donde pasaron la noche… O las disputas entre Pedro y David, o…

¿Qué grado de interés pueden tener esas cosas? Está claro que hay que rellenar el programa con matices de “interés humano”. Aunque igual sería suficiente que se hiciera con matices de “interés musical” (ensayos, dificultades con las canciones, etc.), y lo demás sobrase.

En todo caso, está claro que Factor X ha apostado por una mezcla en el que el factor reality tiene un peso creciente. Lo cual, en mi opinión, no hace sino desvirtuar el pretendido primer objetivo del programa…

Por lo demás, el programa discurre sin mayores sobresaltos. Quedan 6 concursantes, de los cuales los próximos en caer serán Walter y Leire. Y quedarán mis tres favoritos y Angy que, para ser sinceros, creo que tiene un potencial enorme y si volviese a hacer una lista de favoritos, sin duda estaría en ella.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios