Compartir
Publicidad
Por qué 'The Americans' es la mejor serie que no estás viendo
Ficción internacional

Por qué 'The Americans' es la mejor serie que no estás viendo

Publicidad
Publicidad

Esta noche, a las 00:45, Fox Life estrena en VOS la cuarta temporada de 'The Americans', una de las series mejor consideradas por los críticos estadounidenses, pero de las que más pasa desapercibidas para el gran público. El año pasado, se llevó el Critics' Choice a mejor drama por una tercera temporada que figuró entre las mejores series de 2014/15 y la expectación por ver cómo puede seguir la historia en la cuarta entrega es muy alta.

Para los que no queráis trasnochar, o prefirais verla doblada, llegará a Fox Life el día 29, a las 21:40, y es una una buena oportunidad para subirse al carro de una serie que ha demostrado ser toda una experta en el manejo de la tensión y en la construcción de unas situaciones llenas de complicaciones éticas que, además, son directamente a vida o muerte.

La complicada familia Jennings

En el centro de 'The Americans' están Philip y Elizabeth Jennings (Matthew Rhys y Keri Russell), dos espías soviéticos infiltrados de una manera muy profunda en la sociedad estadounidense de principios de los 80, cuando la Guerra Fría estaba en uno de sus puntos álgidos y Ronald Reagan, el presidente de Estados Unidos, determinó que la lucha contra la URSS era un imperativo moral. En ese clima de paranoia, los Jennings aprovechan sus tapaderas de americanos corrientes, dueños de una agencia de viajes, para realizar diferentes misiones que les encarga la Central del KGB a través de distintos contactos.

Theamericans4 3

Esas misiones cada vez van pidiendo más de sí mismos y van afectando más sus convicciones. Cuando arranca la serie, Philip tiene dudas sobre si deberían seguir haciendo esto, sobre si no deberían desertar para proteger a sus dos hijos adolescentes, pero Elizabeth no quiere oír hablar del tema. Sin embargo, la cuarta temporada empieza con Elizabeth teniendo sus propias dudas, sobre todo por la manera en la que Paige, su hija mayor, acaba involucrada en toda la historia.

La relación entre Elizabeth y Philip, obligados a casarse y tener hijos sin conocerse de nada y para mantener su tapadera en Washington, que van enamorándose con el paso de los años, es el sostén de 'The Americans'. La serie se preocupa en mostrarnos el precio emocional que los asesinatos, las traiciones y la utilización del sexo para llegar a determinadas fuentes acaba teniendo en los Jennings, y cómo cada vez se vuelve más difícil mantener separada su vida de espías de su fachada como familia normal y corriente.

Desde luego, la nueva situación de Paige promete grandes cosas para la cuarta temporada. El secreto de sus padres empieza a salir a la luz, lo que implica que se van a ver en el mayor peligro imaginable desde que llegaron a Estados Unidos. ¿Y en qué posición queda ella? ¿Cómo va a poder seguir adelante, si es que es posible hacerlo? Holly Taylor, su intérprete, fue una de las grandes revelaciones de la tercera temporada y, ahora, está llamada a ser todavía más importante.

'The Americans', las pelucas y la tensión

Aunque la familia Jennings sea el centro de la serie, 'The Americans' no deja de ser una serie de espías, con un secundario como Stan trabajando para el FBI buscando, precisamente, a esos agentes soviéticos infiltrados. Las misiones de Philip y Elizabeth son parte muy importante de la trama y, en ellas, uno de los aspectos favoritos de los fans son sus disfraces y pelucas para adoptar distintas identidades. Algunas webs han llegado a recopilar rankings de todas las pelucas que los protagonistas han llevado en alguna ocasión, y ha habido discusiones muy serias sobre cómo es posible que, en algunos momentos muy físicos, no las hayan perdido.

Lo interesante de esas misiones es que no sólo ponen cierta nota de acción y de tensión en la serie, sino que sirven para hacer evolucionar a los personajes. En la tercera temporada, una tarea en concreto con un robot de correo se convierte en todo un tour de force emocional para Elizabeth, y el contacto con un grupo sudafricano anti-apartheid en Washington les obliga a cuestionarse algunos de sus métodos.

'The Americans' es toda una experta en el manejo de la tensión y el riesgo en el que se mueven todos los personajes

La situación no sólo es complicada para Philip y para Elizabeth. Stan se encuentra en un terreno muy resbaladizo por culpa de su conexión con Nina, empleada de la embajada soviética que atraviesa sus propios problemas y tiene que tomar su ración de decisiones imposibles, y para ninguno es sencillo hacer las cosas que hacen. En cuanto lo profesional se mezcla con lo personal, el peligro se acrecienta y la tensión no para de elevarse, sin que nunca llegue a soltarse del todo.

'The Americans' tiene una estupenda ambientación en los 80 (con un uso muy inteligente de la banda sonora, especialmente cuando deciden emplear canciones de Fleetwood Mac), un reparto en el que no hay ningún eslabón débil y donde brillan secundarios como Alison Wright (Martha) y el impulso por explorar a fondo las consecuencias personales de las misiones de los Jennings y de las decisiones que toman tanto sus jefes como los de Stan en el FBI. La serie se mueve en una esfera más privada y menos clásica de las historias de espías, y ahí está su gran fuerte.

En ¡Vaya Tele! | 'The Americans' cierra la temporada en la que todo salta por los aires

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos