Compartir
Publicidad

La importancia de llamarse Sterling Archer

La importancia de llamarse Sterling Archer
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Aviso: spoilers

Las rosas son rojas, las violetas azules. Odio las rimas. Pene.

No sé si muchos en Fox confiarían en que aquella nueva serie de animación para adultos, que pusieron en marcha en 2010, tuviera éxito. Eso sí, la premisa parecía tenerlo todo para triunfar: una parodia de las ficciones sobre agentes secretos, organizaciones ultra desconocidas y cárteles de la droga. Y, como guinda, un personaje de los que es difícil olvidar.

Sterling Archer es el gran protagonista de 'Archer', a la que incluso da su nombre. El actor que presta su voz para este inolvidable personaje es H. Jon Benjamin, un cómico que se ha especializado en dar vida a personajes de animación de series tan populares como 'Bob's Burguer' o 'Padre de familia', aunque también hemos podido verlo en acción en ficciones como 'Parks and Recreation'.

Un hombre ¿perfecto?

Archer2

Uno de los aspectos más interesantes de esta propuesta es ese juego con el tiempo en el que no sabemos muy bien en qué época estamos. A veces, nos parece visitar la Nueva York de los 'Mad Men', pero la tecnología que se emplea en la serie nos remite a años más recientes. Sea como sea, Archer es un hombre que pertenece a una tipología universal que nunca caduca.

En un principio, es como el hombre perfecto. Pero, como decimos, es sólo muy al principio (hasta que abre la boca, básicamente). Archer es resolutivo, valiente, fuerte, rápido, osado... Todo lo que un agente secreto debería ser. Amén de resultar tremendamente atractivo e irresistible para las mujeres, otro de esos tópicos de espías que la serie se encarga de destruir.

Las personas y yo

Twinbed For Archer

Su elegancia al vestirse y peinarse no nos engañan demasiado. Archer está lleno de defectos. No sólo es egoísta hasta límites que ponen en riesgo la salud de otros, sino que la alta estima que tiene de sí mismo lo convierte en un ser arrogante, presumido y bravucón. En fin, en un personaje muy divertido.

Archer es una estrella, el agente más cotizado, pero no encontraríamos a muchas personas de su entorno que hablaran bien de él. Más bien lo contrario. Se relaciona con los demás como si éstos fueran un kleenex a utilizar, o ya utilizado incluso. Sólo busca su propio placer, su propia satisfacción, una manera de seguir siendo el más guapo sin tener que despeinarse.

Claro está, el entorno que le rodea juega a su favor. Archer es un seductor con las féminas (tenga que pagarles o no por sus servicios). Al mismo tiempo, levanta la envidia y admiración entre los hombres de su trabajo. Conociéndoles un poco a todos, muchas veces es Archer el único que nos parece un poco lógico y coherente, así esta el nivel entre los chicos de la serie.

Su madre

Archer

Hay alguien que ha marcado el pasado, presente y futuro de Archer, y no se trata de un viejo amor o una amistad para siempre. Más bien, hablamos de una relación enfermiza pero sólida como una roca. El mayor apoyo y el mayor enemigo que tiene Archer es su propia madre: Mallory, otro brillante personaje al que veneramos.

Quien tuvo, retuvo, y Mallory, que se conserva estupendamente en ese alcohol que no puede dar de consumir, coquetea con todos los pesos pesados de las organizaciones. Con su único hijo, es déspota y cruel pero también tremendamente sobreprotectora, haciendo que el complejo de Edipo cobre nuevas alturas en esta ficción más que recomendable.

En ¡Vaya Tele! | La importancia de llamarse

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos