Sigue a

Nostalgia Tv: Retorno A Brideshead

Pese a su condición de miniserie y a los años que han pasado, no son pocos los que después de ver ‘Retorno a Brideshead’, la adaptación televisiva de la novela de Evelyn Waugh, siguen teniéndola entre lo mejor de la ficción televisiva británica. Es raro que haya tanta unanimidad, más aún si la serie nace de un libro, pero la producción de Granada TV consiguió recoger todo lo que engrandece la novela original y ser no un complemento o un pálido reflejo, sino la adaptación soñada por cualquier autor.

La serie se produjo en 1981. Granada Television necesitaba una serie de prestigio y echó el resto. Dio a Derek Granger y Martin Thompson, responsables del proyecto, carta blanca y confió económicamente en la viabilidad de un proyecto que no parecía fácil: ‘Retorno a Brideshead’ debía adaptar el complejo entramado de homosexualidad, amor, vida familiar y catolicismos que Evelyn Waugh escribiera en 1945.

Para lograrlo, Granger y Thompson tuvieron a todas las musas de su parte. Contaron con dos directores (Charles Sturridge y Michael Lindsay-Hogg) que supieron interpretar con imágenes la descripción de la nobleza británica, con sus lujos y sus miserias. Visualmente, Retorno a Brideshead es impecable, pero también narrativamente y eso que no era nada sencillo adaptar las disgresiones y los saltos en el tiempo de la novela original.

En realidad, nada era sencillo para ‘Retorno a Brideshead’. ¿Cómo contar en televisión y sin empalagar el retorno de Charles Ryder al lugar donde vivió una juventud tan llena de placeres como de culpa? Muchos de los conflictos de la novela de Evelyn Waugh eran interiores, difíciles de mostrar en la pequeña pantalla.

Claro que ‘Retorno a Brideshead’ contó con un elenco de actores en estado de gracia, sin los cuales todo el esfuerzo técnico seguramente hubiese quedado en un quiero y no puedo. De hecho, no hay más que ver qué ocurrió con la reciente y decepcionante adaptación cinematográfica: no transmite ni una cuarta parte de lo que debería contar.

El trabajo actoral está representado por la figura más conocida hoy en día de aquel reparto: un jovencísimo Jeremy Irons en un papel protagonista sencillamente perfecto o Anthony Andrews, compañero de andanzas y de mucho más de Irons.

Para el recuerdo queda también la banda sonora compuesta por Geoffrey Burgon, con sus emblemáticos vientos iniciales, o una fotografía y una puesta en escena brillantes.

Cuando llegó a España, dejó huella, pero en todas sus reposiciones ha conseguido buenas cifras. Tiene sentido: el público no es tonto aunque a veces se le trate como tal. Y con ‘Retorno a Brideshead’ demostró estar a la altura de lo que la serie pedía.

Si hoy en día ‘Mad Men’ representa una forma de hacer televisión alejada de la mayoría de las tendencias mayoritarias, hace casi 30 años fue ‘Retorno a Brideshead’ la que consiguió algo similar. Ambas series sugieren mucho más que muestran, tienen un ritmo pausado, son brutalmente sutiles, muestran un mundo que ya no existe (pero no lo juzgan, sino que obligan al espectador a sacar sus propias conclusiones) y están abiertas a tantas interpretaciones como seguidores tengan.

Ficha Técnica: Retorno a Brideshead

brideshead
  • Título Original: Retorno a Brideshead
  • Género: Drama
  • Cadena: Granada TV (1981)
  • Emitida en España: La1 y La2
  • Disponibilidad DVD: Completa en castellano y catalán

En ¡Vaya Tele! | Nostalgia TV

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios