Compartir
Publicidad
'El final del camino' es un "quiero y no puedo"
Ficción nacional

'El final del camino' es un "quiero y no puedo"

Publicidad
Publicidad

El primer estreno de ficción de TVE para 2017 es 'El final del camino', una serie de aventuras ambientada en Santiago de Compostela en el siglo XI, cuando la catedral estaba empezando a construirse y España no existía como tal, dividida en diferentes reinos que luchaban contra la invasión de sarracenos y almorávides. Es una coproducción entre TVE y la productora gallega Voz Audiovisual que llega esta noche a La 1, confiando en el tirón que las series de época han tenido, hasta ahora, en la cadena.

Porque ninguno de sus responsables quiere definirla como serie histórica. Fernando López Puig, director del Área de Cine y TV de TVE, afirmó en la presentación a la prensa que "queríamos recuperar el espíritu de las matinés, de las películas de aventuras", apostando por la acción y las intrigas políticas y amorosas. El resultado final, al menos en el primer episodio, no cumple todas esas ambiciones.

De qué va 'El final del camino'

La serie es la historia de tres hermanos, uno de los cuales, Pedro (Javier Rey), es raptado por los sarracenos durante un ataque a su aldea cuando son niños. Los otros dos, Gonzalo (Antonio Velázquez) y Esteban (Guillermo Barrientos), buscan refugio en Compostela y crecen bajo la protección del obispo Peláez, que está supervisando la construcción del gran templo que albergue la tumba del apóstol Santiago. Gonzalo acaba como capitán de la guardia del domine; Esteban trabaja como cantero en la construcción de lo que acabará siendo la catedral de la ciudad.

Además, Gonzalo está casado con Elvira, que trabaja en el hospital de peregrinos junto con un médico judío, Efraim, y no deja de pensar que su hermano Pedro está vivo en alguna parte. Cuando arranca la serie, precisamente, le llegan noticias de que está preso en Toledo, tomada por los árabes, y asediada por el rey Alfonso VI de León, que pide ayuda económica al obispo de Compostela. Éste quiere, por su parte, que el monarca aporte más fondos para levantar el templo y, secretamente, al mismo tiempo cree que es un usurpador del trono. Y con las intrigas lanzadas por Peláez y la marcha de Gonzalo a Toledo a rescatar a su hermano empieza la acción.

López Puig describía 'El final del camino' como "una serie de lucha, acción, con personajes heroicos, pero sin perder el marco histórico de la creación del reino de Castilla". Carlos Carballo, productor ejecutivo, señalaba que "no es una serie histórica, pero tiene un trasfondo importante de la construcción de la catedral y del inicio del Camino". El primer capítulo, desde luego, incluye varias peleas a espada y empieza a pintar un tapiz bastante amplio entre las intrigas entre los reinos cristianos y los propios problemas entre los árabes, pero sólo empieza a hacerlo.

Una serie presa de sus limitaciones

Finalcamino2

'El final del camino' quiere ser espectacular y trepidante, enganchar al espectador con todos los tejemanejes por arañar más poder de buena parte de sus personajes, pero pocos de esos propósitos se cumplen. Se echa de menos, por ejemplo, una Compostela más poblada cuando Peláez afirma que el lugar recibe a centenares de peregrinos, y un mayor cuidado en los efectos visuales para reproducir cómo eran la misma Compostela y Toledo en el siglo XI.

'El final del camino' quiere ser trepidante y pintar una panorámica amplia de la Compostela del siglo XI, pero se queda corta

Además, aparecen personajes que, en teoría, son importantes, pero de los que no sabemos por qué lo son ni qué razón mueve al protagonista a confiar en ellos. La tradicional larga duración de los capítulos en la ficción española tampoco ayuda, haciendo que el estreno se vea disperso, con muchas subtramas que no terminan de cuajar. La historia de Elvira y Efraim, por ejemplo, puede ser interesante si se le presta un poco más de atención, pero se pierde entre las maquinaciones de Peláez, de la reina Constanza, de Alfonso VI y su parte en la Reconquista, del almorávide Yusuf Ibn Tasufin, de un amago de triángulo amoroso que parece estar empezando a construirse y hasta de un toque mágico en la historia de Esteban.

Carlos Carballo señaló en la presentación que "la construcción de la catedral es el marco temporal de la serie y los personajes van creciendo, y el tiempo va pasando", indicando que en los ocho capítulos de que constará la primera temporada veremos toda una saga de personajes moviéndose alrededor de Compostela, un poco en el estilo de 'Los pilares de la Tierra'. Hará falta una narración más centrada para que 'El final del camino' esté a la altura de sus pretensiones.

En ¡Vaya Tele! | Más madera: 'El final del camino' se estrena el miércoles en La 1

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos