Compartir
Publicidad
'¿Qué fue de Jorge Sanz?' vuelve con una reflexión sobre los peligros del éxito
Movistar+

'¿Qué fue de Jorge Sanz?' vuelve con una reflexión sobre los peligros del éxito

Publicidad
Publicidad

“Mira, en mi experiencia profesional sólo hay una cosa peor que el fracaso, es el éxito”. Así podría resumirse, en palabras de David Trueba, el nuevo capítulo especial de '¿Qué fue de Jorge Sanz?', que se verá en Movistar+ el próximo 4 de marzo, y que los principales responsables presentaron ayer a la prensa en Madrid. La frase que abre este texto se refería, en realidad, a un consejo que Trueba suele dar a la gente que empieza en el cine, pero podría trasladarse al propio Jorge Sanz ficticio.

Porque la vida lo está tratando muy bien. Dos años después del último episodio especial, en el que Sanz llegaba a sufrir un ataque al corazón en el teatro, se encuentra en la cresta de la ola. Su terapeuta lo ve curado, ha dejado de beber y de fumar, rueda un anuncio de café, estilo Nespresso, con Úrsula Corberó (nueva incorporación a la serie) y está a punto de irse a rodar una película a Budapest. Sólo hay una pequeña mancha en todo este momento dulce: Amadeo.

Jorge y Amadeo, y el riesgo del éxito

Amadeo, el fabricante de quesos que arranca la serie como el representante de Jorge Sanz, se ve abandonado cuando éste tiene un poco de éxito, y el octavo episodio es, en gran parte, la historia de cómo Amadeo intenta, por todos los medios, volver con él. "Somos la misma persona, de alguna manera", bromea Jorge Sanz, mientras Trueba explica la importancia que tienen los personajes para que una historia funcione:

"La gente siempre está muy obsesionada con las tramas, pero más importante que lo que sucede, son los personajes. La potencia de los personajes es lo que hace grande una novela, lo que hace grande una serie. No tanto que la trama esté bien urdida, que también. Idealmente, si está bien urdida, mejor. Pero al final, uno se para pensar por qué han quedado unas series concretas. ¿Es la trama de ‘Los Soprano’, o de ‘Mad Men’ o ‘The Wire’, mejor que la trama de las últimas series de los últimos años que no tienen, obviamente, ni el éxito ni la calidad de ésas? No, lo que era incuestionable es que había personajes ahí con mucha potencia. Para mí, en esta serie, más allá de lo que suceda en cada episodio, hay dos personajes centrales (…), dos cosas que son esenciales, que son ellos dos y la relación entre ellos dos. Es como una gran historia de compañeros, de amigos, del escudero y el caballero andante".

Mientras el Jorge Sanz de ficción ve cómo todas las penurias que pasó en los capítulos anteriores se quedan atrás (con figura en el Museo de Cera incluida), Amadeo se siente desplazado. Jorge juega ahora en las grandes ligas (o eso cree él), pero aunque tenga una representante más a la última, o se codee con Fernando Trueba (no se menciona por el título, pero la segunda parte del episodio transcurre en el rodaje de 'La reina de España'), sigue siendo el mismo tipo un poco patán de antes. O hasta lo es un poco más.

En palabras de Jorge Sanz, "el éxito es algo que cambia mucho a la gente, y creo que se ve mucho la personalidad de la gente cuando tiene éxito. Y empieza a opinar cuando le ponen un micro delante, y ves cómo le cambia la vida de repente, cómo le cambia la personalidad. Eso es algo que queríamos retratar de alguna manera". David Trueba profundiza en esa cuestión señalando que "queríamos jugar con la fina línea entre el éxito y el fracaso, que hace a veces que tú, en el fracaso, no sólo no pierdas la dignidad, sino que la refuerces, que te apoyes más en la gente que está a tu lado. A veces es el éxito lo que te transforma en un personaje indigno".

El mundo real de '¿Qué fue de Jorge Sanz?'

Jorgesanz4

'¿Qué fue de Jorge Sanz?' sigue con su sátira de todo lo que rodea al mundo de los actores (el cameo inicial de Aitana Sánchez Gijón es tremendo), pero esta vez, también se ha filtrado algo de la vida real, de la actualidad del momento en el que se grabó el capítulo. David Trueba tuvo la idea mientras trabajaba en su última novela, que se publicará en abril. "Estaba en un parón del libro; lo tenía acabado, pero quería corregir cosas, y entonces, un día vi a Jorge y de pronto fue, “ah, se me ha ocurrido un episodio con esto de Hungría, que vais a rodar ‘La reina de España’ en Hungría", señala.

El director y guionista apunta que, cuando hay un rodaje fuera, puedes estar allí trabajando durante meses, y no enterarte de lo que pasa en ese país, y así surgió toda la trama de la segunda mitad del capítulo: "La serie siempre ha tenido un contexto, no sólo el de Jorge, sino del contexto actual (...). A mí me gusta que se cuele la realidad. Precisamente, fue la crisis de los refugiados emigrantes y Hungría, la relación de ambas cosas, cuando yo me pregunté qué es Hungría para nosotros. Para la gente del cine, ahora es un sitio que tiene una calidad de estudios y decorados buenísima, y de técnicos. Va mucha gente a rodar, pero ni se enteran (...). Qué curiosa es esta profesión, que tú vas por los sitios, pero no te enteras de lo que pasa".

El rodaje en Hungría de 'La reina de España' y la crisis de los refugiados son dos inspiraciones para la vuelta de '¿Qué fue de Jorge Sanz?'

La estancia en Budapest, además, es el momento en el que la buena racha de Sanz empieza a descarrilar poco a poco, en gran parte, por su culpa, y también es una oportunidad de oro para que hagan pequeños cameos desde Santiago Segura y, como ya hemos comentado, Fernando Trueba, a Antonio Resines, todo un clásico de '¿Qué fue de Jorge Sanz?'

Y la serie está abierta a que pueda haber cambios de última hora. Trueba explica que su referente a la hora de rodar no es tanto 'Curb your enthusiasm', como Ken Loach. "Era un referente formal que usaba con los técnicos, porque Ken Loach rueda de una manera bastante portátil, con equipos pequeños", afirma el realizador, que añade que "los actores tienen el texto pero les permite improvisar, les va diciendo cosas, les va cambiando (el texto), y también saca de su vida personal. Rueda en las calles, no monta decorados, prefiere rodar donde vive la gente".

Una serie de capítulos especiales

Jorgesanz2 Eduardo Antuña, David Trueba y Jorge Sanz, en el preestreno del nuevo episodio de '¿Qué fue de Jorge Sanz?'

'¿Qué fue de Jorge Sanz?' empezó su andadura como una temporada más convencional, con seis episodios de media hora. Después, sin embargo, sus responsables han optado por dejar pasar el tiempo y hacer capítulos especiales, de duración más cinematográfica, para ver en qué punto de su vida está el Jorge Sanz ficticio en cada momento.

"Nos favorece a la idea de la serie que estamos haciendo", comenta su protagonista, y Trueba añade que "pasan tres años y tenemos otro episodio. Ese paso del tiempo, ese poso, se va quedando de episodio en episodio". Reconoce, no obstante, que "lo hemos hablado, de pronto, en alguna entrega, hacer seis o cuatro episodios. Pero dejar el paso del tiempo, e ir haciendo episodios alternativos, convive mejor con la idea de hacer un episodio especial".

De momento, el 4 de marzo, los espectadores podrán ver qué ha estado haciendo ese Sanz de la ficción en la nueva entrega de '¿Qué fue de Jorge Sanz?', y tal vez para la próxima esté otra vez en el hoyo. Como explica su intérprete, "esto lo explicaba Serrat muy bien. El éxito es circular. Tú puedes estar arriba, pero en cuanto estás arriba, empiezas a bajar (…). Lo que no hay que hacer es ir detrás del éxito. Tú tienes que dedicarte a lo tuyo, hacerlo con mimo, hacerlo con cuidado, con cariño. Llega un momento que ya tocas fondo, que también es muy nutritivo, pero si tú haces lo que ha gustado una vez, y lo haces con cariño, enseguida vuelves a estar arriba, y otra vez vuelves a bajar".

En ¡Vaya Tele! | '¿Qué fue de Jorge Sanz?', genialidad y patetismo elevados a la máxima potencia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos