Compartir
Publicidad

'Power' arranca prometedora

'Power' arranca prometedora
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He de reconocer que la primera vez que oí hablar sobre 'Power' me mostré muy escéptico. No era la primera vez que algún artista del mundo de la música se interesaba por participar una serie y la historia demuestra que hay que mostrar recelo. Aunque casi más que la participación de 50 Cent como productor ejecutivo, me preocupaba más que la cadena fuera Starz, con la que tengo más disgustos que alegrías (haciendo memoria y quitando 'Spartacus' y la última temporada de 'Torchwood', la calidad no pasa de mediocre). Así, a comienzos de mes pudimos ver el primer episodio de 'Power', un drama criminal que ha comenzado bastante prometedora.

'Power' gira en torno a un kingpin de la droga en Nueva York, James "Ghost" St. Patrick (Omari Hardwick), quien ve cumplido uno de sus grandes sueños: abrir un selecto club nocturno. Lo que nadie sabe es que esta discoteca si bien es una vía para blanquear dinero, en realidad es la vía de salida para James de dejar el mundo del crimen, algo que no parece entusiasmar ni a su socio Tommy (Joseph Sikora) ni a su esposa Tasha (Naturi Naughton) quienes consideran que lo suyo es seguir con la droga.

Mientras que el club parece ir yendo viento en popa, la distribución de droga parece correr peligro cuando algunos de sus camellos son atacados. Ghost y Tommy intentan buscar culpables intentando evitar una guerra de bandas y perder el sustancioso trato con su proveedor, Lobos, una de las cabezas más importantes del narcotráfico. Lobos, además, está en el punto de mira de los federales, en una investigación capitaneada por Angela Valdes (Lela Loren), antiguo amor del instituto de James con quien se reencuentra en el club tras casi veinte años sin verse.

'Power', entre drogas y discotecas

Power

El primer episodio de 'Power' es soberbio. Podría ser mejor, evidentemente, pero como primer episodio cumple: Buena presentación de los personajes y sus circunstancias, tiene su dosis de acción y por lo general engancha. Y los dos siguientes episodios (los emitidos hasta el momento), siguen dejando buenas vibraciones. Por lo general está bien hilado y planteado, logrando que argumentalmente sea una serie bastante sólida e interesante para todos los que nos guste este tipo de historias.

Si bien 'Power' promete bastante, también es cierto que hay elementos de la trama que no terminan de encajar en la serie. Me refiero, sobre todo, a cómo está planteado el triángulo entre Tasha - James - Angela, sobre todo en lo que respecta a Tasha. Sus escenas y gestos de "sospecha", por no hablar del momento «voy a poner cachondo al chófer porque he visto a mi marido saludar a una chica», rebajan demasiado el tono del drama hacia un nivel culebronesco impropio. Claro que esto también es culpa de las facultades interpretativas de Naturi en particular, y del resto de actores en general.

Power

Lo que más me ha gustado de 'Power' es el hecho de que por primera vez en unos cuantos años haya una serie que siga la estela de 'Sons of Anarchy', guardando las distancias, claro. Los paralelismos están ahí (criminal que busca una vida "legítima", un toque de drama familiar, se vislumbran guerras de bandas en el horizonte...) y Courtney Kemp Agboh, creadora de la serie, hace un buen trabajo a la hora de equilibrar los ingredientes de los que dispone.

En líneas generales a 'Power' le falta pulirse y bastante rodaje, pero estos tres primeros episodios muestran una promesa que ya veremos si se cumple. A esta primera temporada le faltan cinco episodios y Starz ya la ha renovado para una segunda temporada de diez, por lo que tenemos serie para rato. Agboh tiene la misión ahora de confirmar en lo que queda de temporada las buenas sensaciones que me han transmitido estos primeros episodios y terminar de dar lustre a este drama.

En ¡Vaya Tele! | Tráiler de 'Power'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos