Compartir
Publicidad
'OT: El Reencuentro' nos devuelve a la adolescencia
La 1

'OT: El Reencuentro' nos devuelve a la adolescencia

Publicidad
Publicidad

Ayer era un día de esos que estaban marcados en el calendario por parte de una gran porción del país. Quince años después los dieciséis concursantes de la primera edición de 'Operación Triunfo' se reunían para realizar un reencuentro con concierto y documental incluídos. Así ayer La 1 estrenó la primera entrega de 'OT: El Reencuentro', donde los chicos volvían a la Academia que les vio nacer.

Podemos resumir 'OT: el Reencuentro' como uno de esos momentos que necesitábamos en la televisión, y que necesitaba TVE. Por lo menos esta primera entrega parece haber captado la atención del gran público, con 4.7 millones de espectadores y un 24.8% de cuota de pantalla; bastante por delante del debate de Gran Hermano y del regreso de 'Salvados' (con un programa especial que también llamó la atención en redes sociales).

El programa comienza con las sucesivas llegada de los "triunfitos". Poco a poco van llegando a la casa con un orden que van de los menos importantes (pero aún así conocidos) a las megaestrellas que lanzó el concurso. Polémicas apartadas (por lo menos en ese momento), fue un momento cargado de emotividad, "te quieros" y buen rollo.

Este reencuentro fue conducido por Noemí Galera, directora de castings y componente fundamental de OT que, junto al piano de Manu iba hablando con los concursantes sobre cómo se sentían, sus recuerdos... vamos, lo típico de una reunión. Además iba calentando motores con momentos musicales remembers que, en el fondo, no se diferenciaban de cualquier noche de karaoke con tus amigos (de hecho no me hubiera extrañado que hubieran sacado el Singstar OT).

Yo lo peto con esta canción en el karaoke

Cuando parecía que íbamos a morir de azúcar y buenrollismo, empezamos a ver los primeros testimonios documentales: pequeñas piezas dedicados a concursantes individuales que expresaban su experiencia tanto durante como después de la academia. Especialmente duros con el programa fueron los de Àlex Casademunt y Alejandro Perreño, descontentos por las decisiones llevadas en la época tanto eligiendo canciones como a la hora de lanzar su carrera musical.

Sorprende, en este asunto, la sinceridad que le ponen, teniendo en cuenta que nos encontramos con un documental "corporativo". Pero es de agradecer que se refleje tanto lo bueno como lo malo, sobre todo porque ya los espectadores de la época vimos algunos momentos "chungos" de esa primera edición y lo que le siguió. Alguno puede pensar que es una muestra de ingratitud por todo lo que hizo 'Operación Triunfo' por ellos, pero el agradecimiento no impide la crítica.

Casademunt no supera cuando le dijeron lo de Fórmula Abierta

En esta época en la que aprovechamos cualquier ocasión para hacer un ejercicio de nostalgia, 'OT: El Reencuentro' ha sido la ocasión perfecta para devolver a la adolescencia (y en algunos casos, a la niñez) a gran parte de la audiencia española. Un momento de disfrutar de nuevo de un programa que nos enganchó. Esta primera entrega se ha dedicado a recordarnos qué significó, allá por 2001, 'Operación Triunfo'.

'OT: El Reencuentro' es un programa que no funciona para los ajenos a 'Operación Triunfo'. Y aquí es donde falla en su "formato" documental ya que da por sentado que todos sus espectadores saben quienes son los que no son Bisbal, Bustamante, Chenoa y Rosa, qué fue el programa y cómo era su dinámica. En este sentido no es bueno. Pero qué queréis que os diga: durante dos horas volví a tener 15 años y eso se agradece.

En ¡Vaya Tele! | Las 18 actuaciones que no deben faltar en 'OT: El Reencuentro'

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos