Compartir
Publicidad
'UnREAL' esparce las miserias del "reality show" y de la humillación humana
Ficción internacional

'UnREAL' esparce las miserias del "reality show" y de la humillación humana

Publicidad
Publicidad
"Tan jugosa como un reality show, tan absurda como una telenovela, y aun así tan comprometida y madura como un drama de cable". The Daily Beast.

Todo producto metatelevisivo tiene su punto de picardía por el simple hecho de que el emisor es también la fuente de contenido, pero lo de 'UnREAL' va más allá. Sin olvidar que se trata de una ficción, los niveles de miseria, mala leche y ruindad que exhibe la serie la convierten en un producto suculento para los amantes del reality show y despierta, como poco, la curiosidad en el resto.

Sarah Gertrude Shapiro, creadora de 'UnREAL' y antigua trabajadora de 'The Bachelor', afirma que la serie de Lifetime se basa en las encrucijadas morales que se ha encontrado en su trabajo más que en hechos reales. El personaje de Rachel está hecho a su imagen y semejanza, y tras acabar la primera temporada uno no puede evitar imaginar cuánto hay de real y cuánto hay de ficción.

La realidad ficcionada llevada al extremo

Todo aquél que haya visto algún "reality show" en forma de episodio semanal (quitamos a 'Gran Hermano', 'Supervivientes' y cualquier reality base de Telecinco), sabe que lo que ve no es real, al menos en el sentido más puro de la palabra. Hay un guion, un rodaje, una repetición de escenas, un ornamento y una influencia externa que lo modifica todo. Tanto que parece ficción, pero no lo es.

Hay un guion, un rodaje, una repetición de escenas... tanto que parece ficción, pero no lo es.

Lo único que hace 'UnREAL' es mostrar todo esto, dándole un punto de drama para hacerlo aún más atractivo -como si no lo fuera ya- para todo el mundo, pero a la vez construye a dos personajes femeninos en una práctica relación de simbiosis que han servido de eje central en torno a lo que ha girado todo, desde la manipulación de "Everlasting" hasta sus vidas personales. Todo mezclado en un delicioso batido de realidad.

La forma en que Quinn dicta sentencia cada vez que habla, algo que dejó claro desde el piloto de la serie, se complementa con la forma dulce y casi susurrante de hablar que tiene Rachel, si bien las dos tienen veneno en lugar de saliva. La destrucción de las vidas de las pretendientas en pos de unos puntos de rating reflejan su verdadera realidad, sin escrúpulos ni ningún tipo de límite .

La muerte de Mary, ¿el salto del tiburón?

No podemos negar que 'UnREAL' se mete en unos auténticos berenjenales durante sus diez episodios, desde la homosexualidad a las drogas pasando por la violencia machista. Sus responsables lo conocen y lo potencian, y lo peor es que en todo momento parece real, hemos visto ejemplos.

No Matemos A Nadie

La muerte de Mary en el sexto episodio es el único elemento que podríamos considerar como absolutamente ficticio por no conocerse un caso similar en la historia del género, aunque ¿cuántos de vosotros conocéis ese famoso vídeo de Dr Phil con Todd de 'Survivor' (ojo a los spoilers)? ¿Alguien hace una posible conexión entre ambos?

Dos mujeres juntas en la destrucción

Unreal Rev
Pero más allá de lo atractivo de su envoltorio, 'UnREAL' merece la pena por la relación entre sus dos protagonistas, una diva -¿Quinn King, en serio?- y una hormiga trabajadora que nos han regalado planos y conversaciones, tanto juntas como en solitario, que son la envidia de cualquier aspirante a guionista. Mención especial a esa escena final, un "Te quiero" envenenado que vale más por la mirada de Rachel -maravillosa Shiry Appleby- que por lo que realmente dice.

Sabemos que tendrá segunda temporada, aunque no sabemos con qué forma; quizá una segunda temporada de "Everlasting" cambiando de soltero, si bien no creo que quieran prescindir de Freddie Stroma. En cualquier caso, está claro que nos encontramos ante un producto novedoso, fresco y muy disfrutable, indigno de las TV movies de saldo de Lifetime, que juega con nosotros en lo que enseña y que nos hace ver la televisión de otra forma. No es la nueva 'Mad Men', que se oye de todo por ahí, pero sí uno de los puntos clave de este año.

En ¡Vaya Tele! | Por qué ‘UnReal’ no es anti-reality: la guerra entre ‘The Bachelor’ y ‘Everlasting’

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos