Compartir
Publicidad
Por qué deseamos que la tercera temporada de ‘Better Call Saul’ no sea el fin de Jimmy
Ficción internacional

Por qué deseamos que la tercera temporada de ‘Better Call Saul’ no sea el fin de Jimmy

Publicidad
Publicidad

Esta noche se estrena en AMC, y mañana martes en Movistar+, la tercera temporada de ‘Better Call Saul’, el spin-off de ‘Breaking Bad’ que desde su primera temporada consiguió eso tan difícil que es destacar por sí misma al margen del material original. De hecho, esta precuela del personaje de Saul Goodman se reveló en su primera temporada –y afianzó con la segunda- como un drama redondo que hacía suyo el concepto del break bad.

Desde el estreno de ‘Better Call Saul’ flota en el ambiente una duda esencial con respecto a la serie: ¿cuándo se convertirá Jimmy en Saul? ¿Cuándo abandonará toda moral y todo escrúpulo para convertirse en el abogado que tanto nos gustaba despreciar en la historia de Walter White?

Cuando Jimmy se convierta en Saul va a ser una tragedia. Va a ser algo tristísimo. Vince Gilligan.

‘Better Call Saul’ nos cuenta la historia de un tipo con una complejidad moral que nace de la fuerte resistencia propia que ejerce para impedir la pérdida de su propia humanidad. Esa lucha interna es la esencia de la serie y ver cómo poco a poco Jimmy pierde la batalla es tan doloroso como absorbente.

Jimmy se resiste. Mucho. Constantemente. Lucha consigo mismo para no convertirse en algo que no quiere. Para no llevar demasiado lejos los chanchullos. Antes de que se estrenara, sus propios creadores, Vince Gilligan y Peter Gould, comentaban que la idea era contar ese paso de Jimmy a Saul en la primera temporada.

Me preocupaba que la gente pensase “joder, vale ya, enseñadnos a Saul de una vez, la serie se llama Better Call Saul”. Por eso pensábamos que como mucho llegaríamos a ello en la primera temporada. Sin embargo, es patente en lo que hemos visto hasta ahora que cuando se sentaron a desenmarañar a Jimmy se percataron de cuánto dolor y complejidad había tras la fachada de Saúl. Gilligan.

Peter Gould decía en una entrevista reciente que cuanto más conocían a Jimmy, más distancia había entre él y Saúl. «En en piloto veíamos a ese tipo con traje marrón que ya estaba haciendo artimañas. Pero cuanto más veíamos al Jimmy de verdad más nos dábamos cuenta de sus buenas intenciones, su gran corazón y su cariño hacia su hermano y hacia Kim. Todas estas cosas nos alejaban cada vez más de Saul Goodman y empezamos a preguntarnos, ¿cuál es la diferencia entre estos dos tipos?»

Saul Ep S2 01 Una de las ilustraciones de Matt Talbot, que hace pósters de cada episodio de Better Call Saul.

Gran parte de que el personaje haya crecido tanto y ganado profundidad es gracias a Bob Odenkirk. Después de ‘Breaking Bad’ y de conocer al personaje que interpretaba, había muchas dudas con respecto a qué tipo de serie sería ‘Better Call Saul’. ¿Un procedimental de abogados? ¿Una comedia negra plagada de delincuentes? ¿Podía un personaje como Saul salir de la cualidad de secundario y liderar su propia serie?

Y entonces ves los primeros episodios de Bob como Jimmy y entiendes todo lo que hay detrás. El trabajo de Odenkirk dando alma a Jimmy y mostrando esa lucha moral interna es fantástico. Mostrándonos el cariño que siente hacia su hermano a pesar de todo; su mirada de admiración y a la vez de dolor. Su mirada de desear ser la mejor persona posible para convencerse que merece a alguien como Kim. Todos estos detalles están en Bob.

No creo que hubiésemos podido hacer la serie sin el toque de franqueza que Bob le otorga a Saul Goodman, porque si sólo lees las palabras del guión podría parecer un personaje de Los Simpsons. (…) La cosa es que incluso cuando es Saul Goodman siempre hubo cierta vulnerabilidad. Saul quería caer bien a la gente, no lo hacía todo por el dinero. Vimos a Jimmy McGill a través de la grieta de Saul Goodman. Gilligan.

Esta exploración del personaje de Jimmy, tanto su batalla interna como los elementos exteriores que influyen en su pérdida paulatina de la esperanza, es lo que hace estimulante y vibrante a 'Better Call Saul'. Es el verdadero drama y la razón de ser de la serie. Por eso Saul tiene que tardar aún en llegar. Es un camino que además va acompañado de la historia de Mike, un tipo que también está tomando un camino cuestionable muy a su pesar.

Después de lo ocurrido al final de la segunda temporada entre Jimmy y Chuck, las perspectivas para el protagonista no son buenas. Quizá sea esta tercera entrega cuando Saul pronuncie su discurso de «soy rebelde porque el mundo me hizo así». Sea como sea, está siendo duro ver esa transformación junto a él y será muy descorazonador cuando finalmente le veamos tirar la toalla.

Ilustración | Matt Talbot
En ¡Vaya Tele! | 'Better Call Saul' mantiene su brillantez con una segunda temporada más rica en relaciones

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos