Compartir
Publicidad

'Major Crimes', la fórmula infalible y nada más

'Major Crimes', la fórmula infalible y nada más
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La segunda, y extensa, temporada de 'Major Crimes', la prolongación de 'The Closer' tras la marcha de Brenda Johnson/Kyra Sedwick, acabó en TNT hace poco menos de un mes, y ha venido a confirmar lo que ya vimos en sus primeros episodios. La fórmula procedimental tan exquisita de 'The Closer' se ha mantenido en su hermana pequeña, apoyada por un elenco de secundarios que ya son de la familia y por los que perdonamos la escasa y mal llevada trama de fondo que lleva ya dos años con nosotros.

Desde el principio quedó claro que Mary McDonnell/Sharon Raydor no iba a acercarse lo más mínimo a la grandeza de Brenda, pero servía para mantener el esquema simple, entretenido y llevadero de la serie. Los capítulos van sobre raíles, son fáciles de seguir y tienen un sello de identidad tan intrínseco que son fácilmente reconocibles. Pero la falta de una protagonista carismática y un fondo continuo e interesante ha hecho que el espectador de 'The Closer' que no era fan del procedimental se bajara en los primeros episodios.

Para los que hemos subsistido, 'Major Crimes' ha seguido siendo una infalible apuesta de entretenimiento, y los guiños al espectador veterano han servido para que la sigamos queriendo. A falta de pan, buenas son tortas. Flynn y Provenza no han fallado en su capítulo humorístico de la temporada, y pequeños detalles como la hucha de Provenza, que hace sonar cada vez que alguien imprime algo en su impresora, o la tendencia a la verborrea de Tao sirven para darle algo de personalidad.

Sin embargo, el intento de seguir con la historia de Rusty ha sido una auténtica catástrofe, al menos hasta los últimos episodios. Llegó un momento en que su presencia en la serie era incluso perjudicial, y la falta de un desarrollo continuado abocó a 'Major Crimes' al procedimental más puro. Sólo en los últimos episodios, con la misión encubierta de Rusty y el asesino contratado por Stroh, remontó un poco este personaje que se mueve entre la indiferencia y el odio.

Major Crimes review
'Major Crimes' ha optado por extender todo lo posible la trama que abrió sutilmente en las dos últimas temporadas de 'The Closer', y no tiene pinta de que esto vaya a acabar pronto. No sé si se trata del miedo a perder el nexo con la serie original o al propio conocimiento de sus responsables de que Mary McDonnell no va a ser suficiente para mantener el interés (el corto periplo del marido de Raydor en la serie fue lo peor que se ha visto nunca en ella), pero no se puede vivir infinitamente de las rentas. Esta podría haber sido la temporada de su confirmación, con el caso Stroh resolviéndose de forma definitiva y trayendo de vuelta, aunque fuera unos minutos, a Brenda. Podría haber sido el relevo definitivo que permitiera a 'Major Crimes' crecer de forma individual. Volverá en junio con nuevos capítulos, estos ya de la tercera temporada.

En ¡Vaya Tele! | 'Major Crimes', a la sombra de Brenda y con Stroh como telón de fondo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos