Sigue a

Attack on titan Eren colosal

Si hace unos meses os hablaba del Japón distópico de ‘Psycho-Pass’, hoy traigo una distopía muy distinta de la mano de la serie manganime del momento, ‘Ataque a los Titanes’. Este anime parte de un manga del mismo título (‘Attack on Titan’ es el título internacional, ‘Shingeki no Kyojin’ en japonés) de Hajime Isayama, un joven que empezó a publicar su obra en la revista Bessatsu Shônen tras ganar la mención honorífica Magazine Grand Prix. El manga se convirtió en un éxito de ventas con más de 9 millones de copias con tan solo ocho tomos a la venta, dato que se ha duplicado tras el estreno de la serie animada, evento que dejó a las librerías sin existencias.

Con todo, el manga, que recientemente Norma Editorial ha comenzado a editar en España, ha tenido bastantes críticas referidas a la inexperiencia de Isayama en cuanto a la calidad del dibujo o el desarrollo de personajes, carencias que el anime ha suplido encandilando a todo tipo de espectador, convirtiéndose en una de esas series que ven hasta aquellos que no frecuentan el anime.

Una humanidad acorralada


La distopía de ‘Shingeki no Kyojin’ arranca en un universo estilo medieval que 100 años antes se vio asediado por los Titanes, unos seres antropomórficos de grandes dimensiones que aparentemente viven para comer humanos. La única forma que encontró la humanidad de defenderse e intentar sobrevivir fue retirándose a una zona protegida por tres muros concéntricos que albergaban diferentes poblaciones y niveles de seguridad, además de entrenar una guardia con tecnología especializada.

La historia arranca con Eren Jaeger, su hermana adoptiva Mikasa Ackerman y su amigo Armin Arlert. Un titán colosal derriba el muro que protege la ciudad donde viven estos tres amigos, lo que resulta en un ataque brutal y sangriento de los titanes, que van comiendo gente a diestro y siniestro, incluida la madre de Eren y Mikasa. Esto provoca la furia y el ansia de venganza de Eren, que hará todo lo posible por convertirse en miembro de la guarda especial contra los titanes, encargada de proteger y luchar contra estos a pesar de que realmente tienen muy poca información sobre esos seres.

Esto es sólo el punto de partida, ya que una de las ventajas que tiene ‘Attack on Titan’ es lo rápido que avanza la trama en cada episodio. Aunque fácilmente se podría englobar en el terreno del Shônen tiene algunas ventajas con respecto a éste y una ese nulo miedo al salto temporal que nos quita de insoportables periodos de aprendizaje o estancamiento en una etapa de evolución de sus protagonistas. Por supuesto, lo hay, pero es algo mucho más mental que físico y consiguen contarlo de manera eficiente con pocos minutos.

Gráfica y adrenalítica


Otra ventaja que tiene con respecto a otros títulos del género es que perfectamente podría englobarse en el Seinen, ese género que abarca obras mucho más adultas y que implica un nivel de violencia y crudeza explícitas. ‘Attack on Titan’ es extremadamente gráfica y considerablemente gore, no recomendable para los estómagos sensibles. Aunque tenga elementos básicos del género juvenil que personalmente me suelen resultar molestos (protagonista exasperante, secundario llorón, estructura de ir venciendo a adversarios cada vez más fuertes), su capacidad de sorprender constantemente, de no frenar nunca el avance y alguno de sus personajes en concreto (Mikasa) consiguen eliminar todo el recelo hacia ella.

Su última gran ventaja es la animación. Aunque el nivel de ésta sea irregular, ya que se intercalan muchas secuencias de imágenes fijas o con muy poca animación, es en la acción cuando la serie brilla con unas imágenes adrenalíticas y fluidas, casi de montaña rusa, que se mueven con rapidez por todos los escenarios de la serie. Esto es algo que ya se puede ver en su eufórico opening, muy recomendable si queréis convenceros definitivamente de asomaros a ‘Attack on Titan’ (ver arriba).

La serie se encuentra actualmente en el ecuador de su emisión en Japón, con doce episodios emitidos, y tendrá un total de 25 capítulos más un OVA que se emitirá a final de año coincidiendo con la publicación del tomo 12 en Japón, y que contará una historia independiente que se pudo leer en el quinto tomo. Acabo con una curiosidad, un vídeo con una impresionante interpretación al piano del tema principal de la serie; si os va el anime, echad un ojo al perfil de este muchacho porque tiene muchos temas.

volando por el muro Rose

En ¡Vaya Tele! | El Japón distópico y psicótico de Psycho-Pass

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

34 comentarios