Compartir
Publicidad
'Agent Carter', diversión, espías y aventuras con encanto
Ficción internacional

'Agent Carter', diversión, espías y aventuras con encanto

Publicidad
Publicidad

Todos los estudios de cine quieren parecerse a Marvel, ya que el universo que han creado arrasa sea cual sea la competencia. Eso quizá cambie en el futuro, pero lo que ahora realmente preocupa a la Casa de las Ideas es conseguir asentarse en la pequeña pantalla, ya que ‘Agentes de SHIELD’ no ha logrado el éxito esperado, y buena culpa de ello lo tiene el escaso interés de sus primeros episodios hizo que millones de americanos dejasen de verla e incluso llegó un punto en el que a nadie le hubiese sorprendido su cancelación.

Marvel y ABC han aprovechado el parón invernal de ‘Agentes de SHIELD’ para lanzar su última gran apuesta televisiva, un spin-off de la entretenida ‘Capitán América: El primer vengador’ centrado en el personaje de Peggy Carter interpretado por Hayley Atwell. ‘Agent Carter’ era sin duda uno de los platos fuertes de esta midseason, pero siempre quedaba la duda de si tendría un inicio tan desalentador como el de ‘Agentes de SHIELD’. No ha sido el caso, pues en apenas dos episodios ya ha demostrado ser un notable entretenimiento con mucho encanto.

’Agent Carter’, un cóctel bien agitado

Los villanos de

Si tuviera que resumir la impresión que me han dado los dos primeros episodios, diría que se trata de una efectiva combinación entre los seriales cinematográficos –y radiofónicos, a los que se alude de forma directa en el segundo capítulo- de los años 40 y 50, ese encanto ingenuo pero no estúpido propio sobre todo del cine de los 80 y ‘Alias’. Una mezcla peculiar, pero el hecho de no contar con superhéroes de ningún tipo ha obligado a Tara Butters, Michelle Fazekas y Chris Dingess a ser más creativos en la forma de expandir el cortometraje también protagonizado por Carter, pero sin traicionarlo, ya que no sólo no reniegan del parentesco con el mismo, sino que incluso recuperaron a su director para encargarse del piloto.

De hecho, tanto el cortometraje como la serie televisiva arrancan con las mismas imágenes sacadas de ‘Capitán América: El primer vengador’ y ambos abordan los problemas que Carter tiene con el machismo que sus compañeros de trabajo, pero en lo que ahora nos interesa hay espacio para desarrollarlo con algo más de tranquilidad, y ahí tenemos el primer acierto de ‘Agent Carter’, ya que también muestra preocupación por detalles más terrenales pero necesarios para que el hecho de ambientarse en 1946 sea algo más que una curiosa anécdota.

Interrogatorio de

Además, esta nueva ‘Agent Carter’ tiene también la posibilidad de establecer la valía de la protagonista de forma más sosegada, pero sin que ello suponga entorpecer su evolución argumental, ya que el hecho de que su primer temporada cuente con apenas 8 episodios obliga a que todo sea más fluido y que nunca se pare más de la cuenta en nada. Este punto podría haber originado varios problemas –superficialidad, un ritmo demasiado acelerado, etc.-, pero por ahora han sabido evitarlos todos para convertirla en una aventura continua en la que todo lo que ha sucedido con anterioridad tiene importancia de una forma u otra en lo que vemos en pantalla en ese momento.

Tenía también cierto miedo a que el hecho de estar dentro del universo Marvel limitase la propuesta, pero lo cierto es que en todo caso ha sucedido lo contrario, pues se aprovecha de sus virtudes –en este caso hay tan pocas cosas que tengan la aparente obligación de hacer que hace que la serie tenga libertad para encontrarse a sí misma con rapidez- y añade varios guiños para los fans que tampoco restan de nada de cara al no iniciado. Además, recupera la estimulante ambientación de época de ‘Capitán América: El primer vengador’ y apuesta por ella para que, como ya decía más atrás, sea algo más que una curiosidad, cuidándose con mimo todo tipo de detalles, desde los decorados hasta la banda sonora.

El lado “divertido” del espionaje

Escena de

Las historias de espías se suelen asociar en demasía a tramas complejas con un tono distante que hace que muchos espectadores sean incapaces de conectar con ellas por buenas que puedan llegar a ser. Está claro que habrá quien aún sienta pereza ante la notable presencia del espionaje en el relato, algo que además asumo que irá a más según pasen los episodios, pero Butters, Fazekas y Dingess han sabido asociarlo a la aventura y a las escenas más movidas, lo cual le da un innegable dinamismo al hecho de ir desentrañando poco a poco todos los secretos alrededor de la conspiración en marcha.

También me gustaría destacar el hecho de que se haya optado por sacrificar a un personaje que perfectamente podría haber tenido más continuidad, pues en otras series seguro que hubiesen estirado el chicle para que su muerte sucediera antes de un parón o incluso al final de temporada. Ese es un lujo que ni pueden ni quieren darse aquí, lo cual ha ayudado a que la sensación de amenaza sea mayor.

Hayley Atwell es la Agente Carter

Como es lógico, todos sabemos que Carter va a salir airosa de todo a lo que se enfrente –algo que también sucederá con otros personajes como el padre de Iron Man-, ya que su personaje tiene una breve aparición en ‘Capitán América. El soldado de invierno’ -una de las mejores películas de 2014-, pero al menos así realmente nos creemos que pueda pasarle algo a sus seres queridos, lo que la lleva a un intento de aislamiento que, eso sí, resulta un poco más esquemático de lo deseable. De lo poco reseñable negativamente dentro de lo que parece una historia perfectamente medida y en la que sus guionistas tienen claro a dónde hay que llegar y que no hace falta andarse con rodeos.

No tengo grandes quejas sobre el reparto –por decir algo, no me vuelve loco Chad Michael Murray, pero por ahora no considero que sea una lacra-, pero está claro que Atwell es la gran estrella de la función y sus guionistas están aprovechándose de ello al máximo, ya que la actriz tiene la suficiente capacidad para añadir interés a los momentos más tópicos -ahí resulta clave su versatilidad, ya que no todas las actrices serían capaces de ir dando saltos de tono en su actuación de forma tan efectiva-, pero también para resulta totalmente creíble en las escenas de pelea, su carisma es indiscutible y tampoco hace ningún mal aprovecharse de su físico para potenciarlo en las diferentes misiones a las que se enfrenta, siendo ahí donde más pensé en su parentesco con ‘Alias’.

No voy a decir que ‘Agent Carter’ sea una genialidad, porque no lo es, pero sí es un estupendo entretenimiento que se pasa volando y que te deja con ganas de mucho más. Tiene encanto, es divertida -sobre todo cuando Carter se hace la tonta ante sus compañeros de trabajo para aprovecharme de su machismo-, una gran protagonista –otra más que sumar a la lista de grandes heroínas televisivas- y una historia lo suficientemente atractiva y bien llevada como para que los no pocos clichés que asume nunca lleguen a ser una importante limitación. Necesitamos más series como esta, que combinen entretenimiento y tener las ideas muy claras.

En ¡Vaya Tele! | Ocho grandes heroínas televisivas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos