'Crematorio', cuando el turno de juego es el de la corrupción

Sigue a

pepesancho.jpg

Cuando una cadena vuelve a cumplir con las expectativas creadas y continúa firmando con el sello de calidad aquello a lo que nos tiene acostumbrados, la sensación es más que grata. Es justo lo que ocurre con ‘Crematorio‘, una nueva serie de producción propia de Canal+ España que se estrena el próximo 7 de Marzo. En ¡Vaya Tele! hemos podido visionar los tres primeros episodios y han conseguido hacerse un hueco en mi lista de series. Con un título tan llamativo, ‘Crematorio’ trata sobre la corrupción urbanística en nuestro país y está basada en la novela del mismo nombre de Rafael Chirbes.

Con un reparto principal verdaderamente ejemplar y unos cuantos secundarios de admiración, la trama va conducida por un genial Pepe Sancho en carnes de Rubén Bartolomeu, un corrupto arquitecto que tiene entre manos un ambicioso proyecto inmobiliario y turístico llamado Costa Azul en Misent. Silvia Bertomeu, la hija de Rubén, está encarnada por una siempre imponente Alicia Borrachero que no tiene mayor problema en jugar a dos bandas en muchos sentidos, madre de Miriam Bertomeu, interpretada por Aura Garrido, una hija un tanto problemática nacida en el seno de una familia rica, que no sabe valorar la educación artística que están costeándole en Londres. Su personaje también forma parte de una gran representación de lo que significan los enchufazos en el mundo laboral.

La serie es pausada. Requiere de un espectador con paciencia que no la tilde rápidamente de lenta con ver unas cuántas escenas y quiera darle una buena oportunidad. ‘Crematorio‘ tiene un cuidado reparto de tensión a lo largo de sus ocho episodios de los que constará. Eso denota una seguridad que no desmerece, pero que difícilmente podríamos ver en una producción diseñada para televisión en abierto. No obstante, en varias ocasiones tuve la sensación de que la producción podría ser emitida perfectamente en TVE y conseguir romper audímetros con relativa facilidad.

crematorio2.jpg

El título heredado de la novela hace alusión al tono general de la trama. Una vida que gira en torno a un negocio totalmente corrupto, manchado por la droga, el mundo de la prostitución, las puñaladas empresariales y una vida al límite borracha de ambición y dinero que sólo puede acabar de una manera: muy mal. Hay escenas que se han quedado en mi memoria, quizás por ser demasiado duras, todas ellas en el tercer episodio y que describen rápidamente la calidad de la producción.

Crematorio‘ entra en el nivel de no retorno a partir del tercer episodio, donde te engancha y ves que necesitas saber cómo se resolverá toda esta trama de corrupción que va más allá de una ambicioso proyecto inmobiliario. La serie peca un poco del “fallo” de muchas producciones, y es que al menos a mí, el piloto no me hubiese conseguido enganchar tan fácilmente. El tercer episodio es un punto de inflexión que confirma la oportunidad que se merece, pese a tener la constante sensación de resultar pausada.

Me llamó especialmente la atención la cabecera de la serie en dos sentidos. Por una parte, está claramente influenciada e inspirada por los créditos de ‘True Blood’, con planos detalle desagradables, fuego, mensajes subliminales, sexo y construcción; y por otra parte, resulta muy extraño que Loquillo haya sido el encargado de poner una banda sonora a esta cabecera que no suena tan tétrica como su propio nombre, si no más bien lo contrario. Quizás no he entendido correctamente la unión entre imágenes y canción, pero creo que otra alternativa que convenza a la primera hubiese quedado mejor. En cualquier caso y pese a estar claramente inspirada en otras, es una de las mejores cabeceras que se han hecho en nuestro país.

Como curiosidad técnica, toda la serie ha sido rodada con la RED One y unas ópticas de cine, algo impropio de nuestra televisión patria pero muy a la altura de un Canal+, y sólo eso marca una diferencia. ‘Crematorio’ se estrena el 7 de Marzo en Canal+ a partir de las 22:00 horas. Constará de 8 episodios de 52 minutos de duración y está más que recomendada.

En ¡Vaya Tele! | Canal+ se lanza al ruedo de las series de producción propia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios